La Provincia
Lunes 02 de Noviembre de 2015

El Superior Tribunal de Justicia reafirmó su política de saneamiento de su personal

En lo que va de 2015, más de 240 agentes concursaron para ascender a la planta de personal dispuesta por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Con la prueba de oposición para ocupar 18 vacantes en el cargo de oficial auxiliar terminó la segunda etapa de concurso cerrado y centralizado, que se realizó en Paraná entre setiembre y octubre, para la cobertura de diferentes cargos en el escalafón administrativo del Poder Judicial. En lo que va de 2015, más de 240 agentes concursaron para ascender por el proceso transparente y racional del concurso, previsto por la Constitución y el estatuto del empleado judicial, y en el marco de la política de regularización de la planta de personal dispuesta por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

El concurso cerrado y centralizado también incluyó las categorías de oficial superior de Segunda, jefe de Despacho, oficial mayor y oficial principal. Los empleados que se presentaron a concursar a lo largo del año representan aproximadamente la mitad de la planta de personal de la carrera administrativa de la ciudad de Paraná. Con los dos concursos que se llevaron a cabo en el presente año se cubrieron todas las vacantes que existían en las diferentes categorías del escalafón. Además, los órdenes de mérito que surgieron de ambos procesos tienen una vigencia de un año, por lo cual cualquier vacante que surja en ese plazo se cubrirá con dichos listados.

Política integral y consensuada

 El plan de regularización de la planta de personal del Poder Judicial es el resultado de una decisión política institucional, tendiente a reordenar la planta de personal para adaptarla a las necesidades actuales del servicio de Justicia y cumplir con las disposiciones contenidas en la Constitución de Entre Ríos y el Estatuto del Empleado Judicial. 

En el diseño de dicha política participaron la presidenta del STJ,  Claudia Mizawak, los integrantes de la Comisión de Personal del máximo cuerpo, Juan Ramón Smaldone y  Emilio Castrillón, el Ministerio Público Fiscal y Ministerio Público de la Defensa, representantes de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y de la Asociación Judicial de Entre Ríos (AJER).

La cobertura de las vacantes mediante el mecanismo de concurso cerrado permite el desplazamiento dentro del escalafón y garantiza el derecho a la carrera administrativa. A medida que ascienden los agentes del último grado del escalafón administrativo las vacantes de escribiente se irán cubriendo con los aspirantes que rindieron el concurso abierto de ingreso al Poder Judicial, que se encuentra vigente, de acuerdo al orden de mérito resultante de dicha compulsa.
      
Garantizar la transparencia

La centralización del concurso cerrado de ascenso implica la celebración de una prueba única para todos los aspirantes a cada categoría, y para todos los fueros. De ese modo, el STJ tendrá la disponibilidad plena de órdenes de mérito para ocupar las vacantes, garantizando de ese modo que todo el proceso esté influido por los principios de legalidad, transparencia y acceso a la información pública, según informó en un comunicado el área de prensa de Tribunales.
 

Comentarios