Mundo
Domingo 21 de Junio de 2015

El Papa Francisco dijo que el trato con los inmigrantes "es para echarse a llorar"

El pontífice dijo que "si la inmigración aumenta la competencia no se  puede culpar (a los migrantes) de ello, porque son víctimas de la injusticia, de la economía del rechazo y de las guerras".

El papa Francisco contempló hoy la Sábana Santa en la catedral de Turín, en el norte de Italia, en una visita que aprovechó para criticar el trato que se da a los refugiados y para arremeter una vez más contra la corrupción.

“Es para echarse a llorar al ver lo que ocurre estos días, como se trata a las personas como objetos”, lamentó el pontífice argentino. El papa rezó en silencio unos minutos ante el Santo Sudario, que supuestamente cubrió el cadáver de Cristo después de su muerte en la cruz.

Según Francisco, la Sábana Santa es el reflejo de todas las personas que sufren y son perseguidas. “La sacra Sindone”, tal como se llama en italiano a la Sábana Santa, fue expuesta por última vez en 2010. Este año, el sudario está expuesto desde mediados de abril y hasta el miércoles próximo. Los escépticos creen que el manto, en el que se ven la marca de un cuerpo y un rostro humano, es una falsificación creada en la Edad Media.

La visita del Papa a la ciudad industrial de Turín tiene como tema el trabajo. En este sentido, Francisco aseguró que si bien la inmigración hace que aumente la competencia, los migrantes no son culpables de ello, pues son víctimas de la desigualdad y las guerras. Italia es uno de los países europeos a los que más migrantes y refugiados llegan a través del Mediterráneo.

Desde hace días, muchos de ellos aguardan en Ventimiglia, en la frontera con Francia, que no les deja entrar en su territorio. Francisco llamó también “decir 'no' a la idolatría del dinero”, que  “impulsa a entrar a cualquier precio en el número de los pocos que, a pesar de la crisis, se enriquecen sin tener en cuenta a muchos que se empobrecen, a veces hasta el hambre”.

“Estamos llamados a decir 'no' a la corrupción, tan difundida que parece una actitud, un comportamiento normal. Pero no con palabras, sino con hechos. 'No' a los acuerdos mafiosos, a las estafas, a los sobornos y este tipo de cosas”, afirmó también. Durante su visita de dos días a Turín, el pontífice también se reunirá con jóvenes prisioneros, inmigrantes y personas sin techo. Para el lunes está programado un encuentro privado con parientes del papa que viven en la región del Piamonte.

Comentarios