Blanqueo de capitales
Jueves 30 de Junio de 2016

El Senado convirtió en ley el pago de deudas a jubilados y pensionados

El oficialismo se alzó con otra victoria legislativa con la votación en la cámara Alta tras cerca de doce horas de debate. Los principales puntos de la ley.

La Cámara de Senadores convirtió en ley el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que permitirá comenzar a pagar las deudas previsionales a jubilados y pensionados, que hayan o no iniciado juicios contra el Estado, por la mala liquidación de sus haberes.


La iniciativa fue aprobada en general por 55 votos a favor y once en contra tras nueve horas de debate con el apoyo del interbloque Cambiemos más el peronismo disidente y gran parte del bloque del Frente para la Victoria.


En contra votaron un sector ultrakirchnerista, mientras que se abstuvo Proyecto Sur.


Al ser discutida en particular, hubo varios artículos cuestionados por la oposición, como los que hablan sobre el blanqueo y sobre la utilización del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de ANSES para pagar las deudas, pero que fueron aprobados, aunque con un margen menor a la votación en general.


La ley contempla el pago de las deudas por haberes mal liquidados a jubilados y pensionados, que se financiará en parte gracias a reformas al Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) del Anses y en parte a la apertura de un blanqueo de capitales.


La propuesta promueve la declaración de la emergencia en los casos de litigiosidad previsional que permitirá al Ejecutivo firmar acuerdos con los jubilados para pagarle los juicios que iniciaron por la mala liquidación de sus haberes, que serán financiados con los fondos que ingresen por el blanqueo de capitales.

El Senado aprobó en general la Ley de Reparación Histórica a Jubilados



No tributarán nada quienes blanqueen hasta los 305.000 pesos. Pagarán un arancel del 5% quienes blanqueen la compra de inmuebles y capitales por hasta 800.000 pesos y del 10% para los montos mayores. Suma que sube al 15% desde el próximo año.


Además se prevé la actualización de los haberes y se impulsa la creación de la pensión a la vejez para mayores de 65 años, que se pagarán con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad.


Entre otros puntos, el proyecto establece que el programa de reparación para jubilados y pensionados sea optativo, apuntando a un tercio de los jubilados (casi dos millones y medio).


Podrán participar aquellos que tienen una sentencia firme favorable en juicios contra el Estado por haberes mal calculados, quienes iniciaron juicios pero aún no obtuvieron fallo y quienes no hicieron juicio, pero se les reconocen haberes mal calculados.

Comenzó en el Senado el debate para convertir en ley el pago a jubilados y blanqueo de capitales



Aquellos con sentencia firme que opten por este programa cobrarán el 50% de la deuda en el primer mes y el resto en doce cuotas trimestrales.


El financiamiento del programa se hará con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Se habilita al Estado a vender las acciones de Anses en empresas privadas hasta un siete por ciento de la cartera que debe permanecer en manos del Estado.


La propuesta obtuvo rápido el apoyo de los gobernadores tras la firma del acuerdo para devolverles el 15% de la coparticipación que desde 1992 se retenía para financiar el sistema previsional.


Además se otorga un beneficio a los trabajadores de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias que no están alcanzados por Bienes Personales para que queden exceptuados del pago de Ganancias en el medio aguinaldo de junio.

Sindicatos denuncian el vaciamiento del ANSES con la aprobación de la ley de pago a jubilados



El proyecto también incluye la Pensión Universal para la Vejez que supone el ochenta por ciento del haber mínimo jubilatorio y que será a partir de los 60 años para las mujeres y de los 65 para los hombres.


El presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, el peronista pampeano Daniel Lovera, defendió la iniciativa argumentando que se trata de "una reparación para jubilados" que "busca un blanqueo de capitales para hacer frente a esa tarea".

No obstante, Lovera destacó la "restitución" del quince por ciento de la Coparticipación para las provincias a las que se les había retenido desde la década de los '90.


El presidente del bloque radical, Angel Rozas, consideró a la iniciativa como "trascendente", ya que "no solo ha puesto a prueba el carácter social y federal del gobierno nacional, sino que viene a saldar con sensatez y equidad las deudas internas más serias que tienen los argentinos".


En tanto, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, evaluó que "el corazón del eje de este debate tiene como finalidad el pago a los jubilados y un compromiso y un desafío para el gobierno".

La peronista disidente Liliana Negre de Alonso, en tanto, destacó que "hay una deuda pendiente" y "una violación a los derechos humanos" en referencia a lo que se les debe a los jubilados, al tiempo que adelantó que votará el blanqueo de capitales "porque tiene una asignación específica para que estos fondos vayan a abonar esta reparación".


Finalmente, la ultrakirchnerista María Labado fustigó duramente al proyecto y denunció que "el blanqueo no garantiza el financiamiento" del pago de las deudas.


Además, indicó que el Senado debería estar debatiendo "la Ley del 82% móvil", pese a que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner vetó durante su primer gobierno una norma similar aprobada por la oposición.

Blanqueo de capitales 2.jpg


Puntos principales de la medida que fue convertida en ley:



- Se pagará la deuda histórica que el Estado mantiene con 2,4 millones de jubilados, un tercio del total, por la falta de actualización de haberes.



- La deuda alcanza los 50 mil millones de pesos. Y el flujo anual de la deuda se calcula en 75 mil millones de pesos.


- Están incluidos en el beneficio quienes ya tienen una sentencia firme, quienes le iniciaron juicio a la ANSES pero aún no obtuvieron un fallo favorable y quienes están en condiciones de reclamar el pago de la deuda pero no iniciaron ningún trámite judicial.


- Quienes tengan sentencia a favor tendrán una mejora en sus haberes del 50 por ciento; los del segundo grupo, del 40 por ciento y los del tercer grupo, del 35 por ciento.


- Los pagos se realizarán con las ganancias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del ANSES, que está compuesto por un monto de alrededor de 800 mil millones de pesos.


- También se abre un blanqueo de capitales para afrontar la deuda previsional.


- El blanqueo permite regularizar las deudas de los principales impuestos nacionales, con un descuento del 15% si se hace al contado, o en 60 cuotas.


- Asimismo, se crea la Pensión Universal para la Vejez que será del 80 por ciento del haber mínimo jubilatorio para todas las personas mayores de 65 años, siempre que no cobren jubilaciones ni pensiones.


- El impuesto a los Bienes Personales tendrá una baja gradual de las alícuotas hasta 2019.


- El Impuesto a la Ganancia MInima Presunta dejará de existir a partir de 2019.


- Además, se premia a los contribuyentes que estén al día con el fisco con la exención del pago del Impuesto a los Bienes Personales durante los próximos tres años.
- Sin embargo, el aguinaldo de junio de los contribuyentes que no paguen Impuesto a los Bienes Personales quedará exento del Impuesto a las Ganancias, siempre que estén al día con la AFIP.


- Se crea una comisión bicameral para reformar el sistema impositivo que estará integrada por quince diputados y quince senadores.


- También se crea una comisión, que funcionará en el ámbito del Poder Ejecutivo, que tendrá como objetivo la reforma del sistema previsional.


- La Ley también incluye acuerdo firmado entre el Ministerio del Interior y los gobernadores para devolución del 15 por ciento de la Coparticipación Federal que la Nación les retiene a las provincias para financiar la Anses desde principios de los años '90.


- El proyecto también autoriza, con limitaciones, a vender acciones que la Anses posee en empresas privadas.


- También se establece un mecanismo de pago del Estado de una deuda que mantiene con 13 provincias que transfirieron sus cajas previsionales a la Anses durante los años '90 y una moratoria para las restantes once provincias que sí transfirieron sus cajas previsionales y que mantienen un pasivo con la Nación en concepto de aportes patronales.



Fuente: Télam

Comentarios