Aumentazo
Martes 01 de Noviembre de 2016

En África los sueldos altos empeoraron la corrupción

En Argentina siempre se dijo que los legisladores tienen que ganar más porque ocupan un lugar de poder "sensible". El problema es moral porque el 60% de los argentinos cobran, en promedio, 9.000 pesos.

El año pasado, en la Conferencia Anual sobre África 2015 del Banco Mundial, presentaron el informe titulado Los sueldos más altos pueden empeorar la corrupción.


En el resumen que se puede leer completo aquí detallaron: "El 1 de julio de 2010, ser policía se convirtió en algo muy importante. Gracias a una nueva reforma normativa, los sueldos de los funcionarios policiales se duplicaron de la noche a la mañana (...) Sobre la base de las encuestas realizadas a los conductores de camiones que viajan entre Uagadugú (la capital de Burkina Faso) y Tema (un puerto importante en Ghana). Para nuestra sorpresa, descubrimos exactamente lo contrario de lo que la mayoría de los ghaneses con los que habíamos conversado anticipaban —y, para ser justos, gran parte de las teorías económicas. No solo la policía pasó más tiempo sobornando a los conductores después de recibir sueldos más altos, sino que, además, obtuvieron mucho más dinero tras el mejoramiento salarial. En vez de llevar a una fuerza policial más educada, los sueldos más altos parecían dar lugar a un mayor deseo de cometer actos de corrupción".


En Argentina, la semana pasada, se conoció por la información que brindó el diputado Néstor Pitrola del Frente de Izquierda que los legisladores se otorgaron un aumentaron del 47%. Desde octubre, todos los senadores y diputados nacionales cobraron, en promedio, unos 85.000 pesos de bolsillo.

Defendiendo el aumento, el diputado del PRO, Pablo Tonelli, resaltó que "la dieta de los legisladores tiene que tener correspondencia con los sueldos de los ministros o de los jueces de la Corte, en ese sentido, estamos por debajo pero no me preocupa".


Hoy a la mañana en el programa de radio No Somos Nadie, que conduce Juan Pablo Varsky, detallaron los ingresos en bruto del poder Ejecutivo y Judicial.


En el informe resaltaron que, el presidente Mauricio Macri, cobra 173.000 pesos al mes y los ministros rondan los 152.000 pesos.


Además agregaron que, un juez federal, ronda los 135.000 pesos en promedio. Los 126.000 que terminan recibiendo los legisladores estarían dentro de los "parámetros".


Hoy el problema es moral porque, también la semana pasada se conoció que, el 60% de los argentinos gana en promedio 9.000 pesos.


Los que ganan 20.000 pesos por mes están dentro del 10% que más ganan en el país.


En el sector privado, no hay información sobre lo que ganan los Ceo, pero se sabe que en empresas muy importantes, la diferencia entre el Ceo y el empleado que menos gana es de 30 veces. "En el sector financiero se manejan diferencias mayores porque los Ceo cobran más; pero no hay datos precisos", publicaron en el Cronista de junio.


Los directores, que cobran mucho menos que los Ceo, según al Total Remuneration Survey 2015 que elabora la consultora Mercer en base a una encuesta a 429 empresas, en diciembre pasado recibieron en promedio 133.724 pesos y la categoría de empleado técnico y administrativo 17.048 pesos.

Comentarios