La Provincia
Martes 20 de Enero de 2015

En Gualeguaychú se registró la mayor producción triguera

El informe de la Bolsa de Cereales de la Provincia determinó que el rinde promedio de Entre Ríos se ubicó en 2.480 kg/ha, aunque en la campaña hubo rindes máximos de hasta 5.000 kg/ha

Paraná.- La Bolsa de Cereales de la provincia de Entre Ríos informó que el rinde promedio provincial de la campaña reciente de trigo se ubicó en 2.480 kilos por hectárea, aunque en la trilla se detectaron rindes extremos, desde lotes perdidos hasta rindes máximos de 5.000 kg/ha aproximados.


Se hizo notar que una mayor superficie sembrada impulsó a que la producción entrerriana de trigo creciera a 766.883 toneladas, un 3,6% más que lo recolectado en el ciclo 2013/14. Esta cifra significa que en la campaña 2014/15 se cosecharon 309.700 hectáreas, un 14,7% más que en la campaña precedente cuando se recolectaron 270.900 hectáreas.


El dato saliente es que la producción 2014/15 de trigo, considerando las fluctuaciones de las últimas 15 campañas agrícolas, se posiciona levemente por encima del valor medio histórico, tanto en lo referente al área implantada como a las toneladas logradas.


La Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber), a través de su Sistema de Información (Siber), dio a conocer los números de producción de trigo correspondiente al ciclo agrícola 2014/15 en la provincia.


En el informe, el Siber precisó que el rendimiento promedio provincial se redujo en 9,8% con respecto a 2014, esto significa una merma de 268 kg/ha si se comparan los 2.748 kg/ha del ciclo 2013/14 versus 2.480 kg/ha de la campaña 2014/15.


Según indica el informe, la precipitación acumulada durante el ciclo del cultivo (mayo a octubre) se ubicó dentro de los valores esperados, aproximadamente 390 mm. “Durante la etapa de siembra hubo muy buena disponibilidad hídrica, incluso situaciones de excesos que paralizaron temporariamente la continuidad de las labores de implantación. En el período vegetativo, las abundantes precipitaciones de julio ocasionaron una situación de excesos hídricos en aproximadamente el 70% del área provincial; mientras que hacia fines de agosto la ausencia de lluvias generó el crecimiento de zonas con una situación de reservas regulares. Hacia inicios de la etapa reproductiva hubo reservas óptimas, las cuales fueron gradualmente desapareciendo, incrementándose los sectores con reservas regulares o bien sectores con déficits”.


La precipitación acumulada desde mayo a octubre se destaca un incremento de los montos desde el oeste hacia el este del territorio. “En la costa del Paraná la precipitación acumulada se posicionó entre 250 mm a 350 mm; mientras que en la costa del Uruguay los mínimos acumulados fueron superiores a 350 mm, con sectores puntuales que superaron los 550 mm. El promedio de las reservas hídricas durante el ciclo del cultivo refleja claramente el monto acumulado de las lluvias, predominando reservas adecuadas en el oeste y óptimas en el sector este”. El Siber destaca que fue un hecho de relevante importancia que se registró entre el 21 al 29 de octubre, donde las marcas térmicas máximas se posicionaron por encima de los 30°, lo cual generó un escenario de estrés térmico que obviamente repercutió negativamente en los rendimientos de los lotes que se encontraban en pleno llenado de granos.


 Además el informe del Siber señala que en la campaña que finalizó se detectaron rendimientos extremos, desde lotes perdidos hasta rindes máximos de 5.000 kg/ha aproximadamente. Paraná se ubicó como el Departamento con el mayor área dedicada a trigo (41.390 hectáreas), mientras que Gualeguaychú con mayor producción (110.700 toneladas).  El mejor rinde promedio departamental correspondió a Gualeguay con 3.000 kg/ha.

 

 

Comentarios