Tiempo sindical
Viernes 29 de Julio de 2016

El sábado 30 de julio reabre el sanatorio Agos

Realizan trabajos de pintura, reparación de camas, muebles, lavandería y limpieza. El sábado 30 habrá una misa y un acto central con la presencia de autoridades. El 1º de agosto, finalmente el sanatorio volverá a atender a los pacientes.
Padre Jeannot Sueyro es una cooperativa que surge como respuesta a la crisis que sufrió el Sanatorio Asociación Gualeguaychú de Obras Sociales (AGOS). La cooperativa, que cuenta con 38 trabajadores, recibió la certificación provisoria que les permite comenzar a trabajar en el Sanatorio, el 30 de julio del corriente año.
Al respecto Omar Duerto, secretario general de ATSA Entre Ríos, manifestó: "Desde el gremio hemos acompañado a los trabajadores desde un primer momento, en principio tratando de paliar la situación crítica que venían padeciendo los trabajadores. Hoy celebramos con esperanza esta oportunidad, que permite conservar la fuente de trabajo, en un proyecto que tiene que ver con su futuro y el de la sociedad".
"Ya estamos en la etapa importante de lo que sería nuestra cooperativa, esto es un avance muy grande para nosotros, ya que consideramos que la salud es indispensable para todos. Es necesario para la ciudad de Gualeguaychú contar con el sanatorio, así que nos pone realmente felices poder volver hoy con nuestro certificado provisorio", indicó el presidente de la cooperativa Padre Jeannot Sueyro, Telmo Alfredo Martínez.
Tras el cierre y la intervención en febrero de este año, fueron los propios trabajadores los que presentaron una propuesta para sacar adelante al nosocomio.
Telmo Martínez es el presidente de la cooperativa que bautizaron bajo el nombre de Luis Jeannot Sueyro, en memoria del adorado Cura Gaucho. Día a día trabajan duramente para reabrir las puertas del sanatorio Agos. En diálogo con El Día, contó que se encuentran trabajando todos juntos en la pintura y la limpieza para tener todo listo.

Los detalles de la reapertura
El sábado 30 a las 16 se realizará una misa en la puerta del sanatorio y a las 18 se llevará a cabo un acto en el salón de la escuela Rocamora. En cuanto al trabajo que llevan adelante en el edificio, Telmo Martínez contó que "las instalaciones estaban muy deterioradas porque el sanatorio tenía muy poco mantenimiento; por eso tratamos de dejar todo en condiciones, no solo en la parte edilicia, sino también en la parte de aparatología".
"Somos los dueños", dijo con gran alegría Telmo, y agregó: "Sentimos una gran responsabilidad y un gran desafío. Desde 2008 que veníamos con problemas y en los últimos meses se agravó. A partir de ahora vamos a trabajar con mucha responsabilidad porque esto es nuestro y lo tenemos que cuidar".

Importante impulso
El presidente de la cooperativa de trabajo reconoció: "La Municipalidad ha estado siempre presente. Sin su ayuda hubiese sido imposible. Nos van a dar el préstamo, que sin eso no hubiéramos podido hacer nada".
Además, Martínez explicó que recibirán un anticipo de 1.500.000 pesos para el primer mes: "Lo vamos a destinar a comprar insumos de farmacia y para pagar algunas cosas que hemos comprado fiado porque no teníamos nada de dinero".
"La segunda parte del préstamo es de otros 1.500.000 pesos, es decir, serían 3 millones de pesos que luego vamos a ir devolviendo. Esta segunda parte la necesitamos porque todo lo que trabajemos el primer mes lo vamos a cobrar en octubre o noviembre, porque todas las obras sociales pagan a 60 o 90 días", indicó el referente de los trabajadores.
La contadora del sanatorio será Daniela Corfield y también estará como veedor el interventor Juan Carlos Paludi , quien anunció que el sanatorio reiniciará su trabajo con unos 40 trabajadores que integrarán la Cooperativa Padre Jeannot Sueyro. "El sábado 30 haremos la reapertura del sanatorio, por lo que estamos avanzando con las obras en curso a pasos agigantados para completar todo lo inherente a la infraestructura, equipamiento y contratación de profesionales y además cerrando algunas unidades de negocio nuevas que seguramente en una semana estaremos en condiciones de hacerlas públicas", dijo Paludi. El interventor designado por la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación expresó: "Con la reapertura del Agos iniciarán su actividad los 45 cooperativistas que mayormente eran empleados de la clínica hasta el momento en que esta cerró, meses atrás. Reabriremos con 30 habitaciones de internación más seis camas de Terapia Intensiva y lógicamente con los mismos servicios que se venían prestando antes del cierre".
Asimismo, Paludi reconoció: "El punto más débil que tengo desde que fui designado para hacerme cargo de la situación del Agos es que los antiguos trabajadores puedan cobrar el dinero que se les adeuda por parte de los anteriores administradores de la clínica. Si bien continuamos haciendo gestiones ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia, todavía no hemos logrado solucionar este problema, si bien no es una cuestión que dependa de uno".

Comentarios