Mundo
Sábado 24 de Enero de 2015

El Papa pidió evitar los "estereotipos y prejuicios" contra el Islam

Francisco señaló que se han dado pasos en el diálogo interreligioso con el Islam, pese a que aún existen "algunas incomprensiones y dificultades".

El Papa Francisco ha pedido “evitar estereotipos y prejuicios” con respecto al Islam. Es la propuesta que ha hecho este sábado ante los miembros del PISAI, el Pontificio Consejo para Estudios Árabes e Islámicos, que cumple 50 años de vida en Roma. Se trata de un organismo que trabaja para entablar un diálogo interreligioso e intercultural entre cristianos y musulmanes.

En ese diálogo precisamente se ha centrado el discurso del Papa ante la delegación compuesta por destacados representantes de ambas religiones. Ha explicado que “el diálogo islámico-cristiano, en particular, requiere paciencia y humildad” porque “las aproximaciones y las improvisaciones pueden ser contraproducentes”. Aunque reconoce que existen “algunas incomprensiones y dificultades”, para el Santo Padre se han dado pasos en el diálogo interreligioso con el Islam.

Estos logros son obra de la “escucha”; no sólo una “condición necesaria” para un diálogo recíproco, sino “un deber pedagógico”, añadió. “La cultura y la educación no son secundarias en este acercamiento”, ya que en la relación con el mundo musulmán “el antídoto más eficaz contra cualquier tipo de violencia es la educación en el descubrimiento y en la aceptación de la diferencia como riqueza y fecundidad”, sentenció.

Educación y encuentro son los dos pilares que propone el Papa para construir puentes. De acuerdo con esta terminología nueva que el Papa Francisco ha acuñado, la “cultura del encuentro” es otra de las claves en la relación con el Islam: “el encuentro” es el punto de partida del diálogo porque es el que genera “la conciencia del otro”.
Instituto de prestigio

El PISAI nació en Túnez, en 1926, de la mano de los Padres Blancos (Sociedad de los Misioneros de África), con el fin de formar a los misioneros para vivir en un ambiente de mayoría musulmana. Desde 1964 su sede está en Roma y es un Instituto Pontificio que se dedica específicamente al estudio del Islam. Es ciertamente desconocido pero se trata de una institución de prestigio en el mundo islámico por la seriedad y el rigor con el que profundizan en el estudio académico de esta religión.

Por eso, el Papa ha elogiado el trabajo que desarrollan bajo la premisa de no “limitarse a aceptar los argumentos superficiales, que dan lugar a estereotipos y prejuicios”. Un trabajo académico que “nos aproxima al otro sin levantar el polvo que nubla la vista” y que “es capaz de no perder la brújula del respeto mutuo y de la estima recíproca”, reconoció Francisco.

Sin embargo, el Papa ha dejado claro que este diálogo no debe apoyarse en una actitud acomodaticia o complaciente consistente en decir “sí a todo para evitar problemas”. Es una idea que el Papa ha repetido en algunas ocasiones al referirse al diálogo ecuménico e interreligioso. Lo explicó hace unos días en Sri Lanka, cuando insistió ante los líderes religiosos de este país de abrumadora minoría cristiana que el diálogo es sincero “si somos honestos en la presentación de nuestras convicciones”.

Este sábado ha recordado que diálogo debe partir de “la firme identidad” de los que dialogan para que sea posible “la conciencia recíproca”. Lo contrario para el Papa sería “una forma de engañar a los demás” que acabaría dando lugar a un “totalitarismo sin valores”.

Fuente: ABC.es
 

Comentarios