Pais
Miércoles 06 de Abril de 2016

"El solo hecho de contar dinero no lava nada", aseguró Lázaro Báez ante el juez

El empresario se negó hoy a contestar las preguntas del juez Sebastián Casanello pero presentó un escrito en el que indica que el dinero del video era para comprar un campo.

El empresario Lázaro Báez, detenido por supuesto lavado de dinero, se negó hoy a contestar preguntas ante el juez federal Sebastián Casanello, aunque presentó un escrito en el que aseguró que el dinero que personas de su entorno cuentan en el video de las cámaras de seguridad de la financiera SGI estaba destinado a la compra de un campo en Tortuguitas. Báez se despegó del delito de supuesto lavado, tildó su detención de “arbitraria”, y sostuvo que "el solo hecho de contar dinero no lava nada".

“El solo hecho de contar dinero no lava nada. Si el dinero está sucio así queda y si es dinero limpio también se mantiene en esa condición”, resaltó el dueño de Austral Construcciones.

Baéz enfatizó en el escrito: “Sostener que contar dinero es típico del delito de legitimación de activos de origen ilícito, viola el principio de legalidad (art. 18 CN)”.

“No cometí ningún hecho de esas características durante toda mi vida”, recalcó el empresario, detenido desde este martes por orden de Casanello por peligro de fuga.

En la presentación, Báez también criticó que en la imputación en su contra no “existe descripción de ninguna acción concreta” ilícita en su contra y afirmó que en la época de los videos contaba con “fondos absolutamente lícitos, de libre disponibilidad por la suma de USD 6.677.129” por la compra de unos campos en Tortuguitas.

Por el despacho que tiene Casanello en el cuarto piso del edificio de los tribunales de Comodoro Py hoy desfilaron Báez, su hijo Martín y su contador, Daniel Pérez Gadín, también detenido en la misma causa, además de otros involucrados.

Los tres evitaron responder preguntas y presentaron escritos, en tanto que el dueño de Austral Construcciones y Pérez Gadín elevaron pedidos para ser excarcelados, los que serán definidos por el fiscal Guillermo Marijuan y Casanello dentro de las próximas 24 horas.

El empresario estuvo poco más de media hora en el despacho del magistrado y antes de retirarse volvió a ser esposado, tal como había ingresado al juzgado en horas del mediodía, para ser trasladado luego al penal de máxima seguridad de Ezeiza.

Martín Báez, en tanto, manifestó su “absoluta ajenidad en los hechos investigados” y cuestionó a Casanello por “la ausencia de precisión del hecho imputado y el secreto de sumario”, además de “la imposibilidad de entender respecto de qué” debe “defenderse”.

Comentarios