Policiales
Jueves 20 de Agosto de 2015

Empleada vendía datos de casas para violentos robos

La Policía identificó a la entregadora y a los ladrones de varios asaltos a familias del centro de Paraná

La investigación de una serie de asaltos a viviendas de la ciudad de Paraná ocurridos en el último mes, algunos de ellos con familias maniatadas, llevó a los policías hasta una mujer y tres hombres que actuaban en forma coordinada para obtener información y dar los golpes. En un allanamiento realizado ayer, se identificó a la presunta entregadora, a quien además le encontraron cocaína en su poder. La banda fue desbaratada y los cuatro implicados quedaron a disposición de la Fiscalía.

Según se informó a UNO, las víctimas fueron familias de clase alta y media que viven en el centro de la capital entrerriana. En algunos casos los delincuentes ingresaron a sus casas o departamentos cuando no había nadie, y así se apoderaban de elementos de electrónica, dinero y joyas. Cuando en las viviendas estaban sus dueños, eran reducidos y maniatados para concretar la faena. Los hechos ocurridos en el último mes no trascendieron públicamente.

La paciente pesquisa del personal de la División Robos y Hurtos observó una llamativa coincidencia: todas las familias víctimas habían contratado a una mujer para tareas domésticas. Antes o después de producirse el asalto, la empleada se hacía echar, renunciaba al trabajo o simplemente dejaba de ir. Con otros elementos reunidos, se supo que la joven, de menos de 30 años, tomaba el empleo, entraba en confianza con las familias y lograba datos precisos del movimiento de los habitantes de la casa, las formas de ingreso y los elementos de valor que había en el interior. Luego pasaba o vendía la información a los delincuentes, que llevaban adelante el golpe.

Ayer, el personal de Investigaciones realizó tres allanamientos ordenados por las fiscalías que tienen a cargo las diferentes denuncias. Uno fue en jurisdicción de la comisaría tercera, y otros dos en calle Córdoba y Alameda de la Federación, donde se sospechaba que la mujer podría estar viviendo, ya que variaba su domicilio. Donde fue encontrada, tenía 13 bochitas de cocaína, por lo que el Juzgado federal inició una causa por tenencia simple de estupefacientes.

La sospechosa fue identificada y quedó a disposición de la Justicia por su participación en tres robos. Con las pruebas reunidas por los investigadores, se pudo establecer además que estaría vinculada a otro asalto ocurrido hace un año en Paraná.

En otros procedimientos realizados hace dos semanas por la División Robos y Hurtos, fueron identificados los tres presuntos autores materiales de los atracos, de los cuales uno sería menor de edad. No les encontraron armas de fuego, pero sí elementos que fueron identificados como los robados en las viviendas.

Por otro lado, se supo que los ladrones ofrecían los elementos sustraídos de las casas o departamentos de las víctimas, en la modalidad de venta ambulante casa por casa en diferentes barrios de Paraná.

 

Comentarios