La Provincia
Miércoles 08 de Junio de 2016

En Santa Elena instalaron una carpa para repudiar despidos

Un grupo de extrabajadores manifestó su descontento con una quema de gomas frente al municipio. Denuncian que fueron cesanteados por motivos políticos. La respuesta oficial. 

Un grupo de extrabajadores instaló el lunes una carpa frente a la Municipalidad de Santa Elena para reclamar la reincorporación de nueve empleados que pertenecían a la planta permanente con una antigüedad de entre 5 y 10 años. En realidad, todo este conflicto lleva varios meses de arrastre,  cuando la gestión de Silvio Moreira decidió declarar la Ley de Emergencia que estipulaba dar de baja los nombramientos y las categorizaciones, se consignó desde el grupo que sostiene la protesta. Entonces un grupo de 25 empleados promovió recursos de amparo en defensa de la fuente laboral y además denunciando persecución política y discriminación.  Casi la mitad de los denunciantes desistieron de continuar con el reclamo judicial, mientras que los que se mantuvieron en esa postura fueron despedidos en los últimos días. “Nos echaron por venir de la gestión anterior, nunca tuvimos sumarios ni sanciones”, plantearon los manifestantes. 

Afirmaron que algunos de los empleados cesanteados se desempeñaban en la planta de agua y el resto en diferentes reparticiones. En su mayoría son jefes de familia y necesitan la fuente laboral para vivir dignamente. “Son alrededor de 1.200 contratados, siguen tomando gente y los nombran por decreto. Si hasta el viceintendente Amílcar Genre Bert nos reconoció que nos habían dejado afuera para ubicar a militantes”, expresaron desde la carpa ubicada en las calles Eva Perón y Buenos Aires.

La tensión y la falta de diálogo impide por ahora acordar posiciones entre las partes, y ni siquiera la intervención pudo destrabar la medida de fuerza que seguirá por tiempo indeterminado. “Por recomendación de la Policía no nos quedamos toda la noche. Estamos de 8 a 13 y después nos retiramos”, indicaron.

Delegados de ATE de La Paz y de Paraná estuvieron acompañando la manifestación y a la vez se entrevistaron con el viceintendente de la localidad. De este encuentro informal no surgieron novedades, pero se les pidió a los despedidos que mantengan la protesta hasta que se reabra el diálogo. “Echaron más gente, se estima que desde diciembre para acá echaron a más de 200 personas. Pero los otros cesanteados no se quieren meter porque el intendente maneja a un grupo de vándalos”, denunciaron.

“Estamos hartos de tanta corrupción, inseguridad, injusticias y patoterismo”, reza uno de los carteles colocados en la vereda de la plaza central.

***
Los despidos comenzaron en enero


Fuentes consultadas por este medio aseguraron que los despidos en la administración pública comenzaron en enero. En aquella oportunidad la nueva gestión decidió terminar el vínculo contractual con el personal contratado, para seguir luego con los trabajadores de planta permanente. Entre los damnificados recordaron cuando en el acto de asunción, Silvio Moreyra prometió no despedir a ningún trabajador, pero la realidad indica que las protestas y el rechazo a su gestión se siguen multiplicando.

***
La respuesta oficial


Ante la situación planteada por el grupo de trabajadores que reclama la reincorporación y que sus demandas sean escuchadas, el viceintendente de la localidad defendió la decisión adoptada desde el municipio. “Se trata de una nómina de trabajadores que fueron nombrados después que se produjo la derrota en las PASO de la anterior gestión”, explicó el funcionario a UNO.

De esa manera justificó la resolución que estuvo atravesada además por un planteo judicial de los empleados, que según recordó obtuvo sendos rechazos en la Justicia provincial. “Esas personas primero habían sido bajadas a una condición de planta transitoria”, sostuvo.

Sobre los supuestos nombramientos por decreto dispuestos por la actual conducción, Genre Bert descartó las versiones al señalar que “no hay ningún nombramiento por decreto, solamente se designaron funcionarios de planta política, no a  personas que formen parte de la planta permanente”. Como vocero del municipio aclaró que al estar vigente la Emergencia no se pueden realizar nombramientos. En este sentido, el viceintendente manifestó que ayer el secretario de Gobierno, Guillermo Vega, mantuvo un encuentro con representantes de ATE.

“Estuve con los trabajadores que llevan adelante el reclamo, a quienes les expliqué que nosotros estamos facultados para adoptar esta medida. De todos modos nos quisimos interiorizar de la realidad de cada una de las personas. Porque si están dadas las condiciones podemos volver a encontrar un espacio para ellos”, sentenció el funcionario municipal. 
 

Comentarios