Hoy por Hoy
Jueves 06 de Octubre de 2016

El sacrificio da sus frutos

Aranzazú Osdoro Ulrich está atravesando un excelente momento en su carrera deportiva y vale la pena resaltarlo. Después de tanto sacrificio a la paranaense le llegó el merecido momento de disfrutar. Y a la hora de hacerlo lo hará, exclusivamente, con su familia y amigos, porque ellos fueron los que le brindaron el apoyo suficiente (económico y anímico) para que la jugadora de padel esté en este presente.

Como le pasa a Osoro Ulrich, hay otros tantos casos en la provincia. Muchos deportistas, y sobre todo si lo hacen individualmente, carecen del espaldarazo de los gobiernos de turno para crecer en lo que hacen. O buscan el apoyo familiar, o sus propios sponsors o se quedan, lamentablemente, en el camino.

De todos modos esta clase de deportistas, como Aranza, tienen la actitud, la constancia y las condiciones para remar contra la corriente y llegar a sus objetivos.

Y este es el caso de la entrerriana que brilló en varios torneos este año y que para rematarla será parte de la Selección Argentina que disputará el Mundial de Portugal el mes que viene después de haber competido en el primer nivel en España.

En este 2016 la paranaense acumuló el APP Fabrice Pastor Cup, APP Buenos Aires (2° Puesto), APP Buenos Aires (2° Puesto), APP Buneos Aires (1° Puesto), APP Chaco (2° Puesto), APP Buenos Aires (2° Puesto), APP Buenos Aires (2° Puesto) y en España WPT La Nucia (16° de fianl), WPT Monte Carlo (16°) y WPT Sevilla (Previa).

"Comencé a competir en Mayores cuando tenía 14 años, combinaba los torneos de Menores con los de Mayores. Desde ahí en adelante me di cuenta que el padel era lo que quería hacer y decidí entrenarme como una jugadora profesional, y desde ahí hasta hoy con 20 años no he dejado de hacerlo. Hoy tengo la oportunidad de competir por algunos torneos en España que es lo que siempre soñé y creo que con esto afirmo en que quiero que el padel sea mi profesión y poder competir todo el año en el circuito World Padel Tour", le dijo en algún momento la paranaense a Ovación dejando en claro que lo suyo es el sacrificio y la pasión.

Hoy lo logros llegaron, pero no el apoyo de quienes deberían respaldar seriamente a esta clase de exponentes, que no solo persiguen su propia meta, sino que dejan bien en alto el nombre de una provincia defendiendo los colores celeste y blanco.

Parece una frase repetida, pero el sacrificio hoy está dando sus frutos. Mañana será tiempo de la foto con los políticos de turno, cuando la obra seguramente ya esté casi terminada.

Comentarios