Pais
Domingo 12 de Junio de 2016

El Papa rechazó una donación del gobierno de Macri a Scholas

En lo que se interpretó como un nuevo gesto de dureza del pontífice al Presidente, ordenó a los directivos de la ONG que más apoya que rechacen el aporte. Medios del Vaticano señalan que resultó ofensivo el aporte oficial de 1 millón de dólares

Una nueva situación de tensión se generó entre el presidente, Mauricio Macri, y el papa Francisco a raíz del rechazo del pontífice de una donación que Mauricio Macri había ordenado realizar para la ONG Scholas Occurrentes que apoya el papa Francisco.

“El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo”, fue el argumento del santo padre.
Scholas Ocurrentes  - una organización que trabaja para combatir la exclusión a través de la educación, el deporte y el arte-es una de las ONG  más apoyadas por Francisco. Según publicó el diario La Nación, Francisco, ni bien se enteró de que el Gobierno había decidido donarle esa importante suma de dinero a Scholas, les escribió a los directores mundiales de la fundación, José María Del Corral y Enrique Palmeyro, una carta para pedirles que restituyan inmediatamente ese fondo.

 “El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo”, fue el motivo principal del tajante pedido de Jorge Bergoglio, que en la misiva también recordó que cuando la obra es buena “Dios siempre provee a través de la Divina Providencia”.

Posteriormente, los directores de Scholas le enviaron una carta al jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la que le pidieron suspender el aporte económico. “Teniendo en cuenta que hay quienes pretenden desvirtuar este gesto institucional  realizado en el marco de la Ley Nº 26.985, con el fin de generar confusión y división entre los argentinos y de acuerdo a los comentarios telefónicamente compartidos, convenimos en suspender el aporte económico no reintegrable de  16.666.000 pesos, destinado a sufragar los gastos de personal, infraestructura y equipamiento de la sede central de nuestro país”, escribieron Palmeyro y Del Corral.
“Procuraremos obtener este necesario aporte en lo inmediato a través de los organismos multilaterales de crédito y de la ayuda de privados”, agregaron, pidiéndole a Peña que transmita su agradecimiento a Macri.

Palmeyro y Del Corral conocen a Bergoglio desde que era arzobispo de Buenos Aires, cuando trabajaron juntos en la red de escuelas de vecinos, que luego se transformó en Scholas, una red que une a más de 190 países del mundo.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, en otra carta, les respondió. “Sin perjuicio de tomar nota de la suspensión planteada, ratificamos el compromiso de nuestro Gobierno de acompañar a la Fundación en la importante tarea de impulsar y defender los valores de la paz, la inclusión y el encuentro de los jóvenes de todo el mundo”, indicó.

Las primeras noticias
La situación comenzó a conocerse en la Argentina el lunes, cuando  el diario Vatican Insider publicó un extenso artículo firmado por Andrés Beltramo Álvarez fechado en Ciudad del Vaticano titulado “Una donación imprevista y la perplejidad del Papa”, indicando  que la donación se sintió casi como una falta de respeto. “El que piensa que por darle plata, máxime fondos públicos, a una fundación, escuela, ONG, cooperativa o movimiento popular por el solo hecho de estar directa o indirectamente vinculada al Papa está haciendo un ‘gesto a Francisco’ es realmente un pelotudo, además de un corrupto y un prevaricador”, advirtió por su parte Juan Grabois, según publicó también  Vatican Insider, que depende de La Stampa.

Juan Grabois -hijo del mítico dirigente peronista Roberto Pajarito Grabois- es dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, hombre cercano al sumo pontífice con quien organizó dos encuentros mundiales de Movimientos Populares, en el Vaticano, en octubre de 2014, y en Santa Cruz de la Sierra, en julio de 2015.

El Vatican Insider también reproduce las declaraciones del diputado Gustavo Vera realizadas a la prensa argentina en las que advirtió: “Francisco quiere una Iglesia pobre para pobres. Yo creo que Scholas está haciendo un muy buen trabajo, tratando de ligar la educación con el deporte y con la cultura. Pero Francisco no está al tanto de lo que  ocurre con los convenios que firma. Nunca se habló de 1 millón de dólares”.

“El Papa se quedó con la idea de que los recursos servirían para remozar una escuela o algunas instalaciones. Pero un día después se enteró por la prensa de que el monto era cercano al millón de dólares. Exactamente 16.666.000 pesos argentinos. Cantidad juzgada como del todo excesiva en tiempos en que su país afronta una delicada situación económica”, resaltó Vatican Insider.

Comentarios