La Provincia
Domingo 27 de Marzo de 2016

El viernes inician el plan para la separación de residuos en Paraná

Harán una recolección de basura diferenciada y evalúan “multar por cuadra” cuando se saquen desechos en días que no correspondan. 

El viernes se cumple el plazo dictaminado por una jueza para que los paranaenses hagan la separación de los residuos sólidos urbanos en sus hogares y la Municipalidad inicie una recolección diferenciada de los mismos. Desde Ambiente Sustentable indicaron que comenzarán con charlas en las reparticiones públicas, armaron un programa de trabajo para recorrer casa por casa y hasta barajan en un futuro cobrar multas por cuadra si se cometen infracciones. 

La jueza María Andrea Morales, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 8, dictaminó la medida luego de mantener una audiencia informativa con integrantes de la Municipalidad y el Foro Ecologista que había iniciado una causa judicial por la existencia de minibasurales y quema de basura a cielo abierto en el Volcadero. 

La medida de separar la basura en cada casa y de una recolección diferenciada se dilató a lo largo de los años, y si bien hubo intentos, en concreto no se avanzó en la materia. Desde el viernes iniciarán un nuevo plan que será sostenido en el tiempo,  al menos así lo explicó Rosa Hojman, subsecretaria de Ambiente Sustentable. Dijo que esta medida era parte de las propuestas de gestión y que el fallo aceleró el trabajo de diseño de una campaña con la que esperan tener éxito. Harán spots publicitarios, con material en las calles y en los contenedores. La iniciarán el viernes hacia adentro de la propia Municipalidad, donde Ambiente recorrerá las oficinas con charlas y pondrán dos cestos para los residuos orgánicos y los inorgánicos; también lo harán en los jardines maternales. “La propuesta es que todo el personal se comprometa. Después en los contenedores pondremos adhesivos con los nuevos días en que se deberá sacar el tipo de basura que corresponda, con imágenes de la campaña ‘Separemos’”, indicó Hojman. 

Después visitarán cada casa, barrio por barrio y harán capacitaciones. “Esto lo haremos con las escuelas y promotores ambientales comunitarios. Entregarán a los vecinos un tríptico y un imán para la heladera con la explicación. Esto va a llevar un tiempo, pero empieza el 1º de abril”, aclaró, y dijo que desde esta semana, los vecinos de Paraná deberán comenzar a separar la basura en cestos diferentes. Para los días y  tipo de basura, (Ver Habrá que tener diferentes cestos).

Hojman solicitó: “Lo que más necesitamos es que los inorgánicos que se separen estén limpios: quien tome un yogurt, antes de tirar el envase que lo enjuague, porque eso va a ir a la planta de reciclado y le da más valor al plástico. Además es para que la gente de la cooperativa de residuos haga la clasificación de manera limpia”. 

Contó también que barajan la posibilidad de multar por cuadra cuando algún vecino saque la basura que no corresponda al día específico. “Será para mucho más adelante, dentro de un año o dos. Apostamos a que separar la basura en casa sea algo fácil de hacer”. 

El programa también cuenta con otras medidas que implementarán a lo largo del tiempo y que lo complementan. “Es progresivo y lo empezamos en toda la ciudad. Necesitamos del compromiso del vecino y luego avanzaremos casa por casa”, remató. 

Habrá que tener diferentes cestos
* Los residuos orgánicos deberán sacarse los lunes, miércoles y viernes. Incluyen restos de alimentos, cáscaras de frutas, de vegetales y yerba. Irán al Vivero Municipal para hacer abono.  



* Los residuos inorgánicos deberán sacarse los martes, jueves y sábados –o domingos según la zona de la ciudad– e incluyen papel, cartón, botellas o tapitas. Irán a la planta de reciclado.



* Los residuos sanitarios, que son esos que están en el cesto del baño e incluyen por ejemplo a los pañales, deberán sacarse junto con los inorgánicos en una bolsa bien atada y separada.



Las toneladas diarias

* 280 son las toneladas de basura que generan los domicilios de los paranaenses por día y hacen a un promedio de 8.400 al mes. Cada camión con compactadora alcanza a juntar 12 toneladas en total. La mayoría de esa basura termina en el volcadero o en la planta de reciclaje. 
* 1.830 es la cantidad de contenedores que hay en la capital provincial. Del total,  1.060 son plásticos y 770 metálicos. Desde la Municipalidad estimaron que para poder terminar de cubrir toda la ciudad con los contenedores les hacen falta unos 1.000 más.

Reubicar  el volcadero
Según informó Rosa Hojman,  subsecretaria de Ambiente Sustentable, la Municipalidad realiza los trámites para la adquisición de un terreno para la disposición final de la basura. “El terreno está casi logrado. Con él vamos a clausurar y hacer un saneamiento del volcadero de manera definitiva”, dijo, pero no quiso adelantar todavía dónde estará ubicado el nuevo espacio.

“Hacer un lugar de disposición final es diferente a un volcadero, porque allí solo irá aquella fracción de la basura que no se puede reciclar”, agregó Hojman.

Explicó que se trata de una cava, un gran agujero que debe impermeabilizarse con una capa plástica, luego van los deshechos entre nuevas capas de tierra y lleva toda una obra de cañerías que drenan y sistematizan fluidos y gases con un tratamiento que, explicó, no contamina. 

“Lo que se hacía antes de tirar la basura no va más, no puede ir más. Habrá seguramente una licitación para que se construya este nuevo lugar”, contó, y agregó que en las próximas semanas irán a conocer experiencias de otras ciudades como Santa Fe, donde ya cuentan con este sistema. 

Comentarios