Pais
Martes 01 de Marzo de 2016

En la apertura de las sesiones ordinarias Macri pidió “recuperar la cultura del trabajo”

El presidente basó su discurso en “la pesada herencia” del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Al inaugurar el período de sesiones ordinarias del Congreso, ante la asamblea legislativa, Mauricio Macri invitó “a focalizar las energías en ver cómo hacer crecer a este país generando empleo y reduciendo la pobreza".
Señaló que, al asumir el gobierno nacional, se encontró con un Estado "desordenado y mal gestionado", con "falta de planeamiento, corrupción y desidia" que lo hicieron tener "poca o nula capacidad para atender sus obligaciones".
El jefe de Estado afirmó que durante los últimos años el Estado "ha mentido sistemáticamente, borrando líneas entre la realidad y fantasía", con lo cual "la credibilidad y la confianza fueron destruidas". En ese sentido precisó que "entre el 2006 al 2015 pagamos casi 694 mil millones dólares impuestos más que en la década de los '90", pero pese a eso "más recursos no implicaron mejoras en escuelas, hospitales y seguridad", ni "permitieron reducir los problemas estructurales de la pobreza y la indigencia".
Pidió a los diputados y senadores "poner la responsabilidad por sobre la retórica" para cerrar el acuerdo alcanzado con los holdouts (fondos buitre).
El primer mandatario dijo además que "Argentina tiene uno de los menores porcentajes de reservas respecto del PBI" en la región y apuntó contra "la irresponsabilidad e incompetencia de la anterior gestión" por la situación macroeconómica nacional.
A pesar de insistir en que no encontraron números ni estadísticas, Macri expuso cifras. Aseguró que el modelo llevado adelante por la anterior gestión llevó a la Argentina a la "pobreza" y "exclusión", a acumular 700% de inflación en diez años, a una excesiva presión tributaria y mayor gasto público.
"No podemos tolerar que un país como el nuestro mueran chicos de hambre, que haya 29% de pobreza, que el 42% no tenga cloacas, el 13% esté sin agua corriente, y el 40% sin conexión al gas natural”, dijo.
También afirmó que no creció el empleo por la inflación, por los impuestos y por las malas políticas aplicadas.
Ante la Asamblea Legislativa, el mandatario indicó: "Aún hay más de 3 millones de argentinos que trabajan en negro, el trabajo en negro pone a los trabajadores en situación muy vulnerable".
"Pero sí lo que creció fue el empleo público. Hemos encontrado un Estado plagado de clientelismo y un Estado al servicio de la militancia política y de destrucción de la carrera de los trabajadores públicos", enfatizó el jefe de Estado en su discurso.
Macri afirmó que las políticas de seguridad "han sido un fracaso" en los últimos años y dijo que la inseguridad "no es una sensación, sino un flagelo que ha ido sistemáticamente generando otra violencia, la verbal".
Al hablar ante la Asamblea Legislativa, Macri señaló que en materia de seguridad se encontró con un Estado "débil, con fuerzas de seguridad mal equipadas y remuneradas", y denunció el avance exponencial del narcotráfico en la última década, con "fronteras indefensas y todo el sistema de defensa desatendido".
"Será una tarea de la justicia investigar si esta situación fue fruto de la desidia, la incompetencia o de la complicidad", sostuvo Macri, despertando el aplauso de la asamblea.
El Presidente se comprometió ante los legisladores reunidos en la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional a "publicar todos los datos para que los argentinos" conozcan "el estado" del país.
Además, el primer mandatario dijo que los problemas de la infraestructura redundaron en "pérdida de competitividad" en "una economía cerrada y temerosa", para luego afirmar que Argentina está "obligada a competir" para conseguir "desarrollo y reducir la pobreza".
Macri afirmó que encontraron en el PAMI "despilfarro y corrupción, como en las peores décadas" y problemas de infraestructura en escuelas de todo el país. "Se han abierto nuevas universidades y eso es muy positivo, pero muchas fueron espacios de militancia política. No faltaron recursos en el Estado, sin embargo hospitales, rutas, trenes y comunicaciones estaban deterioradas o sus servicios saturados", dijo.
Asimismo, el jefe de Estado afirmó que la Argentina tiene déficit energético e importa energía, y en ese marco indicó que se consumieron el equivalente a dos años de producción de petróleo y 9 años de gas, lo que representó una pérdida de 115.000 millones de dólares.
 

Comentarios