Inseguridad
Domingo 23 de Octubre de 2016

En barrio Los Aromos piden cámaras de vigilancia por robos

Los hechos de inseguridad están a la orden del día. Sostienen que en la seccional 10ª son escuchados, pero necesitan acciones

Desde hace un tiempo, los vecinos del barrio Los Aromos piensan dos veces antes de salir en horario nocturno, cuando andan por la calle van sin carteras ni billeteras, temen regresar de la escuela o el trabajo y algunos comercios cierran más temprano, o atienden tras las rejas.

La semana pasada, un chico que había salido de la escuela fue abordado por delincuentes que le arrebataron el celular, pero además en la acción le golpearon fuertemente la cabeza. Unos días antes, desde un auto se bajaron y con un arma, le apuntaron a una señora que caminaba por la vereda y le sacaron la cartera. Una pareja intentó ayudarla, pero los ladrones también quisieron robarles. Fueron los últimos de una serie de robos que hace varios meses preocupa a la gente que vive en la zona de Provincias Unidas y División de los Andes. Por eso, piden que se tomen medidas que contribuyan a la seguridad, entre ellas la colocación de cámaras de vigilancia del 911 o de la Municipalidad de Paraná, al tiempo que destacaron el cambio que hubo recientemente en la comisaría 10ª, ya que ahora sí son escuchados por las nuevas autoridades.

"Los que roban no son personas de este barrio", aseguran integrantes de la comisión vecinal, y ven que el problema es que esas calles se ha convertido en "zona de paso" de otros barrios linderos en los que viven personas conflictivas.

Una cuestión que Oscar Yfrán, el presidente de la comisión vecinal lamenta, es que algunos comercios de Provincias Unidas cierran sus puertas a las 19.30 o 20, siendo que en un barrio los vecinos acuden a hacer compras más tarde.

Hasta hace un mes, en la comisaría 10ª nunca tenían respuestas ante los hechos de inseguridad y ni siquiera los atendían. Ahora, con los nuevos jefes, están muy conformes porque la Policía acude enseguida al lugar luego de un llamado, tanto desde la dependencia policial como del 911. Asimismo, destacaron que ayudan mucho los controles de moto y de identificación de personas en las inmediaciones del barrio, lo cual disuade a los ladrones. Pero, claro, esto no se puede hacer las 24 horas.

El sistema de cámaras de videovigilancia del 911 está concentrado en el centro de la ciudad, accesos y otros lugares muy transitados, pero los barrios han quedado relegados de este sistema. Por eso, piden que la Policía instale nuevas cámaras en esta zona golpeada por los robos, o que desde la Municipalidad, con quienes han mantenido diálogos al respecto, tengan en cuenta este barrio a la hora de poner las cámaras que se adquirirán para la ciudad.

Comentarios