Educación
Jueves 22 de Diciembre de 2016

En la escuela no se hace política

Un grupo de padres manifestó su indignación por los libros que recibieron, hace una semana atrás, sus hijos en el acto de colación de la Escuela Normal Superior Osvaldo Magnasco, de Victoria. "Les entregaron los diplomas más regalos, que en este caso eran libros que nos habían enviado", indicó una madre. "Nos pareció bueno que regalaran libros a los chicos, pero cuando los hojeamos notamos que eran totalmente políticos, con la firma de la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner", expresó la mujer. "Nos parece totalmente desubicado de parte de la institución. Preferiríamos que no regalaran nada", agregó.

Se trata de una antología publicada bajo el título El libro de lectura del Bicentenario. Secundaria 2. Posee un prólogo firmado por la exmandataria y otro firmado por el entonces ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. Los cuentos fueron elegidos por un grupo de escritores argentinos.

Al mismo tiempo, los padres señalaron que "el lenguaje de algunos textos no es apropiado". "Hijo de puta" y "Voy a hacer lo que se me cante el orto, pedazo de mierda", son algunas de las frases que se leen en la página 57 del libro y sobre las que puntualizaron los padres. Los diálogos pertenecen al cuento "Irman" de Samantha Schweblin -una escritora argentina que recibió diversos reconocimientos por sus libros-.

"Esto es hacer política, tiene que ver con un mensaje político que no corresponde en un acto de colación. A mi hija también le molestó, me decía: '¿Cómo nos van a regalar eso?", agregó la madre, e indicó que hablará con la rectora del establecimiento para "preguntarle porqué regalaron esos libros. Supongo que los chequearon antes de entregarlos, porque tienen el sello de la escuela".

La rectora de la escuela, María Isabel Ascarate, sostuvo que le parece "rebuscado el reclamo". Remarcó que "si los papás tienen alguna queja o lo rechazan, pueden devolverlo a la institución y hacer el reclamo por los canales formales". Muy diferente su posición a la de Hilda Leguizamón, histórica militante peronista y directora de la escuela Esparza de Paraná, que enterada del tema tomó posición: "a la escuela no se va a hacer política. No hay que mezclar. La militancia es de la puerta para afuera".

Comentarios