La Provincia
Lunes 02 de Mayo de 2016

En Paraná el dueño de un pub se quejó por una "patota de inspectores municipales"

El local, uno de los pocos espacios privados en donde pueden tocar bandas en vivo, que se encuentra sobre la peatonal San martín fue controlado en la madrugada del sábado y el domingo. "No estamos en contra de los controles pero sí de las formas". 

El pub que funciona en la última cuadra de la peatonal San Martín de Paraná fue inspeccionado en la madrugada del sábado y el domingo por personal de la Municipalidad de Paraná. Walter Rodríguez habló con UNO en representación del "emprendimiento familiar" y reclamó la actitud de los inspectores. "Entraron cuando la puerta ya estaba cerrada. Parecía una patota de inspectores", reclamó Rodríguez que además subrayó que en el operativo sacaron fotografías que luego salieron publicadas. 
La foto del dueño del pub, que está atendiendo a dos clientes en la barra, todavía está colgada en la página de noticias de la Municipalidad de Paraná. 
El inversor subrayó que hace un año están funcionando y nunca tuvieron problemas con los vecinos. 

En un comunicado oficial que enviaron a UNO evidenciaron: "No hay empresarios ni inversiones de capitales raros. Simplemente es una idea que tuvimos para que Paraná disfrute de algo que creíamos diferente. Hace ya un año que estamos sin ningún problema, hasta este fin de semana, cuando una patota municipal entró al lugar a labrar un acta llena de mentiras. Mintieron con respecto a las habilitaciones, porque nosotros no solamente gestionamos toda la habilitación municipal antes de abrir el local, sino que también tuvimos que hacer cosas insólitas, como por ejemplo buscar en persona a los bomberos para que vengan a constatar que los matafuegos y la zona esté como corresponde. También se menciona un horario incorrecto con respecto al lugar.
Nosotros cerramos la barra en horario y eso nos cuesta caro, a tal punto que la gente nos hace comentarios como si no queremos ganar plata. Porque cerramos la barra cuando el lugar está lleno. Argumentaban reclamos de ruidos molestos, cuando en realidad no solamente que al pub lo abrimos a propósito en esa zona, donde solamente hay comercios alrededor, sino que los policías de la peatonal y del 911 que están en la esquina, nunca tuvieron la necesidad de decirnos que bajemos la música porque estaba molestando.
En algunos medios inclusive publicaron imágenes que tomó un fotógrafo que formaba parte de la inspección. Esas fotos deberían ser de uso privado para la inspección. Le habíamos prohibido explícitamente publicar esas fotos, pero igualmente las cedieron a la prensa o bien permitieron que se filtraran. Entendemos que estos controles son necesarios, pero no nos parece bien la necesidad de recurrir a mentiras o a patoteadas para demostrar que en Paraná se controla bien y no como en Buenos Aires donde ocurren muertes por falta de controles", argumentaron desde el espacio que es uno de los pocos en la ciudad que organiza recitales de bandas locales en vivo. 
 

Comentarios