Procrear
Lunes 01 de Agosto de 2016

El sueño de la casa propia, ¿una pesadilla?

Por una parte, los anuncios. Por otra parte, la realidad. Es cierto que el Comité Ejecutivo de Procrear aprobó una línea de créditos complementarios de hasta 200.000 pesos para aquellos beneficiarios del programa que no concluyeron la construcción de su vivienda y necesitan asistencia financiera para finalizar las obras. El crédito se podrá solicitar hasta abril de 2017 y se estima que la medida "podrá" beneficiar a más de 11.000 grupos familiares.

Más que "podrá"... "podría". Es que la realidad está enmarcada en lo que verdaderamente les toca a los beneficiarios. Que hacen marchas, reuniones, viajes y coordinan acciones todo el tiempo para poder finalizar la ansiada vivienda que siempre soñaron tener.

Que con lo que se les otorgó en el gobierno anterior, tampoco les alcanzó en su momento...y ahora la casa está a medias. Entonces alquilan lugar donde vivir, pagan una cuota del Programa (a los que les desembolsaron todo el dinero). El anuncio suena lindo pero... siempre hay un pero. Con la gestión anterior... y con esta también.

Es que la medida está destinada a los titulares de las líneas Construcción y Compra de Terreno + Construcción que se encuentren en esa situación y cuyo salario no supere los 30.000 pesos. El tema es que hay sinfín de requisitos para acceder. Aquellos que quieren acceder sostienen que es lo mismo que hacer 10 goles seguidos desde mitad de cancha.

Ellos son: las personas deben estar inscriptas en las líneas Procrear Construcción o Compra de Terreno + Construcción. Las viviendas deben ser de hasta 90 metros cuadrados; pueden acceder los segmentos 1, 2 y 3 para el crédito original. El cobro del último desembolso debe haber sido desde diciembre de 2015 en adelante. El crédito deberá ser solicitado con posterioridad a los 60 días del cobro del último desembolso. La fecha de inicio de obra tiene que haber sido a partir del 1/1/2015 o el crédito original debe estar aprobado antes del 20 de mayo de 2016. El avance de obra debe ser menor al 85% (al momento del análisis se verificará que el beneficiario haya alcanzado como mínimo el 65% de avance con el cobro del último desembolso del crédito).

Más que brindarle una respuesta, hoy parece ser que les ponen varios ladrillos de sobrepeso en la mochila que lleva el sueño de la casa propia.

Comentarios