La Provincia
Sábado 23 de Enero de 2016

En pleno centro de Paraná crecen plantas medicinales

Una Verdolaga crece y subsiste entre el calor, los autos y el constante paso de la gente que, muchas veces, no conoce de sus grandes cualidades. La nombran como "el superalimento medicinal olvidado".  

"Por el suelo, hay la Verdolaga”, canta Toto y la momposina cuya música tiene origen en el mestizaje del Caribe colombiano. Después la hizo sonar en todo el planeta Manu Chao y mientras tanto muchos desconocen los poderes de la Verdolaga.  
En calle Buenos Aires, en pleno centro de Paraná, castigada por el sol, los autos y el desconocimiento, resiste una plantitas que aparece entre los fierros de la alcantarilla.
Los especialistas advierten que en la capital entrerriana se encuentran plantas medicinales “por todos lados” solo hay que saber mirar para encontrarlas.



“La verdolaga (portulaca oleracea), es una planta muy valiosa, un superalimento, además de una hierba medicinal conocida desde la antigüedad. Crece en muchas partes del mundo durante la época cálida, en huertos, campos, o al borde de los caminos, y se cultiva fácilmente incluso en macetas en casa.
Desgraciadamente, la ignorancia hace que muchos la consideren una mala hierba, igual que ocurre con otras importantes plantas medicinales, aunque todavía es posible encontrarla en los mercados de algunos países a la venta como verdura”, explican en laboticaescondida.blogspot.com.ar.
Alimento
La verdolaga se destaca porque es una de las verduras más ricas en omega-3 que se conocen. Una taza de la planta fresca puede contener 400 miligramos. Además contiene Vitaminas: A, betacarotenos (7 veces más que la zanahoria), B1, B2, B3, C, E (una de las plantas que más contienen). Minerales: potasio (más que las espinacas), calcio, magnesio (una de las mejores fuentes vegetales), hierro, fósforo. Aminoácidos. Bioflavonoides como liquiritina. Antioxidantes importantes como glutatión o betalaínas (en sus pigmentos). Neurohormonas y neurotransmisores en la planta fresca como dopamina y l-noradrenalina (acción vasoconstrictora, antihipotensora y que ayuda a reducir hemorragias).
Se pueden comer sus tallos, hojas, flores y semillas. Tiene un sabor suave, ligeramente acidulado, al que debe el nombre de "vinagrera" por el que se la conoce en algunos sitios, se puede tomar de muchas maneras:
Se prepara en ensalada o cualquier otra presentación cruda. Se cocina al vapor o salteada. Se extrae el jugo de la planta fresca con una licuadora, o añadirla a un batido. “Las recomendaciones diarias en general son de un máximo de 100 gramos  de planta fresca licuada, o de 1 a 3 cucharadas de jugo que se puede mezclar con agua o miel”. También se consume macerada en vinagre, como infusión, ya sea con la planta fresca o seca, en harina, tinturas o decocción de las semillas.
 

Comentarios