Automovilismo
Sábado 24 de Diciembre de 2016

En víspera de la carrera más exigente del mundo

El Dakar se iniciará el lunes 2 de enero en Asunción. Recorrerá 13 provincias argentinas. Serán 316 vehículos.

Solo resta un poco más de una semana para lo que será el inicio de una nueva aventura. La novena edición del Dakar en tierras sudamericana comienza a calentar motores de lo que será una nueva odisea. La prueba tendrá su inicio el lunes 2 de enero en Asunción, sumando por primera vez a Paraguay dentro de la hoja de ruta.
Los mejores competidores del mundo de 59 nacionalidades viajarán a Asunción para el inicio de la competencia que involucrara a Paraguay, Bolivia y Argentina. En total serán entre 8 mil y 9 mil kilómetros repartidos en 12 etapas, de los cuales 5 mil serán cronometrados.
La carrera más dura del planeta tendrá su día de descanso el 8 de enero en La Paz y culminará el 14 de enero en Buenos Aires. Las provincias argentinas que atravesará la carrera son, por orden cronológico: Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja, San Juan, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.
Con Paraguay, el Dakar visitará el país nº 29 de su historia, el 5º en el continente sudamericano. Luego será su estadía más larga en Bolivia, y el rally se dirigirá hacia su capital, La Paz. Argentina, participante en todas las ediciones desde el 2009, será el teatro de la batalla final, que tendrá lugar en Buenos Aires.
Marc Coma, excampeón en Moto es actualmente el director deportivo del Dakar y sobre la edición que se avecina manifestó: "El recorrido del Dakar 2017 traslada los valores del rally raid, con un desafío físico que llevará a los pilotos, al mundo de la resistencia extrema: 7 especiales de más de 400 kilómetros de las cuales una supera los 500 kilómetros. El rally pasará 6 días a más 3.000 metros de altura.
El equilibrio de las dificultades puede ilustrarse con una doble curva ascendente: el nivel se eleva hasta el día de descanso que será mucho más que un término intermedio; luego será necesario un segundo ascenso para alcanzar el mejor nivel para la 'Súper Belén'. Por ese motivo nada está ganado hasta la última bucle en Río Cuarto".
"Los pilotos no podrán fiarse de los puntos de referencia del pasado, estarán constantemente perturbados, deberán permanecer atentos", agregó Etinenne Lavigne, director de la competencia. "Es imposible volver a África por cuestiones de terrorismo y conflictos políticos; hay muchas cosas por hacer en Latinoamérica", agregó Lavigne. "El Dakar en Argentina, es ante todo un gran trabajo en equipo, un éxito colectivo", destacó el Ministro de Turismo, Gustavo Santos.
El de 2017 será un Dakar extremo con brutales cambios de temperatura y larguísimas etapas, muchas de ellas disputadas a más de 3.500 metros de altitud, donde ni los organismos de los pilotos ni los motores de sus máquinas dispondrán el oxígeno suficiente para alcanzar su máximo rendimiento.
A esa dureza propia de la altura y del clima extremo se sumará la de nuevas condiciones deportivas. Los pilotos no tendrán la asistencia del GPS, lo que otorgará a la navegación y al trabajo de los copilotos una mayor importancia.
El impacto en lo económico. El impacto de la competencia más extrema del mundo también deja sus réditos en lo económico. De acuerdo a las estimaciones por parte de la organización, el año pasado movilizó 215 millones de dólares en el país.
El francés Etienne Lavigne, director general del Dakar, aseguró que para la edición 2017 desembolsarán 10 millones de dólares en Argentina. El principal rubro de ingresos, dice, es la ficha de inscripción de los participantes (14.800 euros en motos y cuatriciclos, 25.100 en autos, 37.400 en camiones, 10 mil por vehículo de asistencia).

Comentarios