Mundo
Miércoles 27 de Enero de 2016

El Papa le pidió al presidente de Irán detener al terrorismo

Francisco se reunió con Rohani, en un histórico encuentro que tuvo como punto clave la situación conflictiva de Medio Oriente. Durante 40 minutos hablaron en privado y al finalizar el mandatario persa le agradeció al sumo pontífice

El papa Francisco recibió ayer al presidente iraní, Hasan Rohani, en una histórica reunión en la que discutieron los conflictos que arrecian en Medio Oriente y el rol de Teherán en su resolución, 17 años después de la última visita de un líder iraní al Vaticano y en medio de un deshielo entre Irán y Occidente. 

“Le agradezco tanto por su visita, y espero por la paz”, le dijo el sumo pontífice a Rohani ante las cámaras luego de un encuentro a puertas cerradas de 40 minutos que ambos mantuvieron en la biblioteca privada del Palacio Apostólico. 

La visita llega días antes del inicio de conversaciones de paz en Ginebra para tratar de poner fin a la guerra en Siria, un conflicto que en casi seis años ya dejó más de 250.000 muertos y 11 millones de refugiados o desplazados y por cuya solución ha abogado el Papa en numerosas ocasiones. 

Las conversaciones serán las más ambiciosas y amplias hasta ahora, y de ellas participarán delegados del gobierno y la oposición siria y todos los países que intervienen en el conflicto o que tienen capacidad de influencia sobre las partes, incluyendo a Irán, un aliado de Damasco, y Arabia Saudita, rival de Teherán. Además de en Siria, Irán y Arabia Saudita también apoyan a los bandos enfrentados en Yemen, donde miles de personas han muerto desde marzo de 2015 en una campaña de bombardeos sauditas contra rebeldes chiitas respaldados políticamente por Teherán. 

Las tensiones entre Irán y Arabia Saudita se agravaron al máximo en diciembre, cuando Riad rompió relaciones con Teherán luego de que una multitud atacara la embajada saudita en la capital iraní en protesta por la ejecución de un clérigo, generando temor a una guerra entre ambos países. 

En un comunicado, el Vaticano dijo que el Papa argentino y Rohani discutieron los actuales problemas en Medio Oriente, así como la lucha contra el “terrorismo” y el tráfico de armas y la reciente entrada en vigor del acuerdo nuclear entre Irán y las principales potencias. Ambos hablaron de “aplicación del acuerdo nuclear, y se hizo hincapié en el importante papel que se espera de Irán, junto con otros países de la región, para promover soluciones políticas adecuadas a los problemas que afligen como la expansión del terrorismo y el tráfico de armas”, dijo la nota. 

Nuevas relaciones

En la reunión también “se evidenciaron los valores espirituales comunes y se hizo referencia al buen estado de las relaciones entre la santa sede y la República Islámica del Irán, a la vida de la Iglesia en el país a las acciones de la santa sede en favor la promoción de la dignidad humana y la libertad religiosa”, añadió el parte. 

En medio de lo que el nuncio apostólico en Irán, Leo Boccardi, definió como una “nueva atmósfera”, la visita de Rohani fue la primera de un presidente iraní al Vaticano desde que en 1999 el reformista Mohamed Jatami se reunió con el entonces pontífice Juan Pablo II, 

El presidente iraní llegó al Vaticano con una comitiva de 12 personas, incluido el ministro de Relaciones Exteriores, con una sola mujer, que ofició de traductora. Después de la audiencia con el Papa, Rohani le regaló al santo padre una alfombra persa hecha a mano en la ciudad santa de Qom, conocida como el “Vaticano iraní”, y un libro de pintura iraní.
 

Comentarios