A Fondo
Martes 28 de Abril de 2015

En el campo aún arriendan como hace 60 años

Carlos Damonte / Jefe de Redacción de UNO
cdamonte@uno.com.ar


Gran parte de las labores rurales que se expanden a lo ancho de las 6 millones de hectáreas productivas de la provincia están atadas a “una enorme diversidad de contratos entre empresarios y propietarios de campos” como bien se precisó en el sitio de noticias Campo en Acción ayer. Empero, la importancia del asunto para la definición del resultado de los negocios, la regulación de tales contratos es tan obsoleta que data de 1948. Es la Ley Nº 13.246 de Arrendamientos y Aparcerías Rurales modificada por última vez en 1980. El campo en general y la agricultura en particular han sido protagonistas de al menos cinco revoluciones tecnológicas que dieron vuelta por completo el negocio, pero a la hora de alquilar el método es el mismo que seis décadas atrás.

Por caso, en el sitio mencionado se precisa que la legislación vigente no permite acordar un contrato de arrendamiento agrícola por un año calendario: solo habilita pactar un contrato accidental por hasta dos cosechas. La norma dispone que el arrendamiento debe tener un plazo mínimo de tres años. Por lo tanto, en caso de existir conflictividad, el arrendatario puede hacer valer el plazo legal de tres años con las condiciones pactadas durante el primero. Aunque eso no es habitual en el sector porque los acuerdos suelen hacerse en un ámbito de confianza.

“Queremos que se cumpla la Ley de Arrendamientos vigente, que prevé un alquiler mínimo de tres años y que los contratos accidentales sean la excepción y no la regla”, aseguró el secretario de Agricultura, Gabriel Delgado, durante una entrevista a Canal Rural.

“El dueño de la tierra que no está conectado con el campo todos los años quiere cobrar la mayor cantidad de dinero y eso por ahí genera externalidades ambientales”, argumentó el funcionario. Así las cosas, se impone modernizar la labor de abogados, escribanos y legisladores de manera que sus determinaciones queden en sintonía con los hombres que ya trabajan con tecnologías de punta para obtener los mejores rindes.

 

Comentarios