Consumo
Sábado 04 de Febrero de 2017

En Paraná llegan a pagar hasta 130 pesos por un kilo de limones

Aunque el precio del citrus se disparó en los últimos 10 días, afirman que empezó a subir en diciembre. Estiman que empezará a bajar

Luego de que el gobierno de Estados Unidos anunció el cierre de importaciones de los limones argentinos, el precio del producto se disparó. Sin embargo, los verduleros locales afirman que su valor empezó a subir ya en diciembre, por una cuestión estacional, y que pasó de costar 20 pesos a 50 el kilo. Este es un precio benévolo que se consigue recorriendo locales del rubro, ya que hay lugares donde se vende casi a 70 pesos y en otros incluso alcanza los 130, ya que los venden a 13 pesos cada unidad, y entran unas 10 unidades en un kilogramo, dependiendo del tamaño.

A nivel local, los referentes de la región afirman que la producción en el país fue escasa y en esta temporada suele haber faltante. La opción es comprar limones importados, que están entrando sobre todo de Chile y España. Como hay que pagarlos a valor dólar, los costos se incrementan.

Daniel Seliman es propietario de una verdulería céntrica en Paraná y comentó a UNO: "Están viniendo de España y mucho de Chile, sobre todo en diciembre, porque acá no había limones. El valor del cajón a fines del año pasado era de 500 pesos y de ahí pasó a valer 700". A su vez, aclaró: "Ahora está entrenado algo de mercadería nacional y ya se consigue el cajón a 600. Creemos que ya va a empezar a bajar y esto va a posibilitar que podamos mejorar los precios de venta al público".

El comerciante contó que antes del fuerte incremento que sufrió el producto, los clientes accedían a un kilo de limones por 20 pesos, y que si bien en su caso ahora lo vende a 50 pesos, es porque trató de no subir tanto el precio en la góndola, aún resignando ganancia. "Tratamos de regular el precio, de no subirlo tanto, y así hemos vendido más ahora que el precio está elevado, porque en otras verdulerías está más caro todavía", dijo, y aseguró que no es un producto de demanda masiva y si bien la gente se sorprende por sus altos valores, puede prescindir de comprarlo sin mayores inconvenientes.

Por su parte Francisco, un verdulero de calle Libertad, contó que los vende por unidad a 13 pesos cada uno. "En un kilo entran unos 10, así que llega a costar entre 100 y 130 pesos, depende del tamaño que tengan los limones", señaló.

Asimismo, confió en que el costo del cajón llegó a estar entre 700 y 1.000 pesos, dependiendo del proveedor, y explicó: "Está entrando limón de Chile, también de España e incluso de Estados Unidos. Lo que pasa es que ahora hay poco y algo tiene que ver con que en Tucumán, que es la principal provincia productora, hace unos tres años sacaron muchas hectáreas de plantaciones de limones y las reemplazaron por soja. Al abrir acá la exportación es mucho lo que se va afuera y ese es el drama".

"Igual esta es temporada baja y son pocas las variedades que se consiguen en el verano. Cuando empiece a haber una mayor oferta esto empieza a cambiar y el precio mejora", concluyó el vendedor.



***
Citricultura en la provincia



Argentina se posiciona como el principal país productor y exportador de limones del mundo. En la zona de Concordia, Chajarí y Federación, la actividad tiene gran preponderancia y genera alrededor de 20.000 puestos de trabajo en forma directa, y responde a pequeños y medianos emprendimientos que sustentan sobre todo economías familiares.

En su edición del 24 de enero, UNO dio cuenta de que la citricultura es una de las actividades económicas principales de Entre Ríos, con alrededor de 37.000 hectáreas. Aunque según el último censo, hubo una pérdida de superficie en los últimos años, de unas 6.000 hectáreas, y también de productores: hay 1.800, la mayoría con pequeñas tierras subdivididas por sus propietarios a sus hijos que continúan en la actividad, con un promedio de 15 a 20 hectáreas cada uno.



Comentarios