Pais
Sábado 15 de Agosto de 2015

Empresario boliviano acusado de ingresar cocaína acumula 13 causas

Empresario boliviano está acusado de ingresar una tonelada de cocaína a Argentina y ya acumula 13 causas.

Un empresario boliviano que está acusado de liderar una organización internacional que ingresó una tonelada de cocaí­na a la Argentina a través de distintos enví­os en camiones cisterna, ya acumula 13 causas en la justicia federal de Salta, donde buscan unificar las investigaciones para que únicamente no queden como responsables los choferes de los vehí­culos.
Según informó la Procuración General de la Nación en su página, los fiscales que tienen a su cargo los expedientes consideran que la "atomización" de las investigaciones dificulta llevar adelante una pesquisa global sobre la banda, presuntamente liderada por el empresario José Luis Sejas Rosales.
En ese sentido, el fiscal federal 1 de Salta, Ricardo Toranzos, el fiscal coordinador de ese distrito, Eduardo Villalba, y el titular de la Procuradurí­a de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, solicitaron la acumulación de las 13 causas que ya tramitan en la provincia.
El pedido se fundamenta en razones de economí­a procesal, es decir, evitar la realización de idénticas medidas de prueba en cada uno de los expedientes que investigan a Sejas Rosales y al conglomerado comercial conformado por él y algunos de sus familiares directos, de quienes se pidió la detención.
La idea de los fiscales es que la investigación se unifique en el juzgado federal 1 de Salta capital, a cargo de Julio Bavio, lo que facilitará además una correcta imputación contra los acusados.
En abril, Sejas Rosales habí­a sido detenido por el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, tras detectarse el transporte de cocaí­na diluída en casi 600 litros de un lí­quido depositado en el tanque de combustible de un camión.
También se descubrió el tráfico de unos 35.000 litros de tolueno, precursor químico que sirve para convertir la pasta base en clorhidrato de cocaí­na.
Es decir, la cocaí­na que no se terminaba de elaborar en Bolivia, se intentaba producir en otro lugar tras hacer pasar falsamente el tolueno como alcohol etí­lico en la documentación que se presentaba en la Aduana.
De acuerdo a la información de la página Fiscales, pocos dí­as después de ese operativo, el juez Reynoso excarceló al empresario boliviano al considerarlo "partí­cipe secundario" de la tentativa de contrabando.
Además, ignoró la imputación por contrabando de tolueno, pues habí­a devuelto a su dueño el camión con la carga y el peritaje del líquido se conoció después de que el transporte pasara la frontera rumbo a Chile.
Tras la apelación de los fiscales intervinientes, la Cámara Federal de Salta apartó a Reynoso y designó al juez Bavio para esta causa y otras nueve que tramitaban por entonces contra Sejas Rosales.
Antes de remitir su expediente, Reynoso ordenó la captura nacional e internacional del mismo empresario en otra investigación abierta luego de que el 13 de marzo se hallaran en Tartagal un camión con 21 kilos de cocaína perteciente a Corporación Regional de Transportes Asociados (CRETA SRL), propiedad de Sejas Rosales.
El trabajo conjunto de los fiscales de esa causa, Ricardo Toranzos y José Luis Bruno, del fiscal Villalba y el equipo de la Procunar permitió incorporar otros cuatro hechos que no estaban en la denuncia original.
De este modo, la investigación relacionó a Sejas Rosales en el tráfico ilí­cito de al menos 918 kilos de cocaí­na y 35.000 litros de sustancias quí­micas necesarias para la elaboración de ese estupefaciente.
Las 13 causas que se buscan unificar abordan el tráfico en forma "atomizada" y los choferes de los camiones eran, hasta la detección de los patrones comunes por parte de los fiscales, los únicos en responder por casos supuestamente aislados.
Las investigaciones muestran un modus operandi que tiene como denominador común el ocultamiento de la carga de estupefacientes en camiones de la firma perteneciente a Sejas Rosales, con base en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra.
El ingreso a la Argentina es siempre a través de distintos pasos fronterizos de Salta, particularmente el que une Yacuiba con Salvador Mazza, y la droga fue hallada tanto en tanques como en matafuegos de camiones de CRETA SRL.
Los investigadores creen que sólo hay dos opciones: o bien todos los choferes trafican por su propia cuenta y se valen para ello de los camiones que manejan, lo cual parece ilógico, o los empresarios dueños de los vehículos son quienes conforman una organización narcocriminal transnacional, que es lo que apuntan a probar.

Fuente: Télam

Comentarios