Pais
Jueves 26 de Mayo de 2016

El voto electrónico divide aguas en el radicalismo

Los temores sobre la manipulación del resultado son los argumentos que se oponen tanto en el Congreso argentino como en el entrerriano. A nivel nacional, la idea cuenta con amplio apoyo

El impulso que tomó en los últimos días la intención del gobierno nacional de avanzar con la reforma electoral parece haber encontrado a los dirigentes radicales con visiones diferentes sobre el tema.

El martes el titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, mantuvo una reunión con el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, en la que le hizo llegar la opinión del radicalismo respecto del proyecto de reforma electoral.

“Hace algunos meses acompañamos al ministro del Interior y a los responsables del área electoral en el inicio del debate de esta reforma, cuyo objetivo central es hacer más transparente, más moderno y más confiable para los ciudadanos el sistema electoral, como lo propusimos desde Cambiemos en la campaña electoral”, explicó el intendente santafesino.

“Durante estos meses la UCR se ha asesorado y reunido con especialistas en el tema y, luego del encuentro de las autoridades partidarias y dirigentes del martes pasado, transmitimos a Adrián Pérez las coincidencias que tenemos con la iniciativa como, por ejemplo, la boleta única electrónica, con la eliminación de las colectoras y de otras trampas electorales que confunden la voluntad del elector”, enumeró el líder del radicalismo.

Ayer, en tanto, el diputado nacional Jorge D’Agostino (UCR-Entre Ríos) se manifestó en contra de la Boleta Única Electrónica (BUE). Consultado por APF, el oriundo de Viale dijo que  tiene dos “reparos centrales” en torno del denominado voto electrónico: el primero es el vinculado a la posibilidad de que vulnere el secreto del voto, y el segundo está ligado al impacto en la universalización del sufragio.

“El tema del secreto del voto tiene mis reparos por el desconocimiento que tenemos de la ingeniería electrónica electoral, que vendría a ser una nueva disciplina”, dijo. Y explicó que “a esa ingeniería electrónica electoral la proveen tres o cuatro empresas, tal es así que Venezuela y Brasil han contratado a las mismas firmas” en sus respectivas elecciones.

D’Agostino hizo hincapié en la necesidad de “asegurar que el voto siga siendo secreto para que no ocurra lo de Venezuela, cuando el presidente Nicolás Maduro dijo ‘yo sé muy bien quiénes fueron los que no me votaron’”. Y en tal sentido, aseveró que uno de sus temores es que se vulnere la conquista del voto secreto, aunque los defensores aseguran que “el sistema es inviolable”.

Más adelante, el abogado constitucionalista contó que está estudiando los argumentos esgrimidos en Bélgica, “país que después de 25 años decidió abandonar el sistema de voto electrónico para volver al papel”. Indicó que “Alemania es otro de los países que dejó el sufragio electrónico y regresó al sistema de papel”.

D’Agostino impulsa el uso de  la boleta única de papel . El legislador indicó : “Hay dos provincias que utilizan la boleta única de papel, Santa Fe y Córdoba, y mi proyecto se asemeja más al aplicado en Córdoba, donde hay un cartón en el que figuran todas las categorías”, señaló en referencia a la iniciativa que impulsa en la Cámara baja nacional.

Corral, en cambio, coincide con la BUE y espera que se utilice también en las provincias. “Creemos que esta iniciativa debe impulsarse no solo en el orden nacional, sino que desde el Poder Ejecutivo, mediante las distintas herramientas que posee, debe instar a las provincias para que la apliquen, porque en la Argentina aún existen verdaderos feudos que se valen de maniobras, tales como la Ley de Lemas en Santa Cruz, colectoras en La Rioja o en Tucumán, que son verdaderas artimañas para perpetuarse en el poder”, señaló  tras la entrevista con Pérez, en la que estuvo acompañado por  dirigentes y legisladores radicales. 

***
Las posiciones


D’Agostino sostuvo: “La boleta larga, mal llamada sábana, que se utiliza ahora y es totalmente anacrónica, es defendida por la mayoría de los legisladores del Frente Para la Victoria. El partido radical, por su parte, está dividido a la mitad en relación al voto electrónico y son muchos los del Frente Renovador que están a favor del nuevo sistema”, agregó.

“El tema es que el PRO está enteramente a favor (de la BUE) y sostiene que es el mejor sistema electoral”, graficó .

En este contexto, admitió: “Será complicado encontrar un camino intermedio que busque un equilibrio entre la boleta larga de papel (el sistema actual) y el voto electrónico, camino que podría ser la boleta única de papel: es a lo que aspiro, pero creo que somos minoría”, señaló.

Finalmente expresó que, en caso de que se apruebe el nuevo sistema, no cree que se instrumente en todo el país para las legislativas de 2017: “Seguramente su implementación será parcial, en algunas provincias, y se tratará de nacionalizar para 2019”.

***
Campeones de hackeo


Aunque en el plano de la discusión provincial, en el radicalismo hubo otras voces en contra del voto electrónico. “Sobre la convocatoria de la reforma electoral, nosotros vamos a escuchar qué es lo que nos van a plantear. Yo ya tengo alguna idea de lo que debe hacer, se la planteé al ministro (de Gobierno, Mauro Urribarri) ; a mí la reforma electoral no me conforma, creo que hay que ir por algo más profundo. Es decir, no solo por una nueva ley electoral, además del tema del voto electrónico; no estoy de acuerdo ni con el voto electrónico ni con la boleta sábana”,  explicó el jefe del bloque de senadores de Cambiemos en la provincia, Raymundo Kisser.

“Hay que avanzar en algo similar como en Santa Fe o Córdoba, que es la boleta única, pero no dejar las cosas en manos de quienes manejan el sistema informático, el cómputo o el escrutinio definitivo”, señaló a la radio RD 99.1. “Lo digo sin pelos en la lengua, Argentina es campeón mundial de hackeo, somos unos genios para estas cosas. No voy a dejar en manos de alguien que maneja las computadoras y yo no puedo controlarlo”, advirtió.

“Vamos a hacer transparente en serio, esa es la reforma política que yo quiero. No es que todos los problemas se van a resolver con esta ley electoral, cuando la queremos dejar en manos de algunos que pueden manejar los resultados; en este país hemos dibujado de todo”, agregó.

Comentarios