Mundo
Jueves 05 de Febrero de 2015

Encuentran la momia de un monje tibetano en estado de meditación

Expertos en filosofía budista aseguraron que la postura del cuerpo corresponde a un transe "profundo" en el que el hombre dejó de moverse voluntariamente.

Científicos del Centro Nacional Forense de Ulán Bator, en Mongolia, recuperaron los restos momificados de un monje tibetano que habría vivido hace unos 200 años y habría quedado inmóvil inmerso en "tukdam", un "profundo estado de meditación".

"Si la persona es capaz de mantener en ese estado durante más de tres semanas -cosa que rara vez ocurre- su cuerpo comenzará a encogerse y al final todo lo que queda es su pelo, uñas y ropa. Por lo general en este caso, la gente que vive alrededor del monje ven un arco iris durante varios días. Esto significa que él encontró su 'cuerpo arco iris'. Es el estado más cercano al del Buda", describió el doctor Barry Kerzin, monje budista y médico del Dalai Lama.

"Si el meditador puede mantener esa postura se convertirá en un Buda. Semejante estado elevado de espiritualidad también beneficiará a otros, ya que las personas a su alrededor se sentirán felices", agregó Kerzin.

Por su parte, el profesor del Instituto de Arte Budista Mongol de la Universidad de Ulán Bator Ganhugiyn Purevbata aseguró que el Lama momificado "está sentado en la posición del loto vajra, con la mano izquierda abierta y la derecha simboliza el Sutra".

"Es un símbolo de que el Lama no está muerto, sino en un profundo estado de meditación de acuerdo con la tradición ancestral de los Lamas budistas", agregó el profesor Purevbata sobre la postura que tenía la momia.

El hallazgo se produjo el 27 de enero pasado en un hogar de la provincia de Songinokhairkhan, donde un hombre la tenía escondida en su casa para venderla en el mercado negro, un delito penado hasta con 12 años de cárcel, informó el sitio ruso The Siberian Times.

Fuentes oficiales confirmaron que la momia pasó más de 150 años en la misma posición adentro de una cueva hasta que el ladrón la extrajo de su santuario natural para llevarla a su hogar en Ulán Bator, la capital de Mongolia.

El ladrón fue identificado como Enhtor, de unos 45 años, que pensaba transportar la momia al otro lado de la frontera de Mongolia.

Todavía falta realizar pruebas para determinar la antigüedad de los restos, ya que se cree que podrían ser del maestro Lama Dashi-Dorzho Itigilov, que nació en 1852 y murió en 1927, en la postura del loto, la misma que la de la momia encontrada

Comentarios