La Provincia
Miércoles 30 de Marzo de 2016

El viernes subirá más del 50% la bajada de bandera de los taxis

Desde la Municipalidad de Paraná confirmaron que subirse al vehículo pasará a costar de 13 a 20 pesos; la ficha se mantendrá a 1 peso por cuadra. A cambio de aceptar el incremento, la comuna exigió el blanqueo de los peones

A partir del viernes, primer día hábil de abril, la bajada de bandera de los taxis de Paraná pasarán a costar de 13 a 20 pesos; se trata de un 54% de aumento. Si bien el municipio aceptó el incremento, exigió que la ficha se mantenga al mismo costo y el blanqueo de los peones.

Durante los primeros días de marzo se conoció que la Cámara de Taximetristas de Paraná había realizado una presentación en el municipio donde solicitó la autorización para incrementar la bajada de bandera.

En principio, después de algunas instancia, la comuna aceptó la propuesta y así lo confirmó Rubén Amaya, secretario de Servicios Públicos de la capital provincial.

Según explicó el funcionario a UNO, el aumento tiene su fundamento en incrementos registrados en el precio de las cubiertas, de los repuestos y en el pago de las cuotas de los autos cero kilómetro entre otros aspectos. “Son los valores que más escaparon en el componente de la tarifa”, dijo Amaya, y agregó: “Permitimos el aumento de la bajada de bandera, pero nada más –es decir, el valor de la ficha no será modificada– y les pedimos que blanqueen al personal. Esto último es condición para que le hayamos autorizado el incremento, sabemos que será paulatino, pero apuntamos a eso”, explicó Amaya.

Algunos taxistas de Paraná que fueron consultados coincidieron en que hoy, además de aquellos gastos señalados, deben pagar unos 150 pesos diarios solo en combustible y que los seguros, según algunas empresas, superan los 1.000 pesos mensuales de costo.

La bajada de bandera es el precio que uno paga solo por subirse a un taxi y a partir del viernes costará 20 pesos. Luego, a partir de los 100 metros, comienza a girar la ficha que es de 1 peso por cuadra.

Antecedentes
El último aumento que hubo en el servicio de taxis de Paraná fue en mayo de 2015, y es cierto que desde entonces hubo varios incrementos en los combustibles, pero el costo por el servicio se mantuvo. Ese también fue uno de los argumentos del sector.

Hace un año los taxistas de la capital provincial habían presentado un estudio a la Municipalidad donde solicitaron pasar de 11 a 15 pesos la bajada de bandera y de 70 centavos a 1 peso la ficha.

Sin embargo, debieron esperar hasta mayo y el acuerdo alcanzado había sido de solo 2 pesos de aumento la bajada de bandera y 30 centavos la ficha. En aquella oportunidad, desde la cámara de taximetristas habían manifestado su disconformidad. Ahora el aumento de la bajada de bandera que comenzará a regir a partir del viernes será de 7 pesos más para el usuario.

Licitan el transporte de colectivos
Rubén Amaya, de Servicios Públicos, informó que dentro de un mes –la fecha se puede extender hasta junio– la Municipalidad realizará una licitación para el servicio de transporte urbano de pasajeros, resolución que estará a cargo del Concejo Deliberante de la ciudad.

Según contó, exigirán 200 colectivos para Paraná por 3 millones de pesos cada uno. Se trata de una licitación por 600 millones más personal, galpones y administración. “Vamos a llamar a una nueva concesión que la manejará el Concejo Deliberante, al que le daremos pautas para que la ciudadanía tenga un buen servicio. Hoy son 160 los colectivos que circulan”, explicó Amaya. Con respecto a un aumento del boleto, sostuvo que a los empresarios les pidieron que por un lado cierren primero las paritarias. Según datos nacionales, los colectiveros solicitan un 30% de aumento por los primeros seis meses del año, que se sumarán al 10% acordado en 2015. “Por otro lado queremos que mejoren las frecuencias como condición de que autoricemos el incremento”, sostuvo Amaya.

La concesión de las empresas vencen el 11 de noviembre.

La comuna local le da la espalda al servicio Uber
El servicio Uber se basa en la conexión entre pasajeros y conductores a través de un teléfono celular. La empresa llegó a Argentina hace meses y al momento convocó a potenciales conductores en Buenos Aires. Se trata de una aplicación que se puede descargar y que generó polémica. En diferentes ciudades argentinas ya la rechazaron, incluso antes de su puesta en funcionamiento; en Paraná, la comuna y la momento, también le da la espalda.

“Es un sistema importado para el uso de autos particulares para trasladarse y que promueve un convenio entre privados”, explicó Rubén Amaya, de Servicios Públicos, y agregó: “Es un servicio completamente desregulado”. Además dijo que generó su polémica en diversas ciudades del mundo y explicó que taxistas y remiseros se van a oponer siempre a este tipo sistema.

“Estamos con el cambio de calles, con la licitación de colectivos, con el aumento de los taxis, con la regulación de los remises, con los nuevos estacionamientos; al Uber lo estudiaremos a futuro; ahora, estamos con otras exigencias prioritarias”, remató.
Harán multas por celular
Desde la Dirección de Educación y Seguridad Vial, conjuntamente con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dictan capacitaciones destinadas al personal municipal de Paraná.

Se trata de dos capacitaciones y una de ellas es para poner en funcionamiento un sistema de labrado de multas digital y se supo que a partir de esta semana los inspectores ya estarán en condiciones y saldrán a la calle con la nueva metodología.

El sistema de infracciones a través del uso de dispositivos móviles permite multar en el momento, tomar fotos, firma digital y verificación de placas entre otras funciones.


 

Comentarios