Ovacion
Lunes 15 de Febrero de 2016

En el Bosque no hay Patrón: manda el Lobo

Gimnasia le ganó a Patronato por 3 a 2 en un partido emotivo, pero marcado por los errores de ambas defensas.

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


Armar un equipo con un esquema ambicioso es saludable y agradable para la vista del simpatizante que va a ver un espectáculo. Pero si carece del equilibrio necesario puede pagarse con altos costos en el arco propio. Patronato fue ambicioso en La Plata pero sin la consistencia que todo equipo necesita y lo terminó pagando con una derrota. Cayó por 3 a 2 ante Gimnasia en el marco de la segunda fecha de la Zona 1 del Torneo de Transición de Primera A. Franco Niel, Lorenzo Faravelli y Walter Bou anotaron para el bonaerense; Matías Garrido por partido doble marcó para el Rojinegro que sufrió la expulsión de Lautaro Geminiani. El miércoles, Patringa recibe a Arsenal en el Grella.

* PRIMER TIEMPO. Los primeros movimientos mostraron al Rojiengro dispuesto a plantear una ardua pelea en la mitad de la cancha. No solamente presionó a su rival, sino que le robó la pelota y se situó en campo ajeno. Los primeros 10’ iniciales mostraron al elenco entrerriano dominador, pero sin la profundidad. En más el primero de los arqueros en participar fue Sebastián Bértoli debió recostarse sobre su palo derecho para controlar un envío de Perdomo. El Rojinegro era más y cristalizó su supremacía a los 10’, cuando Garrido sacó a relucir su pegada exquisita y tras un toque corte de Garré clavó la pelota en un ángulo bajo, inalcanzable para Bologna que quedó de rodillas viendo como el 1 a 0 era inevitable.

La ventaja prematura acentuó la convicción de Patrón y desordenó aun más al dueño de casa. A los 13’ Lautaro Comas ensayó un autopase y se fue cara a cara con el cuidapalos local, pero definió al cuerpo. Que Troglio mandara a mover a parte de los suplentes antes de los 20’ mostraba su disconformismo con los hombres tenían en cancha. 

La intensidad de la presión del Negro no cesaba y servía para sostener el trámite lejos de su arco. Nada lo hacía presagiar, pero el empate Mensana llegó en un momento que le era desfavorable. A los 24, no hubo cobertura en la escalada de Álvaro Fernández por derecha, el mediocampista sirvió un centro que el Noble cabeceó entre los grandotes para colocar el balón lejos de Bértoli y establecer el inmerecido 1 a 1.

La paridad hizo que las dudas se trasladaran de bando. El contexto se emparejó y dejó de mostrar al Rojinegro como el gran dominador. El avance de los minutos fue mostrando una disminución en el rendimiento del Santo que ya no tuvo la conexión indispensable para generar juego de ataque y con dificultades para controlar el sector izquierdo de su defensa. 

El local era un puñado de voluntades que iba como podía y sacaba provecho del lento retroceso de su rival como a los 42’ cuando Niel sacó un remate cruzado que Bértoli logró desviar con un manotazo salvador cuando la conquista parecía inevitable. El pitazo final de Herrera llegó como una especie de alivio para un Patronato que arrancó bien, pero fue perdiendo consistencia.

* SEGUNDO TIEMPO. Tardó Patringa en volver, asomó dormido en la reanudación y lo pagó con un alto precio. A los 40 segundos, Castillón ganó con facilidad las espaldas de Garré y sacó un remate cruzado que con Bértoli vencido, Andrade devolvió en la línea; todos miraron el rechazo y Faravelli sacó un remate alto que se transformó en el 2 a 1. 

En desventaja le costó a Patronato asumir el protagonismo. El Lobo no era muy consistente pero el Negro no era profundo. Además brindaba facilidades por los laterales que por momentos eran disimuladas por los cruces de Andrade yendo de un lado a otro.

Con el ingreso de Bertocchi por Comas, la visita intentó ganar en tenencia. En un momento complicado encontró la paridad cuando Garrido capturó una pelota dormida en el área para clavar el 2 a 2.

La conquista del sanjuanino le dio al elenco de calle Grella la inyección anímica para ir por más. Los males defensivos compartidos le daban emotividad a un trámite intenso, emotivo pero carente de brillo. 

El resultado era incierto. Los dos iban pero no tenían equilibrio, dejaban demasiados huecos de mitad de cancha hacia atrás. A los 29’ Bou se fue por atrás de Geminiani, Andrade no fue certero en el cierre e increíblemente Niel volvió a ganar de cabeza en el área chica para establecer el 3 a 2. 

La expulsión de Geminiani –tuvo una tarde para el olvido– complicó la ambición Santa por arribar a la paridad. Con tres en el fondo, mucha vergüenza fue el Santo en busca de la paridad que casi alcanza pero Telechea definió débil de cabeza y sin marcas, cuando la situación aconsejaba otra cosa. 

Las claves

* SIN CUSTODIA. Los laterales de Patronato fueron una puerta abierta para los atacantes y volantes de Gimnasia que lastimaron cuando se lo propusieron. 

* DESEQUILIBRIO. Patronato se muestra a una velocidad cuando pasa al ataque, pero la lentitud en el retroceso hacen que le generen muchas situaciones en su arco. 

* LA GRAN CHANCE. Desperdiciada por Lautaro Comas  (foto) cuando el equipo ganaba 1 a 0 y que hubiera significado un 2 a 0 casi lapidario para un Gimnasia desconcertado.

Cómo jugaron

* Sebastián Bértoli. Un par de salvadas importantes. Sobre el final cayó en el desconcierto por una defensa que no le dio garantías. 
* Lautaro Geminiani. Sus condiciones no se pueden negar, pero parece que la ansiedad le juega en contra. Muy flojo en la marca y encima se fue expulsado.
* Walter Andrade. El único que sacó un aprobado en la última línea. Se esforzó cruzando de un lado a otro para disimular los horrores de sus compañeros de línea. 
* Abel Masuero. Da la sensación de no tener el ritmo necesario para lo que propone Patronato. En trámites intensos, siente prematuramente el desgaste. 
* Ezequiel Garré. Muy floja presentación del Mago con la Rojinegra. Por su costado siempre Gimnasia tuvo vía libre para atacar.
* Fernando De La Fuente. A contramano del partido. No fue sorpresa en ataque. Colaboró muy poco en la contención. Flojo lo del volante derecho.
* Marcelo Guzmán. Pasó desapercibido en la cancha. Estar muy solo le dificultó las tareas de contención. Flojo lo del cordobés.
* Matías Garrido. Por lejos el mejor de Patronato, no solamente por los goles sino por su actitud para intentar jugar siempre la pelota a un compañero.
* Lautaro Comas. En sus pies Patronato tuvo la chance de darle un golpe de nocaut a Gimnasia antes del cuarto de hora. Malograr un mano a mano lo condicionó para el resto del partido.
* Fernando Telechea. Poca participación del goleador en una defensa que dio muchas ventajas.
* Mauricio Carrasco. Tuvo mucho empeño y siempre se mostró como receptor para generar situaciones de ataque donde no siempre encontró compañía.
* Desde el banco. Bertochi (6): Intentó darle mayor control de balón y serenidad en el traslado del equipo. Callejo: jugó pocos minutos para ser calificado en el partido. Los dos jugadores hicieron su presentación en el primer equipo de Patronato tras su incorporación en la semana.

Apostillas

* Minuto de silencio. Se efectuó antes de empezar el partido en homenaje al jugador de Muñiz, Claudio Walter Ezequiel Flores, fallecido el viernes por un paro cardiorrespiratorio. 
* Legión entrerriana. Varios de los jugadores de Gimnasia son de origen entrerriano: Erik Ramírez, Walter Bou, Yair Bonín y el ayudante de campo Víctor Bernay. 
 * Muy avanzada. La construcción de platea lateral que da espaldas al centro de La Plata.
* Sobre la hora. Teniendo en cuenta que solamente pudieron ingresar los socios del club, los hinchas de Gimnasia llegaron. 
* Regresa inmediato. La delegación de Patronato, descansó anoche en Capital Federal y hoy a las 6 emprende el regreso vía aérea a Paraná.
* Afuera del banco. Marcos Quiroga fue ayer el jugador 19 en Patronato. El sunchalense integró la delegación pero no firmó planilla.
* Falta el transfer. Matías Donoso Garate tiene todo acordado con la dirigencia para sumarse a Patronato. “Falta el transfer de Emiratos Árabes”, expresó a Ovación el presidente José Gómez. Se define hoy.

Comentarios