Mundo
Viernes 25 de Marzo de 2016

El papa Francisco lavó y besó los pies de refugiados de diferentes religiones

Pertenecen a distintas religiones, tales como musulmanes, ortodoxos, hindúes y católicos

El papa Francisco lavó y besó los pies de refugiados musulmanes, ortodoxos, hindúes y católicos a quienes llamó hijos del mismo Dios en un gesto de bienvenida a la hermandad y en un momento en que musulmanes e inmigrantes son blancos de odio tras los ataques de Bruselas.

Francisco denunció la matanza como un “gesto de guerra” perpetrado por gente sedienta de sangre endeudada con la industria de armas, durante una misa para solicitantes de asilo en un centro de refugiados en Castelnuovo di Porto en las afueras de Roma, Italia.

El rito del Jueves Santo representa el lavado de pies que Jesús hizo a sus apóstoles antes de ser crucificado y se considera un gesto de servicio. Francisco contrastó este gesto con el “gesto de destrucción” perpetrado por los agresores de Bruselas.

“Tenemos diferentes culturas y religiones pero somos hermanos y queremos vivir en paz” dijo Francisco en la homilía que celebró de forma improvisada en el patio del centro.

Varios de los migrantes sollozaron cuando Francisco se arrodilló ante ellos, lavó sus pies con agua bendita de un jarro de latón, los secó y besó.

Francisco fue recibido con un cartel que decía “Bienvenido” en una gran variedad de idiomas mientras caminaba por un pasillo improvisado para celebrar la misa al exterior. Pero sólo una fracción de las 892 personas en busca de asilo que viven en el albergue asistieron y muchos de los asientos quedaron vacíos. Aunque al finalizar la misa Francisco saludó a cada refugiado, uno por uno, posó para tomarse fotos y recibió notas.

Comentarios