Salud
Domingo 30 de Octubre de 2016

En Paraná garantizaron la compra de drogas para los tratamientos de hormonización

Se desarrolló un encuentro debate entre funcionarios de los ministerios de Salud de Nación y Entre Ríos con integrantes de organizaciones de diversidad sexual.

Integrantes del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable y del Programa Provincial de Salud Sexual y Reproductiva se reunieron con organizaciones de diversidad sexual, con el objeto de compartir experiencias y avanzar en una mejor calidad de la atención en hospitales y centros de salud de Entre Ríos.


En el encuentro desarrollado en las instalaciones de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), en Paraná, se garantizó que continúa el trámite para la compra de drogas para los tratamientos de hormonización.

En la oportunidad, participaron la coordinadora de la Unidad de Gestión de Programas del Ministerio de Salud de Entre Ríos, Sonia Velázquez; la responsable del Programa Provincial, Mónica Fassoni; el coordinador del Área de Diversidad Sexual del Programa Nacional, Diego García; la integrante de esta misma área, Irina Perl; y personas que conforman el Colectivo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero, Intersexual, Queer, y Pansexual (LGBTTTIQP) de Paraná, Concepción del Uruguay, Nogoyá, y Victoria.

En cuanto al tema principal que se puso en debate, referente al tratamiento de sustitución hormonal, Fassoni aseguró que "en la provincia se está tramitando la compra de las drogas, las cuales muy pronto estarán disponibles en efectores para que puedan acceder según las prescripciones médicas. Hoy en algunos hospitales las han comprado con su partida".

Además, y haciendo referencia a las capacitaciones que se desarrollan en los distintos puntos de la provincia con equipos técnicos y de profesionales en efectores, la profesional comentó: "Hace dos años atrás comenzamos con el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo a recorrer los distintos departamentos para ir poniendo en la agenda de los trabajadores de la salud, la diversidad sexual. El objetivo es que empezaran a ver la importancia de introducir estas temáticas a la atención de la salud sexual y reproductiva en estos casos".

En este sentido, la funcionaria insistió en la importancia de que todos los efectores provinciales estén en conocimiento de la Ley Nacional Nº 26.743/12 de Identidad de Género y del artículo 11 de la reglamentación de esta norma, puesta en vigencia en el 2015, con la finalidad de que haya actitudes amigables y que los equipos estén preparados para recibir y no para expulsar. "En algunos establecimientos sanitarios hay transfobia, prejuicios por parte de los profesionales a la hora de atender. Estas personas no se animan a ir porque ya tienen vergüenza, miedo al maltrato, al estigma", expresó la responsable del Programa Provincial.

Por otro lado, Fassoni destacó el trabajo que se desarrolla en el hospital San Martín de Paraná, donde se realizan mastectomías para personas trans, que son operaciones gratuitas para quitarse los pechos. "Para la autoestima, la identidad de género, la subjetividad de ese varón trans es un paso importante", resaltó.

Por su parte, el coordinador del área de diversidad sexual a nivel nacional, Diego García, resaltó el trabajo que realizan en Entre Ríos los equipos interdisciplinarios. "Se hace una labor a nivel local muy importante con respecto a la sensibilización de los equipos de salud. Tenemos que conocer cuál es la relación de esta población con el sistema sanitario para buscar las estrategias y los cambios y, de esta manera, garantizar el acceso. Se piensa siempre en términos del acceso a una atención integral", afirmó.

Por último, la integrante de esta misma área, Irina Perl, continuando con la idea de acceso a la salud de manera integral, aseveró: "Hay algunas demandas que pueden ser específicas que tienen que ver con el acceso al tratamiento de hormonización o de cirugías de modificación corporal, pero las personas trans deberían poder recibir una respuesta adecuada en el marco de una consejería, de una escucha, donde se puedan poner en consideración sus dudas, al igual que toda la población. De este modo, se brinda una contención y no se opera con barreras".

Fuente: Prensa Salud.

Comentarios