Accidente vial
Miércoles 20 de Julio de 2016

En el barrio José Hernández cuentan robos todos los días

Casas, autos, comercios y peatones son víctimas de la inseguridad. Vecinos piden prevención y apuntan al consumo de drogas

Un almacenero se despertó cuando le rompieron el vidrio del local para robarle mercadería. Una señora se levantó y observó su auto con tres ruedas. Tres vecinos amanecieron el mismo día con las puertas de sus autos forzadas. Otros se apuran a llegar rápido a sus departamentos y avanzada la noche ya pocos andan en la calle, los pasillos o espacios verdes. Ni la escuela Los Constituyentes se salvó y le llevaron costosos elementos. "El barrio José Hernández ya no es tranquilo como antes", aseguran vecinos que viven hace años en ese lugar de la zona norte de Paraná. Señalan a grupos de jóvenes, algunos del barrio y otros no, afectados por el consumo de drogas y alcohol, y piden más seguridad y prevención.

La dueña de un comercio contó que varias veces ha sufrido daños en intentos de robos, pero que últimamente el problema está afuera, donde "se arman juntaderos". Esta mujer, hace tres días, fue a buscar su auto y notó que le faltaba la rueda trasera izquierda. El Renault 11 todavía sigue ahí sostenido por cuatro ladrillos. "De noche no hay custodia, que es cuando pasan las cosas", aseguró a UNO.

Humberto tiene una despensa y contó que hace dos semanas fueron a robarle dos veces en la misma madrugada, con una hora y media de diferencia: "Con lo que pudieron tras las rejas arrastraban con un caño botellas y alcohol. Me despertaron con el ruido, y cuando aparecí se tiraron de la reja. Se llamó a la Policía, y la segunda vez fue a la hora y media y ahí sí atraparon a un menor de 16 años, vecino mío".

"Y antenoche (por el domingo) me quisieron asaltar. No alcanzaron a sacar un arma, porque justo había gente adentro del negocio que estábamos atendiendo, y uno de ellos alcanzó a cerrar con llave la puerta antes que el tipo entrara, porque bajó uno corriendo y el otro se quedó esperando. Eran como a las 11 de la noche", contó Humberto a UNO.

En este sentido, el vecino planteó que "está peligroso, han asaltado a remiseros, han prendido fuego una camioneta acá enfrente, todo eso pasó en las últimas dos semanas. Y lo último fue la escuela". Acerca de la presencia de la Policía dijo: "Tenemos custodia policial durante las horas de comercio, y de noche circula un patrullero, no es que no vengan al barrio, yo los veo cada hora, hora y media, pero desde allá los ven que están llegando. Los grupitos se desparraman y después se juntan de vuelta". Por eso consideró que "no hay prevención".

"Y los autos en este momento están sufriendo la consecuencias, porque la misma noche que me robaron acá le robaron el estéreo a un auto enfrente, a las pocas noches prendieron fuego la camioneta, después robaron en un auto del estacionamiento, y la moto que pueda llegar a quedar afuera desaparece", afirmó.

Como informó UNO el lunes, durante el fin de semana la escuela Nº 206 Los Constituyentes fue blanco de delincuentes que tras romper una reja y un vidrio, que dan a la biblioteca, ingresaron y se apoderaron del equipo de audio, un parlante con amplificador comprado hace dos semanas, dos bafles, un amplificador, un televisor, un microcomponente y un reproductor de DVD. Hasta ayer no tuvieron novedades del paradero de los elemento que esperan recuperar.

En el José Hernández viven 320 familias, es decir que es un barrio muy poblado, y con espacios que de día lo embellecen y de noche permiten a los ladrones ocultarse o escapar hacia otros lugares donde no puedan ser alcanzados. Por eso, Humberto reflexionó: "Esto que me pasó a mí no es preocupante. Lo preocupante es lo que se está empezando a ver ahora, están apareciendo de afuera a mano armada a robar gente acá, porque ven que hay mucho movimiento a toda hora y tienen escape para todos lados".

Muchos de quienes roban "son todos gurises de acá que yo los he visto crecer, sino que ahora están contaminados con el tema de la droga", se lamentó el vecino.

Otro hombre del barrio contó que no todos van a hacer la denuncia, porque saben que son menores y quedan libres en seguida. Además, al ser conocidos con los que roban, "muchos temen sufrir las consecuencias de haberlos denunciado".

***
"El autor de los daños está identificado"

A principios de año, UNO publicó acerca esta situación que viven los vecinos del barrio José Hernández y el problema parecía ser el mismo, con menores de la zona y el barrio Nueva Ciudad. Al respecto, desde la Policía informaron que se venía trabajando en la prevención, que se había mejorado la situación, pero que el fin de semana se volvió a complicar con tres autos dañados. Por esto, indicaron que se está trabajando en un nuevo plan para llevar tranquilidad a los vecinos y lograr la prevención necesaria.

"Se han levantado huellas y ya tendríamos identificados a uno de los implicados, estamos trabajando junto con el fiscal de turno para ver si podemos hacer un allanamiento", aseguró el jefe de la comisaría 14ª, comisario Cristián Arrué.

Respecto de las medidas de prevención en este barrio, dijo que se trata de recorridas en el móvil policial. "Paramos, nos bajamos, caminamos por adentro del barrio, y esto hace que los menores que se juntan se dispersen e ingresen a su domicilio. Los tenemos a todos identificados, son hijos de los vecinos y amigos que son de afuera". Además, dijo que hay dos puestos de vigilancia con dos policías apostados en el interior del barrio.

"Estamos haciendo lo posible para llevar tranquilidad a los vecinos", aseguró Arrué.


Comentarios