Policiales
Lunes 26 de Enero de 2015

En procedimientos detectaron ventas clandestinas de carnes

Los operativos fueron encabezados por la Dirección de Delitos Rurales. Se decomisaron 60 kilos de carnes en el Departamento Concordia. Además secuestraron 70 kilos de embutidos en Paraná

En dos operativos especiales encabezados por la Dirección Prevención Delitos Rurales en el Departamento Concordia y en la ciudad de Paraná fueron detectadas irregularidades cuando se inspeccionaron comercios dedicados a la venta de productos cárnicos. En la costa del Uruguay, la Brigada Especial Terrestre I realizó una recorrida preventiva en la zona de la ruta 22, en inmediaciones de Estación Yuquerí.


Primero se inspeccionó una carnicería, cuya titular no poseía habilitación respectiva para funcionar como negocio expendedor de carnes y tampoco la libreta sanitaria. Los efectivos policiales pudieron constatar que poseía los remitos que acreditaban la procedencia de la carne, por lo que se le labró acta de infracción a la Ley 7292, actuándose sin ningún tipo de decomiso.


 En otra de las actuaciones, los brigadistas hicieron lo propio en un almacén ubicado en la misma ruta, donde detectaron varias irregularidades al inspeccionar el comercio, tal como la habilitación para funcionar, la libreta sanitaria y sobre todo la documental que acredite la procedencia de la carne bovina que poseía para su venta en una heladera exhibidora. Por esta infracción se procedió a decomisar 60 kilogramos de carne vacuna, la cual fue desnaturalizada por ser de “origen clandestino” y sin control bromatológico, no siendo apta para consumo humano.


Por último se efectúo un operativo vehicular simultáneo entre dos móviles ubicados en sitios estratégicos. En este marco se interceptó un camión térmico debido a que no llevaba en sus laterales impreso el número de habilitación de Senasa. El chofer tenía en su poder documentación que avalaba la procedencia y calidad sanitaria de la mercadería que transportaba, aunque se detectó que tenía la libreta sanitaria vencida, lo que no implicó realizar ningún decomiso.

 

En Paraná

 

En otro operativo, se descubrió la comercialización clandestina de embutidos cárnicos. La misma había sido cometida por integrantes de una empresa distribuidora de fiambres y chacinados. Los responsables de la firma no pudieron avalar con documentación la procedencia de dichos productos alimenticios. Se decomisaron 70 kilos de chorizos.

 

 

Carne escondida

 

La Brigada de Abigeato de Colón se presentó en una carnicería de calle San Martín al 1000, en Colón, donde se constataron distintos cortes de carne vacuna tirados sobre el piso del local, más precisamente por debajo de la heladera donde estaba la carne para venta al público, en una clara intención de ocultarlos ante la presunción de una inminente inspección brigadista.


 No obstante, el ojo experimentado de los policías captó el accionar de un comerciante que debía ser consciente de que pone en riesgo la salud pública, ya sea al ocuparlos para la venta o su reciclado o por cuestiones propias de higiene sanitaria, se precisó en un comunicado de prensa.


Rápidamente se develó el porqué se intentó esconder esta carne: era como consecuencia de su “mal estado”, hasta tal punto que despedía “olor nauseabundo”.


Ante esta evidente transgresión se decomisó la carne bovina en descomposición, equivalentes a 15 kilos, que debieron ser desnaturalizados por no ser aptas para consumo humano. Finalmente en otro de los procedimientos, en una carnicería situada en San José, secuestraron 45 kilos de carne vacuna, por carecer el remito de procedencia, procediéndose a su decomiso.

 

 

Comentarios