La Provincia
Domingo 22 de Noviembre de 2015

El universo visto entre rejas y desde el encierro

Astronomía en la Unidad Penal  Nº 1. Se trata de una propuesta de la escuela primaria nº 27. Internos y estudiantes participaron activamente de una charla sobre sistema solar, disfrutaron de imágenes en vivo de la estación aeroespacial internacional y observaron meteoritos

Daniel Caraffini / De la Redacción de UNO
dcaraffini@uno.com.ar


No hay mejor herramienta que la educación, para la rehabilitación y para la reinserción social de aquellas personas privadas de la libertad, por distintos delitos cometidos. Es un derecho, también, aunque no resulta sencilla la tarea en un contexto de encierro, tanto para el alumno como para el educador, para desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para los primeros, constituye una salida, una oportunidad; para los segundos, un desafío.

Hay experiencias educativas locales varias, que persiguen ese objetivo de garantizarles los derechos sociales a esos sujetos, tratando de ser superadoras de estereotipos o estigmatizaciones que dominan la opinión pública.

“No estoy para juzgar, sino para educar”, contó Lorena Godoy, una de las docentes de la Escuela Primaria Nº 27 Vicente López, de la Unidad Penal Nº 1 de Paraná.

En ese marco, como parte de una estrategia de institución puertas abiertas a la comunidad, se desarrolló esta semana una charla sobre Astronomía. La ciencia ligada al ser humano desde la antigüedad, que se interesa por los cuerpos celestes del universo, planetas, satélites, cometas y meteoros, estrellas, concitó la atención y entusiasmo de los estudiantes de distintas edades.

“Les encantó, nos agradecieron mucho”, contó Mariano Peter, integrante del Observatorio Astronómico de Oro Verde.

“El objetivo fue acercar la ciencia a la Unidad Penal. Somos una escuela con un proyecto de puertas abiertas, que se viene extendiendo desde hace unos años, siempre intentando acercar la cultura, la ciencia, sabiendo que la mayor dificultad justamente es salir”, fundamentó Godoy.

No fue la primera vez que la Astronomía entró a la Unidad Penal. Un par de años atrás se había realizado la experiencia. Por el interés y la atención demostrada por los estudiantes, ya se planificó una nueva charla el año próximo, incluyendo a la Unidad Penal Nº 6 de mujeres.

Junto a Walter Elías y César Fornari, Peter contó que expusieron sobre el sistema solar, los planetas; ensayaron un recorrido por la galaxia, y hasta se conectaron con la Estación Espacial Internacional, que transmite las 24 horas, mostrando imágenes de la Tierra: al momento de la charla, pudieron apreciar el paso por encima de Nueva Zelanda y Australia.

“Lo hicimos con la computadora y el proyector de la escuela. Quedaron encantados al ver cómo se ve la Tierra desde la Estación. También llevamos meteoritos”, relató Peter, quien acotó que la charla, que se había iniciado a las 18, se extendió hasta las 20. “Tenían que regresar a los pabellones, sino, se hubiesen quedado más tiempo”.

“Dan algo de Astronomía básico en la escuela, pero más allá de eso y que está en el programa de estudio, es una actividad recreativa para ellos. Es algo que les interesó, algo nuevo, no común, y estuvieron siempre atentos las dos horas siempre, incluso preguntando cosas en algunos casos con mucha profundidad”, planteó.

Metodología

Inserta en pleno casco urbano de la capital provincial, y ante la obvia imposibilidad –por la seguridad interna en la Unidad– de apagar luces para observar el firmamento, no pudieron realizar observaciones con los distintos instrumentales para tal fin. “Como la observación es complicada, organizamos la charla con distintas propuestas, como por ejemplo la mirada a través de un programa de software llamado Celestia, que hace un recorrido por el sistema solar; y también con otro denominado Stellarium, que es el que utiliza Luis Trumper con su planetario móvil, que simula el cielo, las constelaciones. Es como ver desde un telescopio”, aportó.

Atento a la buena recepción de la actividad, ya planifican realizar en la próxima visita una muestra astro-fotográfica, y también trasladar algunos restos de estación aeroespacial caídas en la región.

“Nosotros hacemos actividades con escuelas, universidades. Días atrás nos visitó la carrera de Turismo de la Uader, tenemos proyectados para este verano volver a la Costanera, pero este tipo de actividades con los estudiantes de la Unidad Penal nos gustó mucho, nos llenó. Fue una satisfacción porque es para un sector de la comunidad que por ahí no tiene las posibilidades de acceder a estos conocimientos”, opinó Peter.

***
“Trabajamos con estudiantes, no con internos”, contó una docente

Lorena Godoy forma parte del equipo docente de la Escuela Primaria Nº 27, que integran otros cuatro docentes, un profesor de Música, y la dirección, que está a cargo de Fabiana Altamirano.

“Somos una institución que pertenecemos al CGE, y tenemos la característica que somos una institución que funciona dentro de otra institución, no hay otra similar. Si bien trabajamos articuladamente, mantenemos nuestra independencia como institución educativa”, se refirió al funcionamiento del establecimiento, con más de cuatro décadas de existencia.

La docente remarcó que las personas que asisten al cursado, si bien son internos de la Unidad Penal 1, “son estudiantes. Para nosotros es muy importante porque contamos con orgullo que es una de las pocas escuelas que tiene la posibilidad de que no hay diferencias, de que todos asisten, en el mismo horario, y eso gracias a la trayectoria y al trabajo que se hace de poder trabajar con estudiantes y no internos”.

La escuela primaria del Penal tiene una matrícula de cerca de 60 alumnos –contabilizando también a las asistentes de la Unidad Penal Nº 6 de mujeres–. Para la enseñanza, se divide en tres niveles, con un cursado diario durante la semana, en turno tarde-noche de 18 a 21. Funciona en el edificio que comparte con la escuela secundaria.

“Hay muchos preconceptos y juicios, y la realidad es que nuestra escuela siempre está tratando de ser una escuela dentro de un marco y un proyecto de escuela de puertas abiertas, que se viene extendiendo desde hace unos años, siempre intentando acercar la cultura, la ciencia, sabiendo que la mayor dificultad justamente es salir. Acercar a la escuela para favorecer y colaborar, para un mayor desarrollo”, sostuvo Godoy.

Al mencionar las tareas de vinculación con la comunidad, citó como ejemplo la articulación en las últimas semanas con el Museo de Ciencias Naturales, o la participación en el concurso fotográfico Enfocá tu mirada, del Consejo General de Educación (ver recuadro Pacto, la ganadora…).

“Estamos muy orgullosos porque desde nuestra labor intentamos siempre mostrar y trabajar esto de sacar el estigma que tienen sobre las personas que están privadas de la libertad, que están estudiando, y también favorecer y articular todas estas opciones que tenemos al alcance, cultural y científicas”, insistió.

Otros mundos

Desde la escuela, a través de estas distintas acciones, se apunta a favorecer el contexto de escolaridad, de estudio y de acercar a los estudiantes a otros mundos.

Puntualmente en el caso de la Astronomía, hay contenidos pedagógicos vinculados al plan curricular, pero sobre todo, la charla apuntó a trabajar desde el interés y las experiencias previas de los internos, sus intereses particulares. “Son adultos y vienen con mucho caudal de la experiencia en lo personal y laboral, de vida, donde también tratamos de favorecer temas de interés a su nivel. Favorecer cosas que a ellos les interesen. Con mucho orgullo podemos decir que han podido sostener la atención, atender otros temas, fijar preguntas muy interesantes”, indicó.

Números:  32 la cantidad de internos que este año egresará de la escuela primaria Nº 27 Vicente López.

Comentarios