Pais
Martes 16 de Junio de 2015

El Tribunal Electoral santafesino comienza este miércoles el escrutinio definitivo

El futuro gobernador seguirá siendo una incógnita. Según indicaron fuentes oficiales, el trámite se iniciará a las 8 en la capital provincial y demandaría no más de 15 días. 

Con las urnas custodiadas por Gendarmería desde el lunes en la sede del Tribunal Electoral, ubicada en el macrocentro de la capital santafesina, este miércoles a las 8 se iniciará el escrutinio definitivo de las elecciones generales que ungirá formalmente al gobernador electo el pasado domingo en la bota santafesina. Los apoderados del PRO y el Frente Justicialista realizaron sendos planteos ante el organismo electoral, cuya admisibilidad estiraría el plazo del trámite en el Tribunal Electoral, que habitualmente demanda entre diez y quince días.

Mientras el socialista Miguel Lifschitz, a quien el escrutinio provisorio cerrado la madrugada del lunes "con un 95,45 por ciento de las mesas computadas" le otorgan una "exigüísima" —al decir de Mauricio Macri— ventaja de 2.100 votos, se pronunció ayer más "cauto" que en los anticipados festejos de la noche del domingo, aun cuando formuló declaraciones en tono de gobernador electo; los apoderados del PRO realizaron una presentación formal para que se proceda "a la inmediata apertura de las urnas" y se cuente "voto a voto".

"Queremos que se abran todas las urnas para que se avente el riesgo de que las actas no hayan sido cargadas correctamente", argumentó anoche el candidato a vicegobernador Jorge Boasso en diálogo con La Capital luego de que los apoderados de su partido concretaran la presentación ante el organismo electoral.

En tanto los apoderados de la lista del Frente Justicialista para la Victoria, cuyo candidato Omar Perotti hizo punta la noche del domingo reclamando el recuento individual de los sufragios emitidos anteayer en los comicios generales, también presentaron durante la mañana un escrito con un reclamo, al menos "hasta que reúnan toda la información", menos extensivo que el de los apoderados del PRO.

Los justicialistas reclaman que se carguen en la web, copias de todas las actas, que se informen los telegramas que no han sido cargados y los motivos por los cuales se suspendió el escrutinio provisorio a medianoche y se retomó la carga a las cinco de la mañana de ayer.

El titular de la Corte Suprema santafesina y presidente del Tribunal Electoral, Roberto Falistocco, le dijo a este diario anoche que el organismo tiene intenciones de resolver hoy mismo las presentaciones. Para ello, correrá vista al procurador de la Corte, Jorge Barraguirre, pidiéndole que él también emita su dictamen en la fecha. De ese modo, el tribunal con competencia electoral estaría en condiciones de iniciar el escrutinio definitivo mañana, tal como ya anunció oficialmente.

Lo cierto es que los planteos legales, en caso de ser admitidos, podrían estirar los plazos del trámite del escrutinio definitivo, que habitualmente insume dos semanas en caso de que sólo tengan que abrirse las urnas observadas durante el recuento provisorio, tal como sucedió en las primarias de abril pasado.

Falistocco estimó, además, en aproximadamente quince días el plazo "razonable" del escrutinio definitivo.

"Vamos a actuar con toda la urgencia y la prudencia que requiere la población", tranquilizó el titular del máximo tribunal.

En tanto ayer en conferencia de prensa el postulante a la Casa Gris del macrismo Miguel Del Sel sostuvo que "tenemos la misma incertidumbre y preocupación de las Paso, en las que durante dos semanas no pudimos saber quién había ganado, y por eso pedimos ahora que se cuenten los votos uno por uno, porque estamos hablando de un triple empate, por muy poca diferencia, entre candidato y candidato, y tanto nosotros como la gente quiere saber quién fue el ganador".

Desde la Secretaría Electoral consignaron ayer que serán contabilizados en el escrutinio definitivo 304 telegramas desestimados por el Tribunal Electoral en el recuento provisorio, sobre un total 7.628 mesas. "Las mesas están identificadas y los fiscales tienen copia de los telegramas desestimados", se indicó oficialmente.

La información oficial también indicó que el domingo no se registraron "grandes falencias en la confección de los telegramas como ocurrió en las Paso, (aunque) sí existió un criterio más estricto desde el Tribunal para su valoración".

El PRO y el FJpV coincidieron en mensurar en aproximadamente 100 mil los votos que aún no han sido computados en el escrutinio provisorio, un dato que de confirmarse tornaría aún más incierto el margen entre los tres candidatos que finalizaron cabeza a cabeza, con una diferencia de 25 mil votos que separan a los tres candidatos en la reñida puja por la Gobernación.

Omar Perotti aseveró anoche a La Capital que "hay 347 mesas que no están cargadas, es decir no computadas, de las cuales surgen aproximadamente 90 mil votos, y hay otros 60 mil votos, entre anulados, impugnados y recurridos que habrá que analizar" en el recuento definitivo.

En sintonía con lo manifestado la noche del domingo por el gobernador Antonio Bonfatti, ayer Miguel Lifschitz estimó que la ventaja de aproximadamente 2.100 votos que le lleva a Del Sel "se estirará a entre 3.000 y 3.500" al concluir el escrutinio definitivo que se iniciará mañana en la ciudad de Santa Fe.

Con todo, el veredicto sigue encriptado en las urnas custodiadas en el edificio de bulevar Pellegrini de la ciudad de Santa Fe, donde desde el miércoles se repetirá el escenario del incesante desfile de fiscales y dirigentes políticos que prosiguió a las polémicas primarias, abiertas y obligatorias del 19 de abril pasado.
Fuente: La Capital

Comentarios