La Provincia
Lunes 30 de Mayo de 2016

El segundo semestre de Macri y la moderada expectativa de Bordet

El gobernador cree que, en el mejor de los casos, la reactivación comenzará a verse a fin de año. Teme que haya un mayor porcentaje de despidos en las principales cadenas de valor si las condiciones económicas no comienzan a modificarse

La mención del “segundo semestre” del año que suelen hacer algunos funcionarios nacionales aludiendo al momento en que empiece a notarse el efecto de determinadas medidas -especialmente las destinadas a bajar la inflación- es vista desde las provincias con perspectivas diferentes.

Ayer el gobernador, Gustavo Bordet, dio cuenta de dos situaciones que a su criterio tienen que ver con este plazo. Por un lado, dijo que la reactivación prometida comenzaría a verse, posiblemente, sobre el final del semestre. Y por otro, advirtió que de no revertirse algunas variantes, podría ser ese semestre un tiempo de mayor pérdida de puestos de trabajo que las ocurridas hasta ahora, en las principales cadenas de valor de la provincia.

Al hablar de la situación económica en Entre Ríos,  Bordet señaló el inconveniente de no contar con estadísticas  que, sin certezas, brinden al menos una orientación para conocer los niveles de inflación y de pérdida de empleo. 

“La percepción que uno tiene es que existe recesión y que hubo caída del empleo, pero también es cierto que no consideramos que sea en niveles alarmantes. Creo que con medidas correctivas, un poco como estas de los jubilados (Ver recuadro), que tiendan a mejorar la condición social. Creo que poniendo esfuerzo puede mejorarse de manera objetiva las condiciones en la provincia, pero eso (recesión y caída del empleo) sí se siente”, indicó en radio El mundo ayer por la mañana. 

Si bien Bordet siempre se muestra optimista, la recuperación económica le genera algunos reparos, especialmente en cuanto a asegurar que se producirá en el segundo semestre del año. “Estos son procesos que llevan su tiempo,  que así como rápidamente se deterioraron determinadas variables por las correcciones y ajustes que hizo el Gobierno, va a demorar un tiempo para estabilizarse o restablecerse. Más allá de que lo temporal, si es en el segundo semestre, me parece importante que si el gobierno determina, si establece como se va a genera la recuperación, estaremos todos más tranquilos y tendríamos previsibilidad en el futuro”, explicó el mandatario provincial. 

En ese sentido, Bordet señaló que a su criterio los primeros síntomas de la recuperación económica llegarán, en caso de que “efectivamente surtan efectos las medidas que tome el Gobierno” sobre fin de año.

Ese dato no es menor para la administración provincial. “Nosotros para el segundo semestre lo que tenemos es una apertura parcial de paritarias con los gremios estatales, con los que cerramos solamente para el primer semestre. Será una negociación difícil”, anticipó.

“Todavía no nos hemos sentado porque es a partir de julio. Después del aguinaldo es la apertura de paritarias. No con los gremios docentes, que sí se cerró todo el año, pero con los otros sí”, indicó el mandatario.

***
La pérdida de empleo


“En una provincia como es Entre Ríos, que es agroindustrial, con muchas cadenas de valor, nosotros seguimos con mucha atención y preocupación lo que está ocurriendo. Si bien las cadenas más importantes como la avícola no ha demostrado algún síntoma de pérdida de empleo o no colocación de sus productos en los mercados exteriores, estamos atentos, como también con otras cadenas como la citrícola”,  precisó  Bordet.

Luego consideró “evidente” que si la situación no mejora, la mayor cantidad de despidos en estas cadenas de valor se producirían en el segundo semestre. “Esto  se mejora o se empeora. Dependerá en gran parte de las medidas correctivas que el Gobierno tome y también de variables internacionales, porque hay que ver los precios de los comodities, cómo van a impactar también. Son cosas que por ahí pueden ayudar o no”, añadió luego. 

***
La lechería


El gobernador también se refirió a la situación del sector lechero, que ya venía con muchos problemas y fue uno de los más castigados por las situaciones climáticas. 

“Yo entiendo que por lo menos hasta los próximos meses no se avizora una solución al sector a pesar del subsidio que el gobierno nacional otorga al productor. No se avizora una situación de mejoría en absoluto, porque es como yo decía: falta capital de trabajo que se rompió con la última emergencia y recomponer ese capital si no hay un instrumento financiero, de crédito para el productor, realmente es complejo y complicado, y esto hace que toda la cadena sufra”, describió finalmente el mandatario.

***
Esperan que los fondos del blanqueo sean coparticipables


El presidente, Mauricio Macri, publicó ayer en un diario neuquino una carta donde señaló que los jubilados “no pueden esperar” más para lograr respuestas a sus conflictos para malas liquidaciones de haberes previsionales.“El Estado los estafó y decidió demorar las soluciones para lograr que las cuentas la cerraran a favor”.

Macri dijo que enviará al Congreso nacional un proyecto “ que plantea soluciones para cada uno de los casos, para saldar esta deuda histórica que se viene arrastrando desde hace 50 años”, y agregó: “El proyecto incluye la actualización de los haberes jubilatorios en alrededor de un 40% para todos aquellos que no están cobrando lo que les corresponde, hayan iniciado juicio al Estado o no”.

Luego explicó: “Para saldar esta gran deuda vamos a utilizar el dinero que va a ingresar del impuesto que van a pagar los que más tienen y que en estos años evadieron los impuestos, y del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses”, en referencia al blanqueo dispuesto por el gobierno nacional. 

***
La mirada provincial


La situación plantea al menos dos puntos de conflicto con las provincias. Por un lado, si esos fondos serán coparticipables y, segundo, la ya conocida situación de las provincias que no transfirieron sus cajas de jubilaciones al sistema nacional (como Entre Ríos) y sin embargo aportan el 15% de la coparticipación para su sostenimiento. 

Bordet ayer explicó su posición frente a los anuncios para los jubilados. “Todo lo que sea una mejora, todo lo que signifique inyectar fondos para que el consumo se reactive y sobre todo en el sector pasivo, lo vemos como algo muy bueno. Pero tenemos que ver también lo referido al financiamiento y a los recursos. No tenemos claro todavía los alcances del blanqueo. No sabemos, al menos de la información que tenemos, si no sería coparticipable en alguna parte”, explicó. 

El mandatario negó que exista un acuerdo con otros gobernadores para reclamar que los impuestos de los fondos que ingresen al blanqueo se coparticipen. “Mi preocupación es que, en lo que se recaude por impuesto que naturalmente son coparticipables, debería en ese mismo sentido volcar hacia la provincia también”. 

Si bien el gobernador fue optimista respecto del resultado del blanqueo de capitales, no se atrevió a asegurar que se llegará al monto estimado por el Gobierno, que es de unos 20.000 millones de dólares. “Creo que ese monto es  alcanzable, pero también hay que tener en cuenta una cosa. Cuando el gobierno anterior de Cristina Kirchner lanzó el blanqueo que tuvo muchísimas críticas, en ese momento, de los mismos que hoy lo impulsan se esperaba un repatriaje, un importante flujo de capitales que no se produjo. Creo que hoy, dadas otras condiciones, probablemente se puedan alcanzar las metas que el Gobierno se propone”, indicó. 

El otro aspecto es que mientras el Gobierno de Macri plantea saldar la deuda con los jubilados nacionales, no se avanzó respecto de la situación de las provincias que no transfirieron sus sistemas previsionales a la Nación y hace al menos ocho años que no reciben  la compensación por el déficit comprometida por la Nación.

Comentarios