La Provincia
Martes 29 de Diciembre de 2015

El río creció 11 centímetros en Paraná y afecta a Puerto Sánchez

En el tradicional barrio paranaense de la costa el río está superando el nivel de los desagües de las casas y empieza a salir agua de los inodoros.

En la segunda reunión del Comité de Crisis Hídrica, encabezada por el intendente de Paraná Sergio Varisco, se evaluó la situación coordinada que se está implementando entre áreas comunales y fuerzas armadas y seguridad. Se determinó acciones más urgentes sobre Puerto Sánchez ante la crecida en 11 centímetros del río en el puerto local. 
En la reunión realizada por la mañana quedó conformado el Centro de Operaciones de Emergencia, con una integración más reducida al Comité de Crisis Hídrica que encabeza el intendente Sergio Varisco. Se aceleró en la toma de medidas de urgencia ante la crecida del río Paraná en 11 centímetros más en las últimas 24 horas. Esta contingencia afectó en principio la zona de Puerto Sánchez.
En el encuentro del intendente Varisco con integrantes del Comité de Crisis creado el lunes y que tiene sede en la Casa de la Costa en el Puerto Nuevo, se interiorizó de las novedades en cuanto a la crisis hídrica y ahora pluvial, ante las lluvias que se desataron desde la mañana no solo en Paraná, sino además en otras zonas más críticas de la provincia aguas arriba, como La Paz y que también se desataron en la costa del Uruguay afectando nuevamente a Concordia, la ciudad más crítica en la provincia en cuanto a la inundación.
Varisco informó que se “realizó una revisión del tema logística con la que contamos y en este momento reforzar lo que viene haciéndose en Puerto Sánchez, porque de ayer a hoy el río creció 11 centímetros según información de Prefectura. Aún no hemos llegado al pico de la creciente y por eso vamos a intensificar nuestra tarea en los barrios afectados que son la Toma Nueva, Toma Vieja, Arenales, Bajada Grande y Puerto Sánchez”.
Varisco consideró que no se esperaba un crecimiento de tal magnitud en tan poco tiempo y esto intensifica las acciones a implementar en conjunto con las áreas municipales de Desarrollo Social, Defensa Civil y Salud, coordinadas con las fuerzas armadas y de seguridad.
“Ante las amenazas de lluvia vamos a reforzar las tareas que venimos realizando. Desde este Comité de Crisis vamos a estar recibiendo información constante de la situación para actuar en consecuencia y aunando logística porque los organismos integrantes pueden aportar camiones, otros bolsas de arena para  hacer los terraplenes, intervenir en el tema de los alimentos y quedamos a cubierto de toda la emergencia que pueda suceder”.  
Durante la reunión con representantes de Ejército, Segunda Brigada Aérea, Prefectura, Policía y Cruz Roja y representantes del gobierno provincial, Roberto Sabbioni alertó que urgía tomar decisiones y acciones sobre Puerto Sánchez que en estos momentos es la zona más afectada. En ese sentido solicitó que se necesitaban bolsas con arena, bombas extractoras de agua chicas y grandes, camiones, lanchas y camiones atmosféricos.   
“En Puerto Sánchez el río está superando el nivel de los desagües de las casas y empieza a salir agua de los inodoros”, graficó. También argumentó que muchas de esas situaciones escapan a la responsabilidad del municipio ya que son construcciones levantadas en lugares no apropiados. Sabbioni alertó que en Bajada Grande está funcionando una bomba extractora en la laguna, pero en las casas de alrededores ya está entrando el agua.  
El representante de Prefectura alertó que “durante estos próximos cinco días vamos a tener lluvias y el pico aún no llegó y puede agravarse la situación”.
Los números para comunicarse ante reclamos de emergencia hídrica y pluvial son el 1013, 107, 911 o 147. 
Alertas de Prefectura
La Prefectura Paraná alertó que por la creciente del río, la aguas arrastran gran cantidad de raigones, camalotes y otros elementos, por lo que se recomienda expresamente no realizar navegación nocturna alguna y en horas diurnas navegar con la máxima precaución, para evitar daños a embarcaciones o accidentes personales.
Por otra parte advierte que las embarcaciones a motor que naveguen cerca de la costa, deberán hacerlo a una distancia mayor a 250 metros y a velocidad reducida con el objeto de evitar fuerte oleaje y el desborde costero, con el consiguiente peligro para los pobladores residentes en las riberas de los barrios Toma Vieja, Toma Nueva, Los Arenales, Puerto Sânchez, Puerto Viejo y Bajada Grande. 

Comentarios