Policiales
Miércoles 08 de Abril de 2015

Empresa de Ramírez quedó vinculada al tráfico de droga

Más de una tonelada de marihuana fue incautada en Misiones, oculta en un camión de una firma de transporte y corralón de General Ramírez, relacionada a funcionarios locales y provinciales

José Amado / De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar

 


En un procedimiento de la Gendarmería Nacional, se incautó más de una tonelada de droga que era transportada en la ruta nacional 12, en la provincia de Misiones, cerca de la localidad de San Ignacio. La carga estaba oculta en un la cabina para dormir del camión, que pertenece a una empresa de la localidad entrerriana de General Ramírez.


El lunes a la madrugada, efectivos del Escuadrón 11 “San Ignacio” efectuaban un patrullaje sobre la mencionada ruta , a la altura del puente del arroyo Yabebyri, cuando observaron la aproximación de un camión con acoplado que circulaba en dirección norte-sur, en contramano.


Ante esta maniobra ilícita, el personal de la fuerza detuvo la marcha del vehículo para llevar a cabo el control correspondiente. Además de revisar la documentación del camión y de su conductor, contaron con la ayuda del can detector de narcóticos al momento de la requisa.

 

El perro no tardó en marcar el habitáculo del dormitorio (ubicado en el sector contiguo a la cabina), y de esta manera los gendarmes constataron que allí se ocultaban 51 bolsas con estupefacientes. También hallaron en el cenicero del camión un envoltorio con un gramo de cocaína.


El contenido de las bolsas fue sometido al test reactivo correspondiente, que arrojó como resultado que se trataba de marihuana. Con la autorización del Juzgado Federal de la ciudad de Posadas se procedió al traslado de los testigos, el conductor y el camión hacia el escuadrón donde se corroboró que en el interior de los bultos se escondían 1.168 paquetes con la sustancia cannabis sativa, cuyo peso total fue de 1.224,241 kilogramos.


El magistrado interviniente orientó la detención del chofer involucrado como así también el decomiso del estupefaciente, dinero en efectivo y documentación de interés para la causa.


Según informaron a UNO fuentes allegadas a la investigación, el camión en el que se transportaba el cargamento de droga lleva la insignia de la empresa de General Ramírez, que se dedica al rubro corralón y transporte de carga.


Además, se remarcó que la firma tiene vínculos políticos con altos funcionarios de la Municipalidad de Ramírez y de la Provincia.

 

Respecto del camionero detenido, se informó que se trataría de un hombre de la misma localidad del departamento Diamante.


La Justicia Federal busca determinar la responsabilidad de la operación narco: si recae todo el peso de la ley sobre el chofer o si la empresa entrerriana tiene que ver al respecto.


Cabe mencionar como ejemplo el caso del camión detectado en Paraná por la Policía Federal en un camión de la empresa misionera Mercom. El titular de la misma, cuando se enteró que el vehículo con el cargamento secuestrado en Paraná tenía el logo y nombre de su firma, se presentó en la Justicia para dar explicaciones al respecto: dijo que había vendido el camión a un hombre unas semanas atrás, pero no le había retirado la inscripción en la puerta.

 

Otros viajeros entrerriano detenidos en otras provincias

 

Esta no es la primera vez que un entrerriano es sorprendido en otra provincia transportando una gran cantidad de droga. Entre los casos más recordados se encuentran el del exchofer de la Gobernación, Marcelo Alejandro Acosta, y el del exsuboficial del Servicio Penitenciario de Entre Ríos (SPER), Gabriel Ríos.


Acosta fue detenido el año pasado en Santa Fe con 20 kilogramos de cocaína en su vehículo. El 13 de mayo manejaba un Peugeot 307 gris con otros dos autos de apoyo, en la autopista que une Santa fe con Rosario, cuando se toparon con un control policial que detectó y desarticuló la operación narco.


El hombre quedó detenido e imputado por el delito de Transporte de estupefacientes por la Justicia Federal, y se sospechó en la causa que habría estado trabajando para la banda de Los Lagartos, quienes mantenían contactos con Los Monos, los narcotraficantes que se jactaban de controlar la venta de cocaína en Rosario.


Hace casi tres años, Gabriel Ríos viajaba al mando de un vehículo que aparentaba ser de un servicio funerario para el transporte de féretros. Fue en junio de 2012 cuando cayó preso en un operativo de la Gendarmería Nacional en Corrientes, sobre el corredor vial de la ruta nacional 12. Al ser requisada la Fiat Ducato, se observó que tenía un ataúd que en su interior contenía casi 350 kilos de marihuana.­

 

 

Comentarios