Pais
Martes 16 de Junio de 2015

En Santa Fe mañana se espera el recuento de votos definitivo

Se habla de “triple empate técnico” para gobernador. Miguel Lifschitz habría logrado el 30,69%

El desenlace de las elecciones generales celebradas el domingo en Santa Fe quedó finalmente atado al escrutinio definitivo que comenzará a realizarse mañana, luego de que el resultado del recuento provisorio confirmara un virtual empate técnico entre el Frente Progresista Cívico y Social, el PRO y el Frente Justicialista para la Victoria, con una ventaja para el socialismo de apenas 2.128 votos. 

Mientras desde el oficialismo provincial y el Frente Justicialista para la Victoria mostraron cautela en relación a los resultados de los comicios y destacaron la necesidad de aguardar al recuento definitivo, desde el PRO cuestionaron el escrutinio definitivo, aseguraron que “hay muchas cosas extrañas” y adelantaron que pedirán el recuento “voto a voto”. 

Escrutado el 95,45% de las mesas, el escrutinio provisorio dio como ganador al candidato a gobernador del Frente Progresista Cívico y Social, Miguel Lifschitz, con el 30,69% de los votos, seguido por Miguel del Sel (de Unión PRO Federal), con el 30,58% de los sufragios, y por Omar Perotti (del Frente Justicialista para la Victoria), con el 29,25%. 

Con este ajustado final, que desde las distintas fuerzas políticas coincidieron en definir como un “triple empate técnico”, la lupa quedó puesta en las mesas que quedaron sin computar, un total de 347 que representan -estimaron desde distintos sectores- más de 100.000 sufragios. Incluso, los telegramas que informaban el resultado provisorio de un total de 304 de esas 347 mesas sin computar “fueron desestimados por el Tribunal Electoral”, según se informó oficialmente. 

Enseguida, los dirigentes del Frente Progresista buscaron despegarse de esta controversia al destacar que la responsabilidad tanto del escrutinio provisorio como del definitivo, recae sobre el Tribunal Electoral, dependiente del Poder Judicial. En ese contexto, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Roberto Falistocco, afirmó que se actuará con la “prudencia y urgencia” que la ciudadanía reclama para saber cuanto antes el resultado final. “Vamos a actuar con la prudencia y la urgencia que la ciudadanía reclama. Hay que combinar los dos factores: la urgencia, porque la población necesita saber quién ganó y, por otro lado, la seguridad que tenemos que dar acerca de los resultados”, remarcó Falistocco en declaraciones a radio La Red. 

De acuerdo con lo previsto, el recuento definitivo arrancará mañana a partir de las 8. En declaraciones a la prensa formuladas en Rosario, Lifschitz, aseguró que “no hay ninguna sospecha que pueda enturbiar” las elecciones celebradas el domingo en Santa Fe y sostuvo que “el escrutinio definitivo va a aclarar cualquier duda que haya de cualquier partido”. 

Si bien se mostró confiado en que el escrutinio definitivo confirmará su triunfo en los comicios e incluso “puede haber una pequeña ampliación de la diferencia” sobre las otras fuerzas políticas, Lifschitz destacó la necesidad de aguardar los resultados del escrutinio definitivo. 

“Sabíamos que iba a ser una elección pareja, pero no tan pareja”, aseveró el candidato socialista, quien indicó que, hasta este mediodía, no había sido realizada “ninguna presentación formal” que objetara el resultado de los comicios. 

De todas maneras, Lifschitz afirmó que “se van a abrir las urnas y se van a contar los votos”, algo que fue reclamado enfáticamente desde el PRO, en el marco de una conferencia de prensa. 

En tanto, Del Sel aseveró, en conferencia de prensa en la capital santafesina, que “hay muchas cosas extrañas. La gente y nosotros queremos saber cuál es el resultado final porque, de lo contrario, vamos a empezar a desconfiar de la democracia”, y afirmó que pedirán el conteo voto por voto “para que la gente sepa quién es el ganador realmente”, ya que se trata “prácticamente de un triple empate”. 

Por su parte, Perotti, sostuvo que su fuerza política busca “resguardar la legitimidad del triunfo y que gane un candidato aunque sea por un voto”. 

“Lo que debe tener alguien que va a tener que gobernar con solo el 30% de los votos, es la legitimidad de que cada santafesino no tenga duda de que ha sido el ganador”, planteó Perotti en declaraciones a la radio FM Vorterix, en la que lamentó que el recuento provisorio se haya “paralizado” en el 95,45% de las mesas. 

En tanto, su compañero de fórmula y secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, consideró hoy que “el socialismo es el gran perdedor” de las elecciones realizadas ayer en la provincia porque -argumentó- “de cada 10 santafesinos, siete quieren que se vaya”. 

Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, destacó que aún “quedan unas 300 mesas sin escrutar”, y al mismo tiempo sostuvo que el gobierno provincial “garantiza la transparencia del proceso electoral”. 

“Que los santafesinos se queden tranquilos. Acá hay una provincia que garantiza la transparencia de todo el proceso electoral”, dijo Bonfatti en declaraciones a LT8 radio Rosario, en las que remarcó, sin embargo, que “todo depende del Tribunal Electoral”. 

En su habitual diálogo con los periodistas al llegar a la Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, destacó la performance electoral de Perotti, y consideró que “lo que hay es un triple empate” en las elecciones santafesinas. 

Por su parte, el ministro de Defensa y exdiputado nacional por Santa Fe, Agustín Rossi, entendió que “la elección no está definida” y que “cualquier candidato puede ser el gobernador electo de la provincia” tras los resultados exhibidos por el escrutinio provisorio. 

“Entre el primero y el tercero hay 20.000 votos de diferencia, y entre los que faltan contar, recurridos o anulados, hay 100.000 votos”, dijo a radio Télam el funcionario y extitular del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la Nación.

La respuesta del Tribunal Electoral 

La Secretaria Electoral de Santa Fe, Claudia Catalín, explicó en la jornada de ayer que el Tribunal Electoral provincial desestimó 304 telegramas correspondientes a mesas de las elecciones celebradas ayer por cuestiones “matemáticas” y aclaró que los fiscales partidarios tuvieron acceso a toda la documentación. 

Catalín dijo que algunos telegramas “no se podían cargar porque el sistema informaba que había algún problema con los números”, por lo que pasaban “a la mesa de incidencia, con personal del Tribunal Electoral, que estaba en la sala inmediata contigua a donde se encontraba el Tribunal Electoral”. 

“Se iban desestimando los telegramas que no daban numéricamente hablando, matemáticamente hablando, porque tenían diferencias entre una columna y otra”, añadió en diálogo con radio Universidad. 

Catalín dijo que los telegramas fueron desestimados “en general porque entre una columna y otra no hay coincidencia de cantidad de votos, esto es, por ejemplo, si en Gobernador aparecen 200 votos contados en la sumatoria y después en Diputados aparecen 250 votos, bueno, ese telegrama no se cargó anoche (por el domingo), pero los fiscales los tienen en su poder y han accedido a todos ellos”. 

Añadió que los fiscales tenían una sala “acondicionada para ellos, con las terminales conectadas directamente al sistema de carga de telegramas y esto les permitía ir viendo inmediatamente que se cargaban los telegramas en PDF y tenían por orden del Tribunal la posibilidad de imprimir todos los telegramas y lo fueron haciendo durante la noche”. 

 

Comentarios