Policiales
Viernes 03 de Julio de 2015

El remisero baleado en un asalto está muy grave y pelea por su vida

David Farina, de 32 años, sufrió el violento asalto ayer a la mañana en el barrio Lomas del Mirador. Está en Terapia Intensiva, tiene comprometido un pulmón y perdió un riñón. Lo relacionan con otros dos robos en la zona, de antes y después

El último parte médico de anoche provocó el desánimo y la angustia entre los familiares de David Farina: los médicos de Terapia Intensiva del hospital San Martín les informaron que el estado del remisero de 32 años, baleado en un asalto ayer por la mañana, es muy grave, y que minuto a minuto pelean por salvar su vida. Momentos antes en la cirugía advirtieron que tiene un pulmón muy comprometido y que debieron sacarle un riñón afectado por el proyectil.

Según se informó a UNO, alrededor de las 9 Farina subió a dos pasajeros en el barrio Paraná XVI que habían solicitado el móvil por teléfono. Se trataba de una mujer joven, que le indicó como destino la zona de Gobernador Crespo y Churruarín. No sospechó nada raro durante el viaje, hasta que cuando lo hicieron detener la marcha, sobre Crespo entre los barrios Lomas del Mirador II e Hijos de María, un hombre lo abordó con un arma y le apuntó. Le ordenó que le diera el dinero de la recaudación, a lo que David obedeció pero alcanzó a guardar la billetera y el celular. Mientras se iba, el delincuente disparó varios tiros, uno de los cuales impactó en la espalda de la víctima. El remisero aceleró hacia avenida Almafuerte, a las tres cuadras se descompensó y estrelló el auto Chevrolet Classic contra un poste de luz, en calle Celia Torrá y Francia.

Unos vecinos que observaron el hecho y les llamó la atención, pensando que se trataba de un accidente, se acercaron a auxiliarlo y David les dijo con el aliento que le quedaba, que lo habían asaltado y baleado en la espalda. Tuvieron que llamar varias veces al 911 para que llegara una ambulancia, ya que notaron una demora apremiante de acuerdo a la gravedad de la situación.

Finalmente una unidad de emergencia lo trasladó al hospital San Martín, donde hasta anoche estaba internado en grave estado. El balazo le ingresó por un omóplato y el proyectil recorrió el cuerpo hasta quedar alojado en la zona abdominal. 

El personal de Criminalística trabajó en el lugar del hecho, levantó rastros en el vehículo y vainas servidas de proyectiles calibre 22. Los efectivos de la comisaría 12ª y la Jefatura Departamental Paraná intervinieron y comenzaron a investigar bajo las directivas del fiscal en turno Álvaro Piérola, y luego se dio intervención al personal de la Dirección Investigaciones de la Policía de Entre Ríos.

Vinculan tres asaltos

Aún no hay detenidos, aunque la pesquisa iría por buen camino, principalmente al relacionar el ataque a Farina con otros dos hechos ocurridos antes y después en la misma zona, uno de ellos con la misma modalidad.

A las 2, un taxista de la empresa Radio Taxi Artigas subió a una pasajera en calle Garrigó, que le pidió que la llevara a calle Gobernador Crespo y 8 de Octubre, el ingreso del barrio Hijos de María. Cuando llegaron, la mujer se bajó y le dijo que esperara que iba a buscar la plata para pagarle el viaje. En ese momento aparecen dos sujetos armados con una pistola, posiblemente calibre 22, le robaron 650 pesos y efectuaron un disparo que dio en la puerta del Fiat Uno.

A las 9 sucedió el asalto que dejó a Farina entre la vida y la muerte. Minutos después, en el barrio La Milagrosa (cerca del lugar), un delincuente asaltó a un albañil, le robó las herramientas de trabajo y le disparó: el balazo le atravesó la axila, y la víctima sufrió una lesión que no reviste gravedad. Aunque faltan pruebas objetivas y testimonios que lo ratifiquen, se sospecha que los tres hechos habrían sido cometidos por la misma persona. O al menos por un grupo vinculado a la peligrosa banda del barrio Municipal, quienes además de estar arruinados por el consumo de drogas, se dedican a la comercialización de estupefacientes, y también estarían relacionados a una secta de la religión umbanda del barrio La Milagrosa.

Los investigadores contarían con un testimonio clave que permitiría importantes avances para identificar al posible autor del ataque al remisero. El trabajo pericial de la Dirección Criminalística también será fundamental, como por ejemplo el cotejo de las vainas secuestradas en el auto conducido por Farina con el del balazo al taxi. El proyectil que impactó en el albañil todavía no fue encontrado, ya que ingresó por un lado y salió por otro.

Según se informó a UNO, las balas que impactaron en Farina y su auto fueron disparadas con un arma que fue utilizada en un hecho de sangre en el barrio Municipal.

Con estos elementos y otros nuevos que irán surgiendo, se esperan para hoy medidas que permitan ubicar a los delincuentes. Mientras, todos rezan por la mejora de la salud del remisero.

Al volante desde hace un mes

Anoche había lágrimas y abrazos desconsolados de los familiares de Farina al ser anoticiados sobre el grave estado de salud del muchacho de 32 años. Un allegado contó a UNO que David comenzó a conducir el remís hace alrededor de un mes. A los investigadores les llamó la atención que el vehículo no estuviera habilitado para trabajar como auto de alquiler, ya que además no tiene el ploteo identificatorio de la empresa. Solo cuenta con la radio para comunicarse con la central.

Según se informó, un amigo de Farina es el dueño del Chevrolet Classic y comenzó a tramitar la habilitación para usarlo como remís. Mientras tanto se lo dio para que comenzara a trabajar igual.

 

Comentarios