Ovacion
Sábado 16 de Enero de 2016

“El secreto, tener ganas y hambre de gloria”

Ezequiel Garré se sumó a Patronato en el mejor momento de su carrera. El Mago quiere seguir creciendo con el Santo.


Matías Larraule/Ovación
mlarraule@uno.com.ar


En pocas horas la dirigencia de Patronato resolvió un problema que se originó a mediados de esta semana. El miércoles Diego Martínez comunicó su decisión de dar por finalizado su ciclo en el Rojinegro. Su reemplazante no demoró en llegar. La vacante fue ocupada por Ezequiel Garré. El ex-Argentinos Juniors es un jugador que viene de mostrar buenos pergaminos en Primera División, que viene de dejar una huella en su anterior club y que promete comprometerse con la causa Santa. 
El Mago, como apodan al hijo del exdefensor de Ferro y del seleccionado argentino campeón en México 1986, arribó ayer a la capital entrerriana. Se dirigió a la sede de la entidad de barrio Villa Sarmiento, donde rubricó su contrato. Posteriormente se sometió a la revisión médica para luego sumarse a sus nuevos compañeros. 
“Veo un grupo con muchas ganas, muy unidos. A pesar de que hemos venido nuevos jugadores hay una base que viene haciendo las cosas muy bien en este club. Sin dudas voy a tener que adaptarme y conocerlos lo más rápido posible para poder darle al menos lo mismo que estuvieron dando ellos en estos seis meses últimos”, apuntó Garré, en el inicio de su charla con Ovación. 
—¿Llegás en el momento de mayor madurez de tu carrera?
—No sé. Quizás en un buen momento porque tuve la suerte de jugar durante todo un año y medio casi todos los partidos. Ahora trataré de que  lo que he aprendido y vivido en mi último club pueda usarlo para darle una mano a Patronato.
—Gozaste de un gran 2015. ¿Te brinda una luz de ventaja en la lucha por un lugar en el 11 inicial?
—Considero que arranco de atrás porque mis compañeros llevan casi 10 días de pretemporada y tengo que recuperar esos días que perdí, ponerme a la par de los chicos. Después el entrenador decidirá qué es lo que es mejor para el equipo.
—¿Cuándo pensás que vas a estar a la par de tus compañeros desde el aspecto físico?
—Va a depender de lo que hablemos con el preparador físico y él crea lo que es conveniente. No quise perderme el entrenamiento de hoy (por ayer) porque tenía la posibilidad de hacer los trabajos con el médico primero, pero preferí ir a entrenar y no perder más tiempo. Espero cuanto antes ponerme bien en lo físico y estar a punto. Después el técnico decidirá qué es lo mejor. Vengo con la mayor humildad a dar una mano desde el lugar que me toque. Siempre quiero jugar y estar dentro del campo de juego, pero si el técnico considera que lo mejor es que juegue otro compañero apoyaré. Lo importante es que Patronato pueda mantener la categoría.
—Te integrás a un plantel que quiere seguir creciendo, que cuenta con mucho hambre de gloria.  
—Ese es el gran secreto: tener hambre. No importa si tenés 35 o 20 años, si tenés muchos partidos o pocos. Lo importante es tener ganas y hambre para seguir consiguiendo cosas. Por lo que vi desde afuera la mayoría de los muchachos que está en el plantel vienen consiguiendo cosas importantes en este club por lo menos desde hace cinco, seis años. Significa que, más allá de los años, no se van conformando y siempre tratan de dar un plus. Va a depender de nosotros, de los que llegamos y poder entenderlos rápidamente. Mientras más rápido pueda estar a la altura de ellos voy a tener mayores posibilidades de poder colaborar.

Comentarios