Mundo
Martes 09 de Junio de 2015

En Italia, se entregó Alejandro Burzaco por el escándalo de la FIFA

El ex CEO de la empresa Torneos, acusado por la justicia de los Estados Unidos en la investigación por corrupción en la FIFA y buscado por Interpol, se entregó hoy en la ciudad italiana de Bolzano

El empresario argentino Alejandro Burzaco, titular de Torneos, quien se mantenía prófugo desde el 27 de mayo cuando se destapó el escándalo de corrupción en la FIFA, se entregó en la ciudad de Bolzano, en Italia.

Burzaco llegó al departamento policial acompañado por dos abogados, uno italiano y uno argentino, habría negociado su entrega con Interpol a cambio de información en el marco de la causa que sigue la Justicia de los Estados Unidos por el escándalo de corrupción en FIFA.

La detención de Burzaco fue confirmada por el jefe de la policía Trentina, Giuseppe Ricario, en declaraciones formuladas a Radio La Red de Buenos Aires.

"Se presentó voluntariamente esta mañana en la jefatura y quedó detenido por una división móvil. Está en la cárcel. Se presentó con un abogado. Imaginamos que su intención fue colaborar con las autoridades. Fue detenido porque, según nuestro Código Penal, hay que hacerlo si hay pedido internacional", explicó Ricario.

El empresario, quien tras conocerse la denuncia fue desplazado de Torneos, tenía pedido de captura internacional, luego de que Interpol lanzó el 1 de junio las "alertas rojas" para él y para Hugo y Mariano Jinkis, los tres argentinos que hasta el momento están imputados en la causa que se tramita en los Estados Unidos y que investiga una red de corrupción en la FIFA.

La orden de captura salió del Juzgado Federal 11 de la Capital, a cargo de Claudio Bonadío, luego de los fallidos allanamientos realizados en las empresas en busca de datos sobre sus paraderos.

Burzaco y los Jinkis estaban prófugos de la justicia argentina luego de que el mismo 27 de mayo el primer juez que recibió el pedido de extradición norteamericano vía Cancillería, Marcelo Martínez de Giorgi, les denegó el pedido de excarcelación solicitado, lo que les hubiera permitido transitar el proceso en libertad.

Los tres están acusados por la justicia de Estados Unidos de integrar una asociación ilícita que pagó coimas para obtener los contratos de televisación de grandes eventos deportivos, como campeonatos mundiales y regionales de fútbol, entre ellos la próxima Copa América.

Además de eso, la justicia norteamericana acusó a los catorce imputados de lavar dinero de las coimas a miembros de la FIFA en bancos de ese país.

Comentarios