Patronato
Martes 30 de Agosto de 2016

En un torneo nuevo repitió viejos errores

Patronato perdió ante Temperley por 1 a 0. Le volvieron a marcar en una pelota detenida y sigue sin ganar afuera.

En un comienzo de temporada repitió falencias de certámenes anteriores. Sigue sin ganar fuera del estadio Grella desde su llegada a Primera División A. Además, volvió a mostrar dificultades para defender pelotas paradas y también ideas para generar juego de ataque. En el marco de la fecha inicial del Torneo Independencia de Primera A, Patronato cayó anoche por 1 a 0 Temperley, en el sur bonaerense, Adrián Arregui marcó el único tanto del discreto partido disputado en el estadio Alfredo Beranger. La conquista llegó en el amanecer del partido, algo que le dolió al equipo paranaense ya que luego no supo cómo torcer la historia.

En la próxima fecha, luego del parate por las Eliminatorias Sudamericanas, el Rojinegro hará su estreno en su cancha ante Gimnasia de La Plata.

De entrada, Patrón puso en evidencia la intención de no resignar terreno y plantear la puja de igual a igual en la mitad de la cancha. Fue el primero que arrimó peligro cuando a los tres minutos un centro de Gonzalo Espinoza se fue cerrando hasta perderse muy cerca del primer caño de Ibáñez.

Pero en la puesta en marcha de la nueva competencia, el Negro repitió problemas de vieja data. La primera pelota parada que cayó en su área terminó dentro del arco de Bértoli. En un córner desde la derecha enviado por Figueroa, Arregui burló la marca del chileno Espinoza y con un potente frentazo puso el 1 a 0 para el dueño de casa.

Sintió el prematuro impacto el elenco entrerriano que dividió la tenencia y careció de claridad en el momento de ir por la paridad. Espinoza intercambiaba algunos destellos de calidad con imprecisiones en el traslado, Garrido participaba poco y a los de arriba nunca le llegaba limpia la pelota. Con poco le alcanzaba al Gasolero para justificar la victoria parcial. El 4-4-2 plantado como esquema táctico no le entregaba espacios a Patronato que tampoco los forzaba. Cuando el conjunto bonaerense cruzaba la mitad de la mitad de la cancha, arrimaba peligro cuando ganaba las espaldas de Renzo Vera que no se mostraba cómodo cubriendo el lateral izquierdo.

Por encima de sus intermitencias, Espinoza era el más comprometido a la hora de generar en el Santo que los 31' con una chance clarísima, fue cuando el Pitu González asistió a Alejandro Gagliardi que teniendo tiempo y espacio para la definición propia, prefirió ceder hacia atrás dejando pasar una opción inmejorable.

Desde los 25' en adelante se dio un dominio territorial de la visita que no se reflejó en llegadas claras. El Celeste se mostró como un equipo incómodo para cualquiera y que no admite falencias contrarias. A los 43' de un rechazo corto de Sebastián Bértoli casi le da la posibilidad de Figueroa de establecer una diferencia que hubiera sido exagerada.

LOS segundos 45'. En la vuelta a las actividades, Temperley lució más enchufado. En pocos minutos tuvo opciones que lo pusieron al borde de liquidar el pleito con anticipación. Cierres oportunos de Andrade y alguna participación de Bértoli evitaron una desventaja mayor. La dinámica de volantes del Celeste era superior y le permitía ser dominador de las acciones durante los 20' iniciales del complemento.

Con la entrada de Matías Quiroga por Gagliardi, varió la forma de atacar de Patrón. Eligió el pelotazo para que el Caña bajara cuanto esférico estuviera a su alcance. A los 29', después de una buena habilitación de Garrido, se impuso en la terraza, pero su intención de habilitar a Telechea quedó trunca ante la participación de Ibañez.

A puro empuje, y aun con pocas ideas, el Negro logró encerrar al Gasolero en su zona. La falta de generación le impedía reflejar su adelantamiento en el terreno de juego.

Temperley aguantó en el cuarto de hora final. Insinuó a través de contras que jamás pudo concretar. Lo suyo no fue vistoso pero efectivo. Sacó una ventaja tempranera que después supo trabajar para celebrar una victoria merecida en el debut.

Patronato sigue cargando con los karmas de no poder vencer a quien anoche fue su rival de turno, de repetir dificultades para defender pelotas detenidas y tampoco no poder celebrar éxitos de visitantes. Estos dos últimos ítems los trae desde el torneo pasado. Es de esperar que los pueda corregir a tiempo para no sufrir consecuencias en el futuro.



***
Las claves


* Mal añejo. Como en varios partidos del torneo anterior a Patronato le volvieron a marcar un gol de una pelota parada. En el primer balón que cayó en su área, perdieron la marca y Bértoli nada pudo hacer.
*Sin generación. Patronato tuvo empuje y compromiso para ir a buscar el empate, pero careció de claridad. Apenas una chance clara en 90' marcan las dificultades del equipo de Forestello en la generación.
*Cambio tardío. La inclusión de Matías Quiroga por Alejandro Gagliardi pareció tardía. La potencia aérea del Caña le dio al Rojinegro mayores chances en las cercanías del arco de Matías Ibañez.



***
Cómo jugaron


Sebastián Bértoli. Nada que hacer en el gol, se equivocó en una salida en el primer tiempo que casi deriva en un gol de Figueroa. Importante en el complemento cuando el equipo se expuso.

Lautaro Geminiani. Con suficiencia para controlar su lateral y para ofrecerse como salida. No descolló, pero cumplió. Se retiró anticipadamente por un problema muscular.

Walter Andrade. El mejor de Patronato. Con cierres milimétricos en el segundo tiempo evitó en varias ocasiones una segunda conquista de Temperley.

Abel Masuero. Bien en el juego aéreo. Con dificultades cuando Patronato se adelantó en busca del empate y Temperley salió disparado de contra.

Renzo Vera. Pagó los platos rotos por aceptar jugar en una posición que no le es natural. A sus espaldas trabajó mucho el Celeste en ataque.

Gonzalo Espinoza. En el primer tiempo fue el más comprometido con la pelota. Se mostró como salida. Perdió la marca en el gol de Arregui y en el complemento sintió la falta de competencia oficial.

Damián Lemos. Relevando a los zagueros centrales cuando pasaron al ataque fue el mejor aporte que le hizo al equipo.

Matías Garrido. Flojo en el primer tiempo, levantó su nivel en el complemento cuando se comprometió más con la pelota.

Arnaldo González. Fue muy intermitente lo suyo. Mostró apenas algunas pinceladas de su jerarquía. Apeló al remate de media distancia para inquietar al rival, pero careció de precisión.

Alejandro Gagliardi. Floja presentación del cordobés que tuvo una chance clarísima en el primer tiempo y no la aprovechó. Después su presencia en cancha pasó desapercibida.

Fernando Telechea. Una vez más se valora su sacrificio para desarrollar un trabajo que acepta, pero que no le resulta cómodo.

Desde el banco

Guzmán (4). Reemplazó a Geminiani por una cuestión de necesidad y urgencia ante la lesión de Geminiani. El avance desordenado del resto lo expuso por el lateral derecho.

Matías Quiroga. Su ingreso fue tardío y le dio mayor profundidad a Patrón.

Bertochi. Entró pocos minutos y participó poco del juego.



***
Apostillas


Buena presentación. La del estadio Alfredo Beranger que mostró en el arranque del nuevo certamen una nueva cabecera y prolijidad en todos sus sectores.

Show de pirotecnia. El que desató el público local para saludar el ingreso de su equipo.

La Reserva. La Tercera División de Patronato hará su presentación hoy en el torneo. Desde las 11 visitará a Temperley.

Tres estrenos. Renzo Vera, Gonzalo Espinoza y Alejandro Gagliardi hicieron ayer su presentación con la camiseta de Patronato. Arnaldo González es otra de las caras nuevas pero ya hizo su estreno en Copa Argentina.

Al margen. De los 19 jugadores de Patronato para enfrentar Temperley, fue Damián Arce el que no firmó planilla y quedó fuera del banco de suplentes.

A descansar. Teniendo en cuenta que el fin de semana no habrá actividad por las Eliminatorias Sudamericanas, el plantel de Patronato descansará hoy y retomará las prácticas mañana.
Bogino. "Siempre guardo el mejor recuerdo de Patronato, pasé dos años hermosos. Siempre estará en mi corazón. Tengo confianza de que algún día volveré", manifestó Ignacio Bogino en la previa. "En Temperley estoy muy cómodo, hice una buena pretemporada. Lástima que hoy (por anoche) no pude estar", agregó.

Comentarios