La Provincia
Martes 08 de Marzo de 2016

El STJ promete un “salto de calidad" en la lucha contra la violencia contra las mujeres

Se presentó públicamente este martes el Registro Judicial de Causas y Antecedentes de Violencia.

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Claudia Mizawak, presentó públicamente este martes el Registro Judicial de Causas y Antecedentes de Violencia (Rejucav), creado por disposición del Alto Cuerpo de agosto del año pasado, y que funciona en el ámbito de la Oficina de Violencia de Género del Centro Judicial de Género del Poder Judicial de Entre Ríos.
“Como homenaje a las mujeres en su día, queremos poner en conocimiento y a disposición de todos este registro, que nos permitirá, de ahora en más, elaborar estadísticas confiables, fundamentales para visibilizar una problemática y desarrollar políticas públicas en consecuencia”, explicó Mizawak, que estuvo acompañada en el acto por la vocal del STJ, Susana Medina de Rizzo.
La titular del STJ señaló diferentes ventajas de la herramienta que se pone en marcha, como por ejemplo, que proveerá de información cualitativa y sobre población vulnerable, mediante la carga y análisis de datos con un software libre, desarrollado por un equipo técnico del propio Poder Judicial, sin costos de patentes y con la posibilidad de ser actualizado y modificado en el momento que se necesite.
Otro de los principales usos del Registro será la posibilidad de consulta para jueces y funcionarios que reciben y tramitan denuncias de violencia, que podrán obtener antecedentes de víctimas y victimarios: “Sabemos de los momentos difíciles que viven quienes tienen que tomar medidas urgentes, muchas veces sin demasiados elementos para realizar una determinación de riesgo, y que cuentan con muy poco tiempo. Esta herramienta será un salto cualitativo importante para ellos”, evaluó Mizawak.
El sistema está diseñado para facilitar la carga de datos a los empleados de los Juzgados de Familia, Juzgados Multifuero, Oficinas de Gestión de Audiencias, Fiscalías y demás organismos que tramiten causas en el marco de la Ley 9198 (de violencia familiar) y la Ley 10058 (norma provincial de adhesión a la Ley Nacional 26485 de protección a la mujer) y los delitos vinculados a esas normas. Sin embargo, la Presidenta del STJ advirtió que “deberá existir un importante compromiso de esos operadores judiciales, porque sin su colaboración esta herramienta no tendría demasiada utilidad”.
Por último, la titular del STJ destacó que el sistema, al registrar las denuncias que por diversos motivos no derivan en el inicio de una causa judicial, permitirá tener información muy valiosa de aquellos casos que se archivan y que forman parte de la denominada “cifra negra” de la violencia hacia las mujeres.
Por su parte, la directora de la Oficina de Violencia de Género, Yanina Yzet, explicó que además de la recopilación y sistematización de información para antecedentes para causas puntuales y para la elaboración de estadísticas, el registro permitirá “elaborar una base de datos para que la Oficina de la Mujer del Centro de Género del STJ proporcione a la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación información sobre femicidios, y sentencias con contenido referido a los Tratados Internacionales que rigen en la materia”.
Además, Yzet recordó que “la ONU Mujeres (organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres), ha llegado a retirar programas de la República Argentina por la falta de estadísticas”. Y resaltó que el Rejucav, que busca “generar un análisis estadístico”, es el primer registro de su tipo en las provincias argentinas. “Entre Ríos es pionera en la elaboración de este sistema, que no sólo relevará información sobre femicidios sino sobre todos los delitos vinculados a la mujer y a la violencia familiar”.
El registro, que tiene distintos niveles de acceso para la carga y consulta de los diferentes organismos judiciales, contiene información generada por los operadores judiciales desde enero de este año. Sin embargo, se decidió incorporar los datos de expedientes vinculados con violencia familiar y de género desde enero de 2010 a diciembre de 2015. Ello permitió conocer que en ese lapso, se tramitaron en las distintas jurisdicciones de la Provincia un total que supera los 30.000 casos.
“Desarrollar nuevas herramientas para tratar que la situación de vulnerabilidad cese lo antes posible, y encarar tareas en coordinación con otros organismos del Estado Provincial y Municipal es un proyecto que nos interesa a los miembros del Poder Judicial y a todos los ciudadanos, porque tenemos un compromiso con nuestra comunidad y estamos hablando de Derechos Humanos”, resumió la titular de la Oficina de Violencia de Género.

Comentarios