La Provincia
Sábado 16 de Abril de 2016

En un año la vacuna antigripal aumentó el 50% en las farmacias

La inyección más solicitada para esta época pasó de costar 143 pesos en abril de 2015 a 217 este mes. Advierten que bajó la demanda. La realidad no escapa a la de otros medicamentos que incrementaron de manera notable sus costos  

Una vacuna antigripal cuesta hoy 217 pesos en Paraná, aunque de la misma marca también se la puede conseguir un poco más barata, según la farmacia. De todos modos, en abril del año pasado tenía un costo de 143 pesos; es decir que al momento cuesta el 51,7% más que en el mismo período de 2015.

La realidad del costo de la inyección contra la gripe no escapa al de los productos del supermercado y de consumo diario, ni siquiera al de otros medicamentos que también incrementaron sus precios en el último período y de manera considerable.

Lo cierto es que este año, para ponerse la antigripal, hay que pagar entre 70 y 80 pesos más que en 2015. En las farmacias ya saben que es durante marzo y abril es cuando aumenta la demanda de estas inyecciones y según el clima, su venta, en mayor cantidad, se puede extender un tiempo más.

En una recorrida de UNO por algunas farmacias contaron que algunos años atrás eran muchos los que compraban la vacuna para toda la familia y se llevaban tres o cuatro por compra. En general, eso dejó de ser así, y quienes la solicitan no se llevan más de una, a lo sumo dos. De todos modos, la experiencia de cada lugar es diferente. También habrá que decir que para los sectores de riesgo la aplicación es gratis, aunque demore en llegar y eso también genera que se vendan menos.

Desde abril de 2015 hasta noviembre, la antigripal pasó de 143 pesos a 177. La diferencia es de 34 pesos y es lo mismo que volvió a aumentar entre ese último mes y diciembre de 2015, cuando costó 211 pesos. Desde entonces y a la fecha sufrió variaciones hasta los 217 actuales, y así logró alcanzar el 51,7% de incremento actual y no se descarta que cuando llegue el invierno vuelva a subir su costo.

Gratis y obligatoria
La campaña de vacunación antigripal en la provincia fue lanzada con la distribución de las primeras 75.000 dosis de un total de 150.000 que fueron anunciadas y que restan arribar a Entre Ríos. Las que llegaron están disponibles en hospitales y centros de salud.

La cobertura es gratuita y obligatoria para la población comprendida en los grupos de riesgo: personal de salud y fuerzas de seguridad; niños de 6 meses a 2 años; adultos mayores de 65; embarazadas en cualquier trimestre; personas con patologías crónicas como enfermedades respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas; pacientes oncohematológicos y trasplantados; personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, con insuficiencia renal crónica en diálisis y diabéticas.

De todos modos hubo quienes se acercaron a algunos centros de salud de Paraná y les respondieron que no contaban con las dosis. Algo similar ocurrió en el hospital San Roque, donde se había dicho que no tenían vacunas antigripales pediátricas para niños de entre 6 meses y 2 años, y sí para los mayores.

Desde el Programa de Inmunización de la provincia debieron explicar que los centros asistenciales deben vacunar a los niños con media dosis de la vacuna de adultos hasta que reciban las correspondientes que faltan.

El precio de los remedios se va para arriba
Hay medicamentos que aumentaron sus precios de manera notable y en el último período. Es el caso, por ejemplo, de las aspirinetas. Antes llegaban en cajas de 98 comprimidos y costaban 45 pesos. Ahora la presentación más grande es de 28 pastillas y tienen un precio de 33 pesos. Eso significa que el incremento fue del 156% .

En una farmacia de la esquina de Italia y Perú de Paraná explicaron que esa es la forma en que se dan los aumentos de algunos remedios considerados como de venta masiva en el último período o desde noviembre de 2015 a la fecha: cambian la manera de presentar las drogas con menos comprimidos y pretenden así esconder el incremento.

También contaron, por ejemplo, que en dos años lograron mantener el costo del ibuprofeno por propia decisión y posibilidades, pero no lo pudieron hacer con la aspirina, ya que una caja de una marca conocida que llegaba antes con 100 comprimidos tenía un costo de 46,75 pesos. Ahora llegan con 30 pastillas y valen 23,70. En este caso, el aumento fue del 69%.

Después hubo otros modos de aumento, como en el caso de una de las marcas más conocidas de paracetamol. En un año aumentó de 23,70 a 27,01 pesos la caja, y si bien el incremento no es más que del 13%, solo en diciembre de 2015, el día antes de la asunción del nuevo presidente, aumentó su costo y volvió a bajar días después sin justificación.

El año pasado, a principios de noviembre, se autorizó un aumento del 3% como máximo para todos los remedios, tanto los de venta libre como los de expendio bajo receta. Sin embargo, los consumidores advirtieron porcentajes superiores en los precios de venta al público, que rondaron el 9%.

El 21 de diciembre el gobierno nacional firmó con los laboratorios de capitales nacionales un acuerdo para bajar un 7% promedio los precios. De todos modos, los costos no pararon de incrementarse con el paso de los meses.

Así los precios de los productos de mayor consumo en la población aumentaron, según coinciden diversos informes, entre un 10% y 176% en forma acumulada desde noviembre de 2015 a la fecha.





 

Comentarios