Ovacion
Jueves 25 de Febrero de 2016

El paranaense Sebastián Uranga es el nuevo director deportivo de la CABB

Ante la necesidad impostergable del bahiense de volver a radicarse en Bahía Blanca por cuestiones familiares, la Confederación Argentina de Básquet ha decidido que su reemplazante sea el ex pivote. Espil continuará ligado a la entidad como Consejero Deportivo Ad Honorem. 

La Confederación Argentina de Básquet anuncia un cambio importante en su staff: Sebastián Uranga reemplazará a Juan Espil en el cargo de Director Deportivo.
La decisión se tomó a partir de la necesidad del ex escolta por volver a residir en Bahía Blanca por cuestiones familiares impostergables y obligó a un cambio de piezas obligatorio, aunque totalmente consensuado. Es más, Espil seguirá siendo parte de CABB en el rol de Consejero Deportivo Ad Honorem y fue el principal colaborador de Uranga en la transición laboral.
Por su parte, el Presidente Susbielles, resaltó el compromiso del ex Bahía Basket, por haber puesto la cara en el peor momento histórico de la entidad madre. “Juan no dudó en sumarse y poner el hombro en el momento más difícil del basquetbol argentino.
Trabajó con compromiso y humildad, cumplió con creces los objetivos planteados y con su visión contribuyó a sentar las bases de la planificación deportiva futura de la Confederación, por eso para nosotros es muy importante que continúe ligado al equipo de trabajo de la CABB”, expresó. Y se explayó, acerca de su reemplazante: “Tiene el perfil y la capacidad necesaria para liderar el proceso que comienza, donde la programación a  largo plazo y el desarrollo serán los ejes de la gestión deportiva. Estoy convencido que hará un gran trabajo, como lo hizo hasta aquí con nosotros”.
Uranga dejará entonces su rol como Director del Plan Altura y entrenador de la Selección U16, aunque seguirá ligado de manera activa (y decisiva) al apartado de las formativas. De hecho, será uno de los responsables de designar todos los cuerpos técnicos de las selecciones menores en el corto plazo. “Para mí es un desafío, porque soy un apasionado y tengo mil cosas en la cabeza para que continuemos creciendo.
Pero a la vez, cuando me comentó Susbielles de la situación se me planteó una ambigüedad: Juan Espil es mi amigo. Deseo que le vaya bien. Siempre. Lo quiero de verdad”, sostuvo. Y concluyó: “Tenemos grandes objetivos por delante en la Confederación. Lo importante es ser constantes en el trabajo diario y cumplir con las pautas que establezcamos. Es nuestra apuesta y nuestro compromiso”.

Comentarios