La Provincia
Miércoles 14 de Enero de 2015

El sector hortícola registró pérdidas en más de un 70%

El agua caída este mes perjudicó los cultivos del sector, sobre todo de las verduras de hoja

Debido a las persistentes lluvias que se registraron en lo que va del mes, se estima que en el cordón hortícola de la zona de Paraná las pérdidas oscilan el 70% de la producción, e incluso hay quienes aseguran que se supera esta cifra.


Mario Bevilacqua, presidente de la Asociación de Horticultores de Entre Ríos, manifestó su preocupación y afirmó: “La lluvia sigue y nos estamos quedando sin producción. Dependemos en un 100% del clima y este mes nos perjudicó tanta agua”.


Por su parte, Daniel Brandolín, quien se dedica a esta actividad en la capital entrerriana, comentó a UNO: “La situación es bastante complicada con la lluvia. Tanta agua termina pudriendo lo que tenemos plantado y aparte se lava lo que sembramos ya para el otoño”.


Bandolín afirmó que en otras provincias sus pares también están afectados por las lluvias y esto podría condicionar el abastecimiento: “Estuve con productores de Santa Fe y están en la misma situación. Ya se nota en el mercado que hay menos oferta de lechuga y acelga. También se ve menos tomate de campo, berenjena, y el zapallito que hay ya no es de la misma calidad”.


“Otro de los cultivos que se vio dañado es la rúcula, que es delicada ante los cambios de clima”, dijo, y agregó: “Hay cosas que crecen más rápido y se pueden recuperar, pero eso también va a depender del clima de los próximos días y de cómo se comporte la humedad, ya que después proliferar hongos y otras plagas. En otros casos, se pierde la producción y no queda más que volver a sembrar”.


Frente a la escasez de productos regionales se tiende a traer mercadería de otras provincias y el flete generalmente encarece los costos.


Habrá que esperar el comportamiento de los precios en los próximos días ya que, de mantenerse una menor oferta, podrían encarecerse los productos afectados por las inclemencias del tiempo. Por ahora se pueden encontrar verduras de estación a valores razonables recorriendo distintos comercios del rubro en la capital provincial.

 

 


Si sigue lloviendo, el campo podría sufrir consecuencias

 


Según los registros de la Bolsa de Valores, en Paraná llovió 208,2 milímetros en los últimos siete días y en las últimas 24 horas cayeron 46,6 milímetros.


Sin embargo, más allá de los valores  en distintas localidades, los inconvenientes se generaron porque llovió mucho en poco tiempo y por la intensidad de los vientos.


En una provincia que sustenta parte de su economía en el sector agrícola, en términos generales hasta el momento la lluvia afectó positivamente los cultivos en la región, aunque condicionó en algunos lugares la cosecha de la soja de segunda, que es la que se siembre luego del trigo.


El productor Alfredo Bel comentó a UNO que “siempre es mejor un período lluvioso a una sequía”. Sin embargo, aclaró que si las precipitaciones se dan por muchos días, también puede resultar adverso, ya que además de las pérdidas por la cantidad de agua, proliferan enfermedades y hongos debido a la humedad, y si bien existen fungicidas, no se obtiene la misma calidad. “El año pasado fue uno de los más lluviosos en los registros y en ese sentido se empiezan a generar problemas de todo tipo”, afirmó.


En la provincia la soja de primera ya se cosechó con buenos rindes. Bel comentó: “El maíz es el que cultivo sobre el que vamos a tener un buen resultado. En cuanto al arroz el problema es la falta de sol”.


Por otra parte aclaró que las que se ven afectadas por el estado de los caminos son las producciones intensivas, como la apicultura y el tambo entre otras.

 

 

Comentarios