Pais
Martes 24 de Mayo de 2016

"El tope de 400% al gas todavía es mucho", protestaron los gobernadores de Chubut y Río Negro

Alberto Weretilneck y Mario Das Neves afirmaron que en la Patagonia no están conformes con la propuesta oficial. Advirtieron que las subas conducirán al cierre de comercios

El fuerte aumento de gas en todo el país impulsó a intendentes y gobernadores de las provincias de la Patagonia a reclamarle una solución al gobierno nacional ya que las subas fueron de entre un 1.200% y 1.500% para los habitantes y comercios de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Río Negro y La Pampa. Por tal motivo, Mauricio Macri evaluó la situación y dispuso que los aumentos no podrán superar el 400% en los domicilios de esas provincias. La propuesta no conformó a los funcionarios.
Este martes por la mañana el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, explicó: "La respuesta del Gobierno obviamente no nos sirve porque no se puede pagar un aumento del 400% en la Patagonia. Y tampoco puede pagar un comercio o industria en el Sur un aumento de 1.200% o 1.300%. No existe en la historia del país que de un día al otro aumenten tanto los servicios. Entendemos los argumentos del Gobierno de que hay que solventar los gastos de la importación de gas de Chile y Bolivia, pero lo que se está discutiendo es la forma, el modo. Lo que se hizo en esta resolución es actualizar de una sola vez las tarifas de La Patagonia con otros usuarios del país".
Weretilneck sostuvo que los demás gobernadores comparten su postura y que esperan volver a debatir las posibles soluciones al asunto. "Primero, lo que hay que tener en cuenta es que acá el gas se usa para todo. Se usa para calefaccionar, para la gastronomía, hotelería, para todo. En Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego las temperaturas son de 15° a 20° bajo cero", alertó en diálogo con radio Vorterix.
El gobernador advirtió que también le preocupa el impacto que tendrán estas subas no solo en las familias más vulnerables sino también en el empleo. "Un hotel o un restaurante de la zona cordillerana sufrirá un aumento de 1200%. De 8 mil pesos pasa a pagar 60 mil pesos. ¿A dónde trasladan esa diferencia? A los costos no, porque sino no tienen consumo. Todos los turistas se irán a otras provincias. Seríamos caros para ofrecer nuestros productos. Tenemos la industria avícola que cría a los pollos con calefacción a gas. No hay un lugar en la vida patagónica que no sufra este impacto, con lo cual planteamos al Gobierno que se tiene que hacer de otra manera", argumentó.
"Estudiemos alguna forma de hacer esto, por ejemplo que se cobre lo mismo de acá a septiembre y cuando pase el invierno se aplique el nuevo cuadro tarifario. Pero nos dijeron que eso no se podía por distintos motivos legales y además yo entiendo la dificultad en la que está el gobierno nacional. Tratamos de colaborar desde el aspecto positivo. Cuando uno como funcionario toma decisiones empieza a regir el principio de autoridad entonces entiendo que no puedan volver atrás", pidió.
Por su parte, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, coincidió con su par al decir que "las facturas vinieron con el 286% de aumento" y que son un "disparate". "Nosotros le tratamos de explicar a Juan José Aranguren que esto es una barbaridad. Primero ofreció una rebaja del 50%, que rechazamos. El tope del 400% no alcanza. Hay medidas cautelares. Yo le dije a Rogelio Frigerio que es de su propio partido el que firma el primer amparo. Hay mucha inestabilidad", lanzó en Radio Del Plata.
"La gente está muy preocupada. No se pueden pagar facturas ni con el 1300% ni con el 400% de aumento. En la Patagonia el gas es un elemento de subsistencia. Nosotros estamos poniéndole el pecho a los problemas. El aumento de las tarifas no lo trasladamos a la gente, lo absorbió el Estado. Nosotros estamos en paritarias ofreciendo lo que podemos. El Estado ha otorgado adelantos de coparticipación a Jujuy, Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Este tema del gas es muy duro para la gente", se quejó Das Neves.
Por último, Weretilneck adelantó que los gobernadores acordaron volver a debatir el tema con los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Juan José Aranguren (Energía y Minería) para buscar una salida menos drástica para los argentinos. "La situación nos superó a todos. Por ejemplo, una pileta de natación de un club social, con este aumento tiene que cerrar. Uno como gobernador interpreta las necesidades de la gente, lo que impacta en la comunidad y obviamente trata de resolver sus problemas. Este tema ya está judicializado. Nosotros tenemos el Plan Calor que es leña y cuatro garrafas gratis al mes para los más vulnerables", precisó.
Fuente: La Mañana de Neuquén

Comentarios