Cultura
Miércoles 21 de Diciembre de 2016

En Cultura desconocen el daño económico que sufrió la Escuela de Circo

Rita Riso, la supervisora de la Larrisa, respondió que es "imposible" que una cama elástica esté dentro "de un cuartito de dos por dos". La comunidad deberá estar atenta por el futuro del edificio.

Siempre que pasa algo, como un incendio, en algún edificio histórico de Paraná se me viene a la cabeza un ensayo de Beatriz Sarlo que escribió en 1998 y apareció en el libro Tiempo Presente. Notas sobre el cambio de una cultura. Siglo XXI, Octubre de 2010.
"Ya nadie protesta por el hecho de que en cada edificio que se pretende salvar, se abra un shopping. El shopping es aceptado como un destino: viene junto con el capitalismo sin fronteras, la globalización de los mercados, la naturalizada impotencia del Estado para definir metas, etc., etc. Ni en París, ni en Londres, ni siquiera en Nueva York, todo edificio viejo se convierte en shopping. Pero en Buenos Aires, sí. Ésa es la peculiaridad del capitalismo salvaje, ignorante y anticultural de la Argentina: un shopping es prácticamente el único destino pensable para prácticamente cualquier pedazo de ciudad que decida conservarse".

Ayer se prendió fuego el "cuartito" en donde guardaban los elementos de la Escuela de Circo Larrisa que funciona (¿aba?) en el centro cultural y experimental Gloria Montoya en el corazón del Parque Urquiza.

La nota titulada Valiosas pérdidas tras incendio en el centro cultural Gloria Montoya sigue siendo la más leída en el sitio web de Diario UNO de Entre Ríos.

En las redes comenzaron a circular comentarios de todo tipo. Enseguida, la posibilidad de la privatización, nació entre las cenizas.


Con todo este revuelo virtual UNO llamó a Rita Riso que ocupa el cargo de supervisora de la Escuela Municipal de Circo Larrisa. Es el nexo entre Magda Varisco, la secretaria de Cultura de la Municipalidad, y la secretaria de la Escuela.

Riso comenzó diciendo que "no hay que magnificar el tema" y que "gracias a Dios la Escuela está de vacaciones".

Al ser consultada sobre las pérdidas económicas pidió "esperar por las pericias".

Cuando UNO le comentó que en las primeras fotos que aparecieron se ve la lona quemada de la cama elástica, respondió: "Informate bien, una cama elástica no puede entrar en un cuartito dos por dos".

Después siguió ninguneando los daños, tanto, que me hizo acordar al texto de la Sarlo y esa costumbre que tiene el capitalismo de destruir para después apropiar.

Comentarios