La Provincia
Jueves 18 de Febrero de 2016

En Villa Paranacito, 500 familias quedaron sin trabajo por el fenómeno climático El Niño

La emergencia jaqueó al motor económico de la ciudad: el turismo, la ganadería y la forestación. Sufren por la crecida del río Paraná.

En su discurso inaugural del 137 º período de sesiones ordinarias legislativas en la provincia, el gobernador Gustavo Bordet habló de la situación de emergencia que atraviesa la localidad de Villa Paranacito, municipio del distrito Paranacito ubicado en el Departamento Islas del Ibicuy. Por encontrarse geográficamente en la zona de confluencia de los ríos Paraná y Uruguay, en pleno corazón del Delta entrerriano, la localidad ribereña sintió el impacto primero de la creciente histórica del Uruguay. Si bien ese curso de agua ya dio tregua y volvió a niveles de normalidad, ahora la población sufre por la crecida del Paraná que se agravada por los vientos del río de La Plata (sudestada). El nivel del Paranacito, límite natural entre el casco urbano y las áreas insulares registraba ayer una altura de 3,02 metros y de esta manera superó en los 10 centímetros la altura máxima que había experimentado durante la crecida del Uruguay, según informaron a UNO desde la Municipalidad de Villa Paranacito. Su intendente, Gabriel García (FpV) y que en las últimas elecciones se impuso a Mario Visconti, de Cambiemos, describió el panorama de crisis que afronta la localidad. “El principal problema que estamos teniendo es socioeconómico, porque acá se desarrollan básicamente actividades primarias,  principalmente la forestación, la ganadería y el turismo”, diagnosticó el titular de la comuna. 

Así visibilizó un problema que tiene en jaque al motor económico de la región y que por el fenómeno de El Niño dejó transitoriamente a 500 familias sin trabajo, confirmó García. “Hace ocho meses que no se está forestando y en cuanto al ganado, hace seis meses que la gente que trabajaba en los campos se llevó los animales”, graficó García. El presidente municipal aclaró que esas familias no están evacuadas, pero padecieron directamente el daño colateral de la creciente extraordinaria.

Radiografía de un drama 

El municipio de Villa Paranacito tiene una superficie de 197.000 hectáreas, y una porción significativa está representada por islas. Allí está enclavado otro de los focos conflictivos que debe atender la comuna, ya que el sector insular está completamente inundado. Los isleños están autoevacuadas en sus propios hogares, que tienen piso de alto o construcciones palafíticas, con pilotes abajo y vivienda arriba previstas para enfrentar el río. “Hay que asistir a los vecinos de la isla con agua potable y con el agravante de que los pozos de agua están inundados. Tampoco tienen la posibilidad de comprar mercadería”, dijo el funcionario sobre el plan de asistencia social a los pobladores. 

García también manifestó que le están prestando especial atención al estado de conservación del camino de acceso a Paranacito, una vía que totaliza 20 kilómetros desde la ruta 12 hasta el ingreso a la localidad. Sucede que en materia logística resulta fundamental reforzar la tarea de contención de un tramo del camino, ya que solamente 17 kilómetros están asfaltados y el resto se ubica por debajo de la cota de creciente. “Tenemos diques de contención al costado que están al costado de la ruta, que estamos tratando de sostenerlo con Vialidad para tratar de que no se queda aislado el pueblo completo”,  precisó el intendente.

Monitoreo de terraplenes

En la década del 90 se iniciaron las obras de construcción de los terraplenes que cumplen con el cometido de proteger a parte de la población del ejido urbano. Esas estructuras son aliadas fundamentales para evitar el avance del agua, aunque en forma periódica personal municipal realiza acciones para reforzarlos. “A la fecha se han colocado más de 1.300 metros cúbicos de tierra, ha trabajado Vialidad, el municipio y también prestó colaboración el Ejército. Se ha hecho una obra de infraestructura muy grande. Pero estamos hablando de diques de tierra”, remarcó. 

Con esta última frase, el presidente comunal dijo para graficar la situación, que se trata de grandes cascotes que al ser golpeados por el agua que con el paso del tiempo se van ablandando y esto obliga a realizar un permanente monitoreo para evitar complicaciones. “Son 100 las familias que viven en un bajo dentro de los diques más de 100 familias. Si se llegan a cortar unos de esos diques hay que hacer una evacuación de 100 familias a los centros dispuestos para tal fin”, subrayó el funcionario.

Bomberos trabaja en la asistencia social

Con el río Paranacito superando apenas la línea de los 3 metros, la comunidad del sur entrerriano sabe que el agua todavía no se irá.   De acuerdo al protocolo de emergencia, la alerta de evacuación se genera a partir de los 3,10 metros.Ante la consulta de UNO, el jefe del cuerpo activo de Bomberos de Villa Paranacito, Ángel Melchiori, avizoró que el río se mantendrá en estos niveles hasta mediados de marzo. El rescatista contó que desde la fuerza  periódicamente efectúan un recorrido casa para estar en conocimiento de las necesidades de la gente.

“Ayudamos con la asistencia sanitaria, donde está incluida el agua potable, productos de limpieza y colchones”, admitió. El bombero señaló que la mayoría de los isleños tienen lanchas como medio de movilidad y que pese a estar inundando permanecen en sus casa elevadas por los pilotes. En cuanto a la lluvia que ayer volvió a castigar a la localidad -como lo hizo en otros puntos de la provincia- Melchiori consignó que cayeron más de 60 milímetros y que esto ocasionó inconvenientes en el acceso a Paranacito, donde se generaron algunos anegamientos. 

Entre los servicios que viene prestando el cuerpo activo de bomberos se destaca la tarea de mudanzas dentro del ejido, así como también el traslado de materiales del centro poblacional hacia la zona de islas. “Además de Paranacito, una de las zonas que sigue afectada es Holt Ibicuy. El nivel de los ríos va a seguir alto, incluso todo dependerá del nivel de lluvias que se registren”, sentenció el jefe de la dotación. El comportamiento climático y de los ríos será un aspecto a seguir de cerca.

Detalles de la noticia
* El intendente de Villa Paranacito, Gabriel García, trazó una radiografía preocupante de la situación socioeconómica de la localidad, que afecta a miles de personas.
* 3,02 la altura del río Paranacito se ubicó a 8 centímetros del nivel de evacuación y ya superó por 10 centímetros la altura máxima cuando la crecida del río Uruguay era la que generaba complicaciones.
* El jefe del cuerpo activos de Bomberos, Ángel Melchiori, que la tarea de la fuerza se orienta principalmente a brindar asistencia a los isleños con agua potable y productores de limpieza.

Comentarios