Ovacion
Martes 23 de Junio de 2015

“En el podio me dijo ‘acá está lo que te prometí’”

Contó José Werner papá de Mariano, el gran vencedor en Misiones en el TC. El triunfo fue por el día del padre.  

Andrés Martino / Ovación
amartino@uno.com.ar


Los resultados se le venían negando, por una cosa o por la otra no aparecía, pero en la sexta cita del Turismo Carretera, la más popular de la Argentina, se sacó la mufa de encima y lo hizo con un regalo extra. 

En Posadas, Misiones y justo cuando se celebrara el día del padre en nuestro país el paranaense Mariano Werner se reencontró con la victoria y por supuesto se la regaló a su papá, José quién además es un laburante más del equipo Werner Competición. 

El piloto de Ford Falcon, quién alcanzó el primer triunfo en la temporada y escaló hasta la 11ª posición del campeonato que lidera Matías Rossi, se encuentra en Buenos Aires cumpliendo con las obligaciones de estar presente en lo programas de automovilismo, pero su papá está en Paraná y él se reunió con Ovación para recordar un domingo difícil de olvidar.

—¿Mariano logró un triunfo en el TC en un día muy especial para vos?
—Realmente fue especial. Yo tengo un dicho que dice ‘donde hay revancha no hay derrota’ y este es uno de los deportes que te da revancha. Si no es este domingo es el otro, pero en algún momento te da revancha. Veníamos de tres carreras con pocos resultados, pero teníamos la sensación que se daba porque el auto no era un desastre, el auto andaba bien y en algún momento y por algún motivo nos iba a dar un buen resultado. En este caso tuvimos la idea que se podía dar y es una gran satisfacción.

—¿Cómo lo viviste en lo personal?
—La sensación mía era que se daba como se dio en distintas ocasiones. No para el Día del Padre pero sí para mi cumpleaños. En la Fórmula Renault, en Olavarría me dijo el sábado, el domingo era mi cumpleaños, mañana te regalo el triunfo y así fue. El domingo pasó algo así y yo le dije Mariano ‘regalame un buen resultado porque si no ganás me vas a deber el regalo’. Él se río y el domingo desde el podio me dijo acá está lo que te prometí. También por una rara coincidencia su primera carrera del TC Pista la gana en Posadas el día de mi cumpleaños y estábamos junto a Gabriel (hermano de Mariano). Ahora vuelve a ganar en Posadas cuando no había ganado ningún Ford.

—Están acostumbrados los Werner a festejar en momentos especiales de sus vidas. Si no es tu cumpleaños, es el aniversario de Gabriel o ahora el Día del Padre.
—Es una casualidad creo porque también es un casualidad que tu cumpleaños caiga un domingo. Esta vez se dió.

—¿Con el regalo está a mano o te debe algo más?
—Quedamos mal. Él me dijo por radio, antes de retarme, que el regalo era por el Día del Padre y también por el cumpleaños que es el miércoles. Me hizo un dos por uno y creo que eso no está bien (risas).

—Una victoria que ilusiona porque sirvió para escalar en el campeonato
—La verdad que son 45 puntos de oro y nos hacían mucha falta. Ahora viene una etapa decisiva por el tipo de carreras y porque ya vamos buscando la entrada a los playoff. En este momentos quedamos 11º y ahora se viene un gran desafío que es la carrera de Termas que es doble con todo lo que ello implica. Después viene otra carrera importante que será Olavarría y por sorteo no habrá clasificación. Habrá cambio de gomas y carga de combustible así que también será una carrera muy especial donde te podés traer una gran remontada en el campeonato o por ahí te deja sin nada.

—Posadas fue especial también para Ford y porque compartieron el podio con Omar El Gurí Martínez.
—La verdad que fue una sensación muy grata compartir con el Gurí el podio. No sabés como estaba la hinchada de Ford. Bramaba y estaba ansiosa de resultados porque había tenido una carrera con el Pato Silva. Ahora con esta estaban todos con una sed de victoria importantísima. Venía con una sequía muy grande la marca.

La palabra de Mariano

“Estoy contento. Le pude regalar un triunfo a mi papá. Pudimos trabajar fuerte y recuperar el potencial del auto. Me favoreció obviamente el abandono de Mauro (Giallomabrado). Juampi (Gianini) me traía muy de cerca pero después del Pace Car pude hacer una diferencia”, le dijo a Ovación el piloto entrerriano Mariano Werner desde Buenos Aires donde se encuentra cumpliendo con los compromisos que requiere la categoría. 

“Estoy muy contento. Agradecido a todos los integrantes del equipo, a Adrián Fernández, a Machete Esteban. Veníamos de dos carreras muy malas y trabajamos muy fuerte sobre el auto. Recuperamos el potencial y pudimos celebrar esta gran alegría”, manifestó el paranaense luego de alcanzar su 6ª victoria en 114 carreras de Turismo Carretera.

 

Comentarios